Demet Özdemir: la dama (feminista) del culebrón 'Mi hogar, mi destino'

La actriz y bailarina, rostro en su país de la lucha contra las violencias machistas, protagoniza la nueva serie de T5 y Divinity ‘Mi hogar, mi destino’

Demet Özdemir, estrella en explosión de los culebrones turcos.

Demet Özdemir, estrella en explosión de los culebrones turcos.

Se lee en minutos

Hace poco más de un año, su supuesto novio saltó a escena. Ya estaba de por sí bajo todos los focos, porque ese hombre era Can Yaman, uno de los actores turcos más famoso del mundo, si no el que más. Sin embargo, en este caso, el tipo se encaramó a los titulares por un motivo sonrojante. "[La serie 'Pájaro soñador'] funcionó por nuestra relación con Demet. Si ella hubiese sido una sosa, nunca habría ido tan bien", dijo Can Yaman en una entrevista sobre su coprotagonista en la ficción que hizo saltar al estrellato tanto a él como a la actriz Demet Özdemir.

Y Yaman continuó: "Por ejemplo, tuve un problema con Selen Soyder, mi compañera en la serie 'Matrimonio por sorpresa' (Divinity). La química entre la pareja protagonista debe de ser alto. Siempre digo que los actores están divididos en dos categorías: los que tienen química y los que no. Si no se puede lograr que la audiencia se pregunte realmente si la pareja tiene sexo o no, entonces la relación no funciona".

Demet Özdemir, con el galán perdonavidas de 'Pájaro soñador', Can Yaman.

/ El Periódico

Galán en horas bajas

Las palabras del actor no gustaron, sobre todo porque venían de otros escándalos anteriores, en los que, por ejemplo, Yaman le había dicho a una mujer que, si quería ver sus abdominales de cerca, no tenía más que acompañarlo a la sala de atrás. Y a Demet Özdemir le tocó defender a su coprotagonista: la actriz dijo que se malinterpretó al actor; que él se refería al componente emocional y a la relación que se crea entre los personajes y los actores.

Después del suceso, Can Yaman ha perdido popularidad en Turquía; no así Özdemir, la protagonista de la nueva serie 'Mi hogar, mi destino', estrenada en 2019 y que ahora ha llegado a España a través de Telecinco. La serie ha triunfado tanto en su país de origen que aún sigue en emisión.

Contenido social

'Mi hogar, mi destino' gira entorno a la historia de amor –como no podría ser de otra forma en un culebrón turco– entre Zeynep y Mehdi, hijos de un barrio pobre (ella, sin embargo, es hija adoptada por una familia rica). La pareja se enamora y se casa, pero debe enfrentarse a los traumas y dramas intensísimos sin los que una serie turca no puede existir.

Ózdemir con el actor coprotagonista, Ibrahim Çelikkol.

/ El Periódico

No obstante, esta ficción presenta algo poco común en las demás: a diferencia de las otras, 'Mi hogar, mi destino' sí que tiene algo de contenido político y social. En la serie se trata el tema de la violencia intrafamiliar y contra las mujeres, un drama en la agenda política en Turquía. En el mal sentido del término: en los últimos años, en el país anatolio, los casos de feminicidios se han multiplicado casi exponencialmente, al tiempo que persiste el apagón en políticas públicas y las condenas en estos crímenes se han rebajado. Cada mes, en Turquía, las portadas de los periódicos publican el rostro de una nueva mujer asesinada por un hombre con el que tiene o ha relación sentimental.

Pulso feminista

Esto, sin embargo, importa poco al Gobierno del islamista y conservador de Recep Tayyip Erdogan, que propuso, el verano pasado, sacar a Turquía del Acuerdo de Estambul, un convenio del Consejo de Europa –del que España también es firmante– sobre prevención y erradicación de las violencias contra las mujeres.

El Ejecutivo turco quería abandonar ese acuerdo porque, dijeron, "va en contra del modelo de familia tradicional turca". Las organizaciones feministas del país, en lucha constante, organizaron una campaña para evitar que Turquía saliese del convenio. De momento, han ganado el pulso.

La actriz con Furkan Palali, galán de 'Habitación 309'.

/ El Periódico

Y Demet Özdemir se sumó a ellas, algo extraño en el caso de una actriz famosa. Por lo general, en Turquía, los actores y las actrices callan sus opiniones políticas: expresarlas les puede costar algún papel en las televisiones cercanas al Gobierno. "¿No encontraremos un final? ¿No tenemos las mujeres el derecho a la vida? ¡Incluso vuestro aliento es venenoso! Recordad, a medida que pasa el tiempo, los hombres cambian, pero el crimen y los criminales son siempre los mismos. ¡Apartad vuestras manos de las mujeres!", dijo Özdemir en julio del año pasado, cuando saltó a la luz pública el caso de una joven asesinada por su expareja.

Infancia difícil

Como la de Zeynep, la protagonista de 'Mi hogar, mi destino', la infancia de Özdemir no fue sencilla. No por problemas de dinero, sino porque la actriz, nacida en 1992, es de la ciudad de Izmit. Y en esa localidad, en 1999, ocurrió un gran terremoto que se cobró la vida de más de 17.000 personas en tan solo 30 segundos. Justo después del seísmo, y del divorcio de sus padres, Özdemir se mudó a Estambul –que está a escasos 100 kilómetros de Izmit– junto con su madre. 

Te puede interesar

No fueron las únicas de su familia que tuvieron que huir: los abuelos de la actriz, turcos originarios de Bulgaria, fueron expulsados de su país tras la Segunda Guerra Mundial, cuando el Gobierno búlgaro expulsó a la comunidad turca del país.

Ya en Estambul, Demet estudió danza, gracias a lo que apareció por primera vez en roles secundarios de televisión. Fue con 'Pájaro soñador', junto con Can Yaman, cuando la actriz saltó a la fama nacional; y, de allí, a la internacional.