RELECTURA MUSICAL

Tras las huellas ‘queer’ de la copla

Lidia García, historiadora y creadora del ‘podcast’ ‘Ay, Campaneras’, descubre el discurso de género, clase y disidencia sexual que a menudo esconde el género folclórico

El artista infantil Joselito y Lola Flores.

El artista infantil Joselito y Lola Flores. / El Periódico

3
Se lee en minutos
Abel Cobos
Abel Cobos

Periodista

Especialista en tendencias, planes, cultura pop, televisión, 'celebrities', memes, internet y temática LGTBI.

Escribe desde Barcelona

ver +

«Bollera, coplera y de clase obrera». Así se define Lidia García, investigadora, divulgadora y colaboradora en 'Hoy empieza todo', de Radio 3. De la misma forma se puede describir '¡Ay, Campaneras!', su 'podcast', uno de los programas revelación de la pandemia, que pasó de grabarlo en el baño de su casa porque se aburría en el confinamiento a tener más de 150.000 oyentes y recibir grandes alabanzas.

Lidia Garcia, creadora del 'podcast' 'Ay, Campaneras'.

/ El Periódico

La idea detrás de su proyecto es tan simple como necesaria: sacar del armario al folclore y demostrar el discurso de género y de clase que esconde (a plena vista) el mundo de la copla, el cuplé y la zarzuela. Hacerlo, además, no requiere una gran complejidad teórica: «Yo lo que hago, aunque no suene muy sofisticado, es escuchar las canciones». Es decir, no hace falta ser Judith Butler para entender el trasfondo feminista de coplas como 'Campanera', toda una declaración contra el 'slut-shaming' (señalar a las mujeres como «promiscuas» por tener vida sexual) mucho antes de que se estrenase el término.

Potencialidad del género

«Esta canción cuenta una historia del ostracismo de una mujer a la que todo el pueblo mira mal porque un hombre la visita por las noches. Sin embargo, la voz lírica la defiende», explica García. «Eso me gusta del género, pone a alguien que está en los márgenes en el centro y defiende lo que le hace diferente. Y aunque la copla tiene una parte rancia y patriarcal, también puede ser liberadora: te está diciendo que si te alejas de la norma hay señalamiento, pero también disculpa. En esa ambigüedad está la potencialidad del género», añade. 

"La canción 'Campanera' defiende a una mujer señalada porque un hombre la visita de noche"

'Campanera' es, además de la canción que da nombre a su 'podcast', un homenaje a su madre, que la considera su tema favorito. «La vinculo a ella y a toda esa generación de mujeres que ha sido muy invisibilizada. Ellas, y la cultura que consumían. Por eso '¡Ay, campaneras!' , un lamento de forma colectiva», detalla. Es otra de las claves de su éxito, que junta generaciones: la cultura de 'Cine de barrio' con el discurso de la identidad, tan importante para las nuevas generaciones y que ya ha saltado al 'mainstream'. «Tenemos la falsa impresión de que no nos une nada, de que hay una brecha porque el mundo ha cambiado mucho en poco tiempo. Pero la cultura de la época de nuestros abuelos no es tan diferente», añade. 

De maternidad a clase social

Noticias relacionadas

'¡Ay, Campaneras!', en sus 25 episodios, trata muchos temas recurrentes en el género, desde la maternidad hasta la clase social. Y aunque sea una de las caras visibles de esta revisión folclórica, no es la única. 'Podcasts' como 'El niño de Carrillo', o el proyecto 'Maricón de España', sobre historia y folclore LGTBI, o la cantante María José Llergo, hablando de feminismo y poderío, también han reproducido discursos similares. Y ellos tampoco han inventado nada: «Ya en la contracultura de los 80 se hablaba de esto, mira a Ocaña en Barcelona», apunta García. 

Después de agitar las redes celebrando desde las más grandes folclóricas como Lola Flores hasta las más olvidadas (y no por ello menos buenas) como Estrellita de Palma –cantante original de 'Campanera', aunque luego la popularizaría Joselito– está tomándose un merecido descanso. Eso sí, promete que volverá con una segunda temporada: «Ya tengo pensados los temas, ahora solo necesito tiempo».