LA ERA DEL 'STREAMING'

John Stankey, el alto ejecutivo tras la plataforma HBO Max

El CEO del gigante de las telecomunicaciones AT&T.

El CEO del gigante de las telecomunicaciones AT&T.

  • El ahora CEO de AT&T, gigante de las telecomunicaciones, ha sido artífice de la plataforma

2
Se lee en minutos
Núria Marrón

El anuncio de la cuarta temporada de 'Succession' –esa familia que, más que un hogar, es una jaula de leones– se ha convertido en la gran campaña publicitaria de HBO Max, la nueva plataforma de 'streaming' que acaba de desembarcar en España, incluye los contenidos del clásico HBO y de Warner Media, y tiene un ideólogo, el ejecutivo John Stankey (1962), que se maneja en lo alto de la cadena trófica del entretenimiento y las telecomunicaciones con parecida sangre fría y monetarista que la familia Roy. 

A Stankey –CEO desde el año pasado de AT&T, gigante de las telecomunicaciones al que pertenece la nueva plataforma– no le pirran tanto los focos como a su competidor de Netflix Reed Hastings, pero el veterano ejecutivo ha protagonizado alguna de las decisiones que mejor explican el momento actual de la ficción televisiva.

"Más horas al día"

Por ejemplo, cuando en 2018 AT&T compró Time Warner, y con ella HBO, la llamada cadena "de calidad", el entonces responsable de la división de entretenimiento convocó al presidente del canal, más tarde despedido, John Plepler. Y ante sus atónitos 150 empleados, le comunicó los nuevos planes de la casa: hacer televisión de calidad estaba bien, incluso muy bien, porque además eran rentables. Pero en la era de Netflix, vino a decir, aquello ya no era suficiente. "No nos bastan las horas de consumo de televisión al mes ni incluso a la semana. Necesitamos horas al día. Estamos compitiendo con dispositivos que la gente lleva en sus manos y que captan su atención cada 15 minutos".

Lo que Stankey estaba queriendo decir es que, en adelante, necesitaban más usuarios y más horas de visualización para obtener más datos sobre los hábitos de consumo, información que sin duda ayudaría al gigante de las telecomunicaciones a la hora de diseñar sus estrategias. "Tenemos que ganar dinero al final del día, ¿verdad?", dijo el ejecutivo. "Ya lo hacemos", replicó el timonel saliente. "Pero, simplemente –zanjó–, no lo suficiente". En adelante quedaba claro que la fuerza dominante de la televisión es la misma que impulsa las redes sociales y cuanto negocio lleve el apellido 'digital': la búsqueda implacable y monetizable de nuestra atención.

Noticias relacionadas

Buenas tramas

Aquellos planes fueron el embrión de 1/ la plataforma HBO Max que esta semana ha llegado a España y a los países nórdicos y 2/el ascenso final de Stankey –casado, padre de tres hijos y alto directivo del ramo desde os la década de los 80– hasta el sillón de CEO de AT&T. En los últimos tiempos, allí ha tomado decisiones -y encajado contratiempos- solo al alcance de las nóminas grand classe (algunas informaciones apuntan a que en 2019 y 2020 ganó más de 20 millones anuales). El año pasado, el gigante de las telecomunicaciones perdió 5.400 millones de dólares y, entre 2015 y 2021, fueron despedidos 42.000 trabajadores solo en EEUU. Este ejercicio, por una ligera mayoría, los accionistas se han opuesto a que ejecutivos como Stankey ganaran los pluses que sí obtuvieron el pasado, a pesar de la pandemia, las pérdidas y los despidos masivos. Sin duda, en su propio cuartel general, los guionistas de 'Succession' encontrarían buenas tramas para la anunciada cuarta temporada.

Temas

HBO Netflix