De 'Ana Iris Simón' a 'Woke': diccionario para entender la nueva 'guerra' cultural en torno a la nostalgia

De 'Ana Iris Simón' a 'Woke': diccionario para entender la nueva 'guerra' cultural en torno a la nostalgia
4
Se lee en minutos
Natalia Araguás

ANA IRIS SIMÓN

A la autora de ‘Feria’ –una "oda salvaje" a una España que ya no existe, según la editorial Círculo de Tiza– le da envidia la vida que tenían sus padres a los 29 años: una hija de ocho y otro en camino, hipoteca, trabajo estable, coche y Thermomix, según declaró en su viral discurso del Congreso. Ella, en cambio, al rondar los 20 se largó de La Mancha para estudiar Periodismo en Madrid. Trabajó en ‘Telva’ y luego en ‘Vice’, donde publicó el artículo ‘Crecí en una familia de feriantes en la España de los 80’, germen de su libro. Tras todo esto se presentó embarazada en el Congreso y planteó lo de la envidia. Ya tiene un hijo pero, además, carrera de articulista. Hasta ha conseguido que ‘The New York Times’ vaya hasta Campo de Criptana para publicar en portada cómo un debut literario como ‘Feria’ se ha unido a la refriega política, con foto de su abuelo incluida.

Ana Iris Simón, autora de 'Feria'.

/ Archivo

CULTURA DE LA CANCELACIÓN

Boicotear a alguien, generalmente una celebridad, por un comportamiento inaceptable: retirarle el apoyo financiero, el trabajo, la presencia pública. Cuándo un comportamiento es inaceptable, el quid de la cuestión.

CORRECCIÓN POLÍTICA

La heterogeneidad del grupo que dicta qué se puede decir y qué no ha aumentado hasta límites inabarcables, y cualquier ‘boutade’ se amplifica por las redes sociales a escala mundial. Los aludidos tienen capacidad de respuesta y ganas de ejercerla. Así las cosas, la corrección política abre tres vías: intentar seguirla y rezar para no despistarse en ningún momento; abrazar el nihilismo y apechugar con los ‘trolls’; o callar y resignarse al aburrimiento.

Pedro Herrero y Jorge San Miguel.

/ Archivo

EXTREMO-CENTRO

Unos colegas "se lanzan a intentar salvar la democracia liberal en la época de la polarización", describen en su cuenta de Twitter, y crean un pódcast, luego libro. Pedro Herrero (@aparachiqui) y Jorge San Miguel (@JorgeSMiguel) han sido asesores de Ciudadanos y se declaran 'faminazis'. Creen que en temas culturales la derecha debería quejarse menos y producir más y al menos ellos predican con el ejemplo.

GENERACIÓN RENT

Generación que vive de alquiler, con suerte. La crisis de 2008 disipó su sueño de ser propietarios, el advenimiento del covid no augura tiempos mejores. Viajados y políglotas, resuelven mes a mes la ecuación de los sueldos menguantes frente a los alquileres crecientes. Tienen carreras y hasta másteres, suscripción a Netflix y muchas veces una planta llamada ‘costilla de Adán’. Todo lo demás es provisional, desde las relaciones hasta los contratos.

NEORRANCIO

Adjetivo con el que contraatacan a Ana Iris y sus simpatizantes quienes opinan que la nostalgia solo es un lujo que pueden permitirse algunos: heterosexuales, hombres, blancos y como mínimo de clase media. La periodista Begoña Gómez los ha armado de argumentos con ‘Neorrancios’, un libro coral que llama a la izquierda a no olvidar que el pasado, al menos en España, nunca fue mejor.

ROJIPARDO

Opinadores y activistas que abogan por políticas de izquierdas en lo económico mientras que se alinean con la derecha o la ultraderecha en cuestiones culturales o relativas a los derechos de las minorías, las cuestiones nacionales o lo social. Un buen ‘rojipardo’ come carne, se mofa del género no binario, duda de la utilidad de los motores híbridos y defiende la familia tradicional. ‘Roji’ por rojos y ‘pardos’ por las camisas pardas de las SA.


/ Archivo

SEXILIO

De cuando la orientación sexual empuja a migrar. El término no solo abarca a aquellas personas que para proteger su integridad abandonaron países poco o nada 'gayfriendlies', sino también a aquellos que huyeron del hostigamiento, la discriminación o la censura de sus pueblos o ciudades de origen contra todo aquel que no fuera estrictamente heterosexual para instalarse en otros lugares más acogedores.

TEORÍA CRÍTICA DE LA RAZA

Sostiene que el racismo es un fenómeno estructural y que los problemas sociales dependen más de un statu quo que de factores individuales o psicológicos. La teoría de la raza comenzó a alumbrarse en los 70, ante la evidencia en Estados Unidos de que las disparidades sociales persistían pese a décadas encaminadas a promover los derechos civiles. Según esta teoría, las jerarquías raciales no se disuelven porque las instituciones fueron creadas por y para hombres blancos y en la práctica perpetúan sus privilegios. La misma lógica puede aplicarse al feminismo u otros movimientos. 

WOKE

La cultura 'woke' (del inglés 'to be awake', estar despierto) hace un llamamiento a despertar contra las injusticias sociales. En origen, se acuñó en Estados Unidos para tomar conciencia sobre el racismo contra los afroamericanos. Injusticias hay muchas y lo 'woke' hace un llamamiento a detectarlas, también aquellas que no son flagrantes ni explícitas, como los micromachismos, los microrracismos y las agresiones veladas.