Jamie Lee Curtis: la reina soberana del grito

Jamie Lee Curtis, heroína de la serie ’Halloween’.

Jamie Lee Curtis, heroína de la serie ’Halloween’. / El Periódico

  • La actriz recibe el León de Oro honorífico de Venecia y estrena la 12ª entrega de ‘Halloween’

3
Se lee en minutos
Nando Salvà

Jamie Lee Curtis prácticamente acababa de nacer cuando su madre, Janet Leigh, protagonizó una de las escenas más aterradoras de la historia del cine: en mitad de 'Psicosis' (1960), una rubia que se ducha en una habitación de motel es apuñalada hasta morir entre alaridos de pánico. No hay forma de determinar si existe relación causa-efecto, pero el caso es que, unas décadas más tarde, ella misma se convirtió en indiscutible Reina del Grito cuando su primera película, 'La noche de Halloween' (1978) resultó ser una obra capital del cine de terror y el avasallador inicio de una saga que hoy, más de 40 años después, sigue viva y coleando. De hecho su 12º episodio, 'Halloween Kills', verá la luz este próximo miércoles en la 78ª edición de la Mostra de Venecia, donde también se hará entrega a Curtis de un León de Oro honorífico que reconoce su trabajo en comedias y películas de acción y cine infantil pero, sobre todo, sus inestimables contribuciones al género que la vio nacer como actriz.

Aunque hasta la fecha Curtis ha rodado ocho largometrajes que incluyen la palabra 'Halloween' en el título –'Halloween Ends', que promete poner fin a la saga de una vez por todas en 2022, será la novena–, esas aportaciones se concentran en dos de ellos: dirigida por John Carpenter, la película original contó la historia de una joven, Laurie Strode, cuya vida queda conectada para siempre con el asesino del que a duras penas logra escapar, y que gracias al trabajo de la actriz se erigió en símbolo de fortaleza, tenacidad y resiliencia. Cuatro décadas más tarde, en 'La noche de Halloween' (2018), Laurie ya no era una inocente niñera sino una abuela superviviente, marcada para siempre por el trauma y armada hasta los dientes con el objetivo de vengarse de Meyers, y producto inequívoco del empoderamiento y la autoafirmación femeninos encarnados por el movimiento #MeToo.

Vis cómica

Jamie Lee Curtis acababa literalmente de llegar al mundo cuando su padre, Toni Curtis, protagonizó una de las películas más divertidas de la historia, 'Con faldas y a lo loco' (1959), y seguramente sea casualidad que con el tiempo, entre película de la saga 'Halloween' y película de la saga 'Halloween', ella protagonizó varias comedias imprescindibles: 'Entre pillos anda el juego' (1983), junto a Eddie Murphy y Dan Aykroyd; 'Un pez llamado Wanda' (1988), sobre un grupo de ladrones enfrentados por un alijo de diamantes; y la reciente 'Puñales por la espalda' (2019), hilarante 'whodunit' que le dio la oportunidad de exhibir su vena más vitriólica. También sacó a relucir su talento cómico en 'Mentiras arriesgadas' (1994), pero si su participación en ese 'actioner' dirigido por James Cameron se ha hecho un hueco en la cultura pop es principalmente gracias al icónico 'striptease' que le dedicaba a Arnold Schwarzenegger en una de sus escenas.

20 años sobria

Años después, Curtis volvería a desnudarse en público, aunque esta vez no por exigencias del guion. En 2002, con 44 años, apareció en la portada de la revista 'More' en ropa interior, y con el rostro sin maquillar ni retocar digitalmente, a petición de los terapeutas que la trataban de su adicción al alcohol y los opiáceos. De hecho, fue el descontento con su propio cuerpo lo que la había abocado al hábito en 1985, cuando empezó a tomar Vicodin para recuperarse de una operación de cirugía plástica. Hoy lleva 20 años sobria. Y el más reciente de los libros infantiles que ha escrito, 'Me, Myselfie and I' –lleva publicados nada menos que 13–, intenta alertar a los niños contra la obsesión por la propia imagen.

Noticias relacionadas

Inminente ópera prima de terror

Lo que más miedo le da hoy, confiesa, es acabar como lo hicieron sus padres, viviendo de la fama pero incapaces –el teléfono no sonaba– de seguir trabajando en aquello que los había hecho famosos. En todo caso, y a pesar de lo que su inminente León de Oro pueda sugerir –los premios honoríficos a menudo van a parar a viejas glorias–, ella no parece correr peligro en ese sentido. Además de tener agendados varios trabajos interpretativos, Curtis ya está trabajando en su ópera prima como directora. Se titula 'Mother Nature'. Y es, por supuesto, una película de terror.