La 'playlist' (definitiva) de Rocío Jurado: el mito en 15 canciones

Rocío Jurado, labios rojos y escote revolucionario.

Rocío Jurado, labios rojos y escote revolucionario. / Paco Torrente

  • El periodista musical Luis Troquel selecciona los principales temas (uno por cada año sin la artista) que desgranan su poderío

Se lee en minutos
Luis Troquel
Luis Troquel

Periodista

ver +

SE NOS ROMPIÓ EL AMOR (1985)

Cuando se rememora la mejor música de los 80, nadie debería olvidar que, en idéntico año, coincidieron ‘Marinero de luces’ de la Pantoja y esta maravilla.

COMO UNA OLA (1981)

Curiosamente, su balada más famosa no la compuso (como la mayoría) Manuel Alejandro. En este caso fue el tándem ‘hit maker’ Herrero y Armenteros.


MI AMIGO (1969)

La estrenó la otra gran Rocío, la Dúrcal. Era inicialmente un soneto de Rafael de León; de cuando en argot gay en vez de 'novio' se decía 'amigo'.


ALGO SE ME FUE CONTIGO (1979)

Apenas la interpretó de lo mucho que le dolía el recuerdo de su madre al cantarla. Hasta el punto de ni abrir siquiera los labios en el vídeo.


UN CLAVEL (1971)

Casi todos sus primeros éxitos se los escribieron León y Solano. Aunque entonces predominaban ya otros estilos, la copla seguía generando clásicos.


COMO YO TE AMO (1979)

La estrofa la canta mejor Raphael, pero el maremoto que desencadena en el estribillo Rocío Jurado es imbatible. Nos quedamos pues con los dos.


QUÉ NO DARÍA YO (1990)

Perales se la escribió como una balada, por más que ella ya en el disco quiso cantarla por bulerías. Así la haría luego en directo, y así triunfó.


PUNTO DE PARTIDA (1989)

Siempre hizo gala de ecléctica, pero aquí se mostraba inesperadamente eléctrica. La mejor de las muchas piezas que le compuso y produjo Juan Pardo.


CON RUEDAS DE MOLINO (1971)

Hoy en día habrá quien ni sepa lo que significa 'comulgar con ruedas de molino'. Y más que por la falta de fe, por lo habitual (e irrelevante) en que se ha convertido.


ME HA DICHO LA LUNA (1998)

Diego Carrasco y Jesús Bola añadieron flamencura en su último álbum con canciones inéditas; los posteriores serían casi enteramente de versiones.


SEÑORA (1979)

En aquellos años salieron muchas canciones dirigidas a alguna 'señora', casi todas de amor a una mujer madura. Pero aquí los tiros iban por otro lado.


LA QUERIDA (1976)

El rol de ilegítima amante le dio mucho juego. A ella y a Manuel Alejandro, quien al escribirle esta canción prendió la mecha de su idilio artístico.


TENGO MIEDO (1965)

Zambra que estrenó 'El príncipe gitano' pero enseguida arrinconó, y Rocío (que formaba parte de su compañía) obtendría con ella su primer gran éxito.


CANCIÓN DEL AMOR DOLIDO (1986)

Noticias relacionadas

SOLEDAD SIN REMEDIO (1993)

Rocío nunca dejó del todo cante jondo y estaba especialmente orgullosa de esta soleá que interpretó en el 'remake' de 'La Lola se va a los puertos'.