Perfil Reseña Una evaluación o crítica de un servicio, producto o esfuerzo creativo, como arte, literatura o una actuación.

Dora Postigo: la hija de Bimba no quiere ser Bosé

Dora Postigo, la hija de Bimba Bosé.

Dora Postigo, la hija de Bimba Bosé. / Archivo

  • Su pop ecléctico llega a un público que no conoce al "tío abuelo" Miguel ni a la tía Palito. Y lo sabe

2
Se lee en minutos
Natalia Ferrando

Puedes llamarme Dora ('ucancallmedora'), reivindica su cuenta de Instagram. A secas. La hija de Bimba Bosé se grabó en la memoria colectiva cuando se hizo viral en 2017 una actuación casera con su madre, que acababa de morir víctima del cáncer: cantaban 'Master Blaster' (Jammin’), que popularizó Stevie Wonder, Dora además tocaba el piano con 12 años. Ahora tiene 17 y se lo ha dicho aún más claro a David Broncano: "Miguel Bosé es mi tío abuelo", Bosé es su séptimo apellido y no tiene mucho que decir sobre lo que él opine porque "vive en México", declaró entre risas en 'La Resistencia'.

Dora Postigo quiere labrarse una carrera artística solo con su nombre y en las redes sociales ha eliminado su primer apellido. En 'ucancallmedora' ya no postea esas versiones de su primera adolescencia, como la que hizo del 'Say my name' de Destiny’s Child con su padre a la guitarra, el también músico Diego Postigo, pareja de Bárbara Lennie. Cuenta con repertorio propio y va probando diferentes estilos, como colores de pelo.

En el videoclip de 'Ojos de serpiente', una modernización del bolero que recuerda al último C. Tangana, lucía una larga melena platino. El videoclip lo dirigió Paco León, que quedó impresionado por "el talentazo" de Dora y la fichó para su próxima película, una peculiar versión de 'El mago de Oz' en la que también aparecerá Carmen Maura, que supondrá su debut en el cine. En el videoclip de 'Oxena', que ella clasifica como UK garage, luce melena bob teñida de lila, que antes tuvo un color rojo encendido.

Aún menor de edad, tiene todo el tiempo del mundo para definir su estilo también en lo musical, en el que cuenta con una sólida formación –toca el piano desde los cinco años– y una poderosa presencia. Por mucho que adorne su discurso con expresiones como "mazo", "me renta", "tío" y frecuentes tacos, llama la atención su voz sinuosa y femenina. Por mucho que asegure que le para la policía por sus 'lookazos', su elegancia natural lo mismo la lleva a la portada de Vogue, que consigue oírla cantar "a mí me suda la polla quédate solo, solo", en su tema 'Hoy', y quede hasta fino.

Noticias relacionadas

Dora vivió el confinamiento como "un chance de aprendizaje", explicó en su Instagram al tiempo que publicaba su tema 'Stay'. "En momentos difíciles como estos os regalo esta canción de hablar de crearte tu mundo interior a base de lo que tienes", explicó a sus 79.100 seguidores. Fue la misma actitud con que encaró la muerte de su madre, con solo 14 años, que la hizo mayor antes de tiempo, ha explicado. Si algo heredó de Bimba fue el ímpetu, cree Dora: ya sabía que su niña quería ser una estrella y espera que esté orgullosa donde quiera que esté con la que "está liando".