10 cosas que hay que saber de...

Carrie Symonds: Así es la nueva 'First Lady' del Reino Unido

Carrie Symonds: Así es la nueva 'First Lady' del Reino Unido
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Recién casada, en una boda valorada como una victoria sobre sus enemigos, a la nueva esposa de Boris Johnson se le atribuye una gran influencia sobre el primer ministro. Una desconocida hasta hace tres años, de la que mal o bien, todos prefieren hablar bajo el amparo del  anonimato.

Ha roto moldes



Hizo discretamente la mudanza y se convirtió en la primera “novia” instalada en la residencia oficial de Downing Street. Cuando los británicos quisieron darse cuenta ya estaba renovando el mobiliario. En la catedral de Westminster se apuntó otro récord. En casi 200 años no había habido la boda de un primer ministro en Inglaterra.  

 

Nacida de una relación extramatrimonial

Su padre fue el cofundador del diario 'The Independent' y su madre una abogada que trabajaba en el periódico. Los dos estaban casados con otras personas cuando Carrie nació en Londres hace 33 años. Fue un colegio privado, con exalumnas como Nigella Lawson y  Kate Beckinsale.

 

A punto de debutar con Keira Knighley


Estudió historia del arte y teatro en la universidad. Llegó a la última ronda del cásting para la película 'Expiación: más allá de la pasión', protagonizada por Knighley. Terminó inclinándose por una carrera en relaciones públicas.

 

Testificó contra un agresor sexual en serie

 

Con 19 años un taxista llamado John Worboys le ofreció un par de bebidas mientras la llevaba a casa. Ella bebió la segunda. Cuando se despertó en su domicilio no recordaba nada. Worboys fue condenado por 12 ataques a mujeres. Se estima que las víctimas pudieron ser más de cien. Symonds impidió en 2018 que saliera de la cárcel bajo palabra. "Estoy 99,9 % segura que a mí no me pasó nada, pero nunca lo sabré", ha dicho.

 

 No ha sido un ligue más

La primera vez que fue vista junto a Boris Johnson fue en el 7 de febrero de 2018, en una cena gala del Partido Conservador. Una semana después, el día de San Valentín, el político almorzó en el conocido restaurante Rules de Covent Garden con "una atractiva rubia". En septiembre Johnson anunciaba la separación de su esposa tras 25 años.

Boda por la Iglesia de Roma


Carrie es católica practicante y Johnson fue bautizado católico, circunstancia sin precedente para un primer ministro británico. Se convirtió al anglicanismo cuando estaba estudiando en Eton. Ahora regresa empujado por su nueva esposa al rebaño del Papa. El hijo de ambos, Wilfred, también ha sido bautizado.

Conoce el entramado político y tiene poderosos contactos


Inició su carrera profesional con los conservadores como jefa de marketing del multimillonario y entonces diputado tory, Zac Goldsmith, y ha trabajado con varios ministros. Participó en la reelección de Johnson como alcalde de Londres en 2012. En 2017 fue designada jefa de comunicación del Partido Conservador, la persona más joven en ocupar el cargo.

 

Se sale siempre con la suya

 

Venció en el enfrentamiento personal contra el más poderoso asesor de Johnson, Dominic Cummings. No paró hasta que le vio marcharse. En el Parlamento Cummings la acusó de  "nombrar amigos suyos para ciertos trabajos” de manera "claramente ilegal y sin ética alguna".

Tiene acérrimos enemigos

Su ascenso fulgurante en la escena política y su gran influencia sobre el primer ministro la convierten el centro de graves peleas. Sus detractores la ven como una Ana Bolena, dirigiendo la mano de Johnson, o como una Lady Macbeth moviendo los hilos del 10 de Downing Street.

 

Y leales amigos

 

Sus incondicionales la defienden como apasionada eco-activista, feminista y alguien capaz de atraer a los 'millenials' al Partido Conservador.  

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas