Nominada a los Oscar

Amanda Seyfried: hay una actriz en Hollywood que lo hace todo

Amanda Seyfried, la mirada oceánica que fluctúa entre el ’mainstream’ puro y las visiones turbulentas.

Amanda Seyfried, la mirada oceánica que fluctúa entre el ’mainstream’ puro y las visiones turbulentas. / Karwai Tang/WireImage

Se lee en minutos

No hay mal que por bien no venga. Finalmente nos quedaremos sin saber cómo habría personificado Kate McKinnon (ganadora del Emmy por 'Saturday night live') a Elizabeth Holmes, creadora de cierto falso invento que debía revolucionar los análisis sanguíneos. Al parecer, la culpa es de los conflictos de agenda. Probablemente 'The dropout', que así se llama el proyecto de serie, se rodará al mismo tiempo que 'Joe Exotic', la versión dramática de 'Tiger king', en la que McKinnon será Carole Baskin.

El lado bueno de la historia: a cambio sabremos qué hace con Holmes alguien tan brillante como Amanda Seyfried, reciente nominada al Oscar a la mejor actriz secundaria por su Marion Davies de 'Mank'.

Oscura leyenda

'The dropout' fue antes pódcast y largo episodio del programa '20/20'. Y a partir de la misma historia, el periodista John Carreyrou escribió un libro, 'Mala sangre: Secretos y mentiras en una StartUp de Silicon Valley', del que surgió el documental 'The inventor' y surgirá, en principio, una película con Jennifer Lawrence.

Antes o después, todo el mundo conocerá la oscura leyenda de Holmes, quien dejó Stanford para fundar una compañía propia, Theranos, cuyo producto estrella sería la caja Edison, capaz de hacer hasta más de 200 pruebas a partir de la (poca) sangre extraída de un pinchacito en el dedo. Holmes logró inversiones por valor de cientos de millones de dólares para un milagro que, en realidad, no era tal: los resultados no eran precisos y, en muchos casos, se conseguían con maquinaria de otras compañías.

Lo amable y lo extraño

Te puede interesar

Si algo tiene Seyfried a su favor, son sus enormes ojos (verdes, pero a veces parecen azules), pieza clave del personaje fabricado por la pétrea Holmes para hipnotizar a inversores y medios. Esa mirada oceánica ha atraído a directores y productores de lo más diverso: la carrera de esta actriz ha fluctuado todo el tiempo entre el 'mainstream' puro y las visiones turbulentas.

Tras curtirse a conciencia en el culebrón 'As the world turns' y pasar por series como 'Veronica Mars' y 'Big love', en la que era prometida del personaje de Aaron Paul, Seyfried se convirtió en reclamo habitual tanto en multisalas como cines de arte y ensayo. La hemos visto, por un lado, en 'Mamma mia!' y secuela, la rosa hasta el delirio 'Querido John' o la versión de 2012 de 'Los Miserables', y por otro lado, en proyectos de Atom Egoyan ('Chloe'), David Lynch (el revival de 'Twin Peaks'), Paul Schrader ('El reverendo') o el citado Fincher ('Mank'). Lo amable y lo extraño.

Temas

Series Cine