Ricos, a pagar más impuestos: la trastienda política del vestido de Alexandria Ocasio-Cortez

Alexandria Ocasio-Cortez, con el lema ’tax the rich’ en la gala del Met.

Alexandria Ocasio-Cortez, con el lema ’tax the rich’ en la gala del Met. / AFP / MIKE COPPOLA

  • El lema ‘Tax the Rich’ que la congresista Alexandria Ocasio-Cortez llevó a la gala del Met se abre paso en las corrientes políticas y económicas 

4
Se lee en minutos
Eva Cantón
Eva Cantón

Periodista

ver +

Que el mensaje se haya estampado en rojo en un vestido lleno de glamur es más que una provocación de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez en la elitista gala del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Met). Es un indicio de que algo se mueve. Lo que empezó siendo uno de los muchos eslóganes del movimiento Occupy Wall Street, que en 2011 reclamaba frenar el apetito voraz de los millonarios del planeta, es hoy una idea defendida por quienes son poco sospechosos de alejarse de la ortodoxia. 

Con diferentes grados de entusiasmo, exigir que los ricos paguen impuestos (‘Tax the rich’) para rellenar con algo de justicia la brecha abisal que les separa de los más pobres no es solo una reivindicación de los sectores más progresistas. El deterioro económico derivado de la pandemia de coronavirus ha llevado a organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) a abrir la puerta a una tasa temporal a empresas y grandes fortunas para financiar la salida de la crisis. Y el G-7 -que reúne a las principales potencias económicas del planeta- llegó el pasado junio a un acuerdo histórico para aplicar un impuesto mínimo del 15% a las grandes compañías. 

En 1950, los ricos de EEUU pagaban el 70% en impuestos. En 2018, apenas el 23%

La idea de aumentar los gravámenes a quienes más ganan la defienden el premio Nobel de Economía Peter Diamond, uno de los mayores expertos en finanzas públicas y el economista keynesiano Paul Krugman, quien recordaba hace meses en The New York Times que esta política fiscal es la que aplicó durante 35 años Estados Unidos tras la II Guerra Mundial proporcionándole el mayor periodo de crecimiento de su historia. 

El francés Thomas Piketty, que ha dedicado muchas páginas al análisis de la desigualdad, aboga por un impuesto mundial del 2% a las fortunas superiores a los 10.000 millones de euros. A pesar de que los 400 norteamericanos más ricos han amasado una fortuna equivalente al 18% del PIB de Estados Unidos, duplicando en diez años sus beneficios, su contribución a las arcas públicas sigue siendo escasa, en opinión de los profesores de la Universidad californiana de Berkeley Emmanuel Saez y Gabriel Zucman.

En pleno año pandémico, el patrimonio del 10% de las familias más adineradas de EEUU se incrementó en 8 billones de dólares, casi la suma del PIB alemán y japonés

Saez y Zucman son los autores de una instructiva base de datos que recopila el nivel impositivo de los norteamericanos desde 1913 hasta 2018 y lleva a la demoledora conclusión de que esos 400 multimillonarios, entre los que se encuentran los dueños de Amazon, Jeff Bezos, Google, Larry Page, Facebook, Mark Zuckerberg y Tesla, Elon Musk, pagaron menos impuestos que las clases medias y bajas. Su estudio revela que el sistema tributario de Estados Unidos es cada vez menos progresivo. En 1950 los ricos pagaban el 70% en impuestos. En 1980, el 47%, y en 2018, el 23%. 

En pleno año pandémico, el patrimonio del 10% de las familias más adineradas de Estados Unidos se incrementó en 8 billones de dólares, casi la suma del PIB alemán y japonés, según la Reserva Federal. El caso más conocido es el del fundador de Amazon, Jeff Bezos, que un año después de la irrupción del coronavirus añadía 72.000 millones de dólares a su ya abultada fortuna. 

Tecnológicas y farmacéuticas

Además de las empresas tecnológicas y las plataformas digitales, también están en el punto de mira las firmas farmacéuticas. “Es hora de que el acuerdo que está a punto de concluirse en el G20 liderado por la OCDE incluya una tributación mínima de grandes empresas que se acerque al 25% -o al menos no por debajo del 21% como el presidente Biden está planteando para Estados Unidos”, sostiene Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón.

 El 64% de los estadounidenses apoye subir los impuestos a los más ricos

Mientras, frente a la irrisoria aportación de las grandes compañías, las familias han soportado en los últimos años un aumento de la presión fiscal del 30% de ahí que. según un sondeo de Ipsos/Reuters, el 64% de los estadounidenses apoye subir los impuestos a los más ricos.

'Plan Biden'

Noticias relacionadas

Es el contexto en el que se mueve el presidente norteamericano, Joe Biden, que quiere financiar un ambicioso plan de reformas sociales recurriendo a la vía impositiva. Esta misma semana los demócratas presentaron en la Cámara de Representantes su propuesta para incrementar del 37% al 39,6% el gravamen para quienes ingresen más de 400.000 dólares al año y recaudar así más de 2 billones de dólares. 

Muchos analistas, sin embargo, enfrían el entusiasmo inicial porque, argumentan, mientras no se ataque fiscalmente el patrimonio se verán pocos cambios estructurales. Así es de intensa y compleja la trastienda del vestido de la congresista Ocasio-Cortez.