Polémico rotativo

'National Enquirer': 5 grandes escándalos

Movistar+ estrena un documental que repasa la trayectoria del diario más controvertido de EEUU a lo largo de 70 años

'National Enquirer': 5 grandes escándalos
Se lee en minutos

Tuvo vínculos con la mafia, fue blanco de constantes burlas hasta que su poder y su influencia empezaron a dar miedo, y llegó a sumar millones de seguidores ignorando los hechos, la ética y a veces hasta la ley.

Dado que la trayectoria del 'National Enquirer' es tan parecida a la de Donald Trump, los vínculos existentes entre ambas resultan del todo lógicos. Mientras los detalla, el documental 'Escándalo: La desconocida historia de National Enquirer' recuerda las tres vidas que el rotativo más polémico de la historia de Estados Unidos ha vivido a lo largo de siete décadas: la primera, especializándose en publicar imágenes de accidentes de tráfico y cadáveres destrozados; la segunda, publicando cotilleos sobre celebridades y noticias sobre ovnis; la tercera, ejerciendo la más brutal propaganda política.

En ese tiempo, el 'Enquirer' ha recibido incontables demandas, ha pagado millones de dólares en sobornos a cambio de información y ha recurrido a la extorsión para silenciar asuntos como las prácticas adúlteras de Arnold Schwarzenegger, los abusos sexuales de Harvey Weinstein y, claro, los líos de faldas de Trump. A continuación detallamos algunos de los ejemplos más infames de sus prácticas.

HILLARY CLINTON

Cuando Donald Trump decidió presentarse como candidato a la presidencia de Estados Unidos, el 'Enquirer' lo apoyó oficialmente y emprendió una agresiva campaña editorial a su favor. Como parte de ella, el periódico publicó un total de 35 portadas difamatorias contra Hillary Clinton, en las que se afirmaba que, por ejemplo, la candidata demócrata tenía un cáncer de pulmón terminal, que había contratado a un asesino a sueldo, que había sobornado al FBI y que estaba al corriente de la implicación de su marido en una red de trata de adolescentes. Asimismo, el 'Enquirer' acusó al padre del principal rival de Trump en el seno del partido republicano, Ted Cruz, de haber participado en el asesinato de JFK.

JEFF BEZOS

Donald Trump nunca ha ocultado cuánto odia al fundador de Amazon, también dueño de uno de los diarios que más feroz oposición han hecho al expresidente, el 'The Washington Post'. En febrero de 2019, el entorno del 'Enquirer' hizo saber a Bezos que el diario tenía en su poder textos y fotografías –incluida una 'dick pic' (foto de pene)– que demostraban la infidelidad del magnate, y que iban a publicarlos a menos que el 'Post' cesara sus investigaciones sobre Arabia Saudita. En lugar de ceder al chantaje, Bezos optó por hacerlo público.

Te puede interesar

ELVIS PRESLEY

El documental revela lo lejos que llegó el 'Enquirer' en 1977 para conseguir una imagen del cantante en el ataúd pese a la prohibición de hacer fotos en el funeral. Inicialmente la misión se encomendó a un anciano disfrazado de sacerdote, que se acercó al féretro con una cámara bajo la sotana –la instantánea que logró resultó ser impublicable–; entonces el periódico localizó casualmente al primo de Presley, que se encargó de hacer la foto a cambio de 18.000 dólares. Gracias a ella, la siguiente edición del 'Enquirer' vendió más de 6 millones de ejemplares. Tres años después, el rotativo consiguió de forma subrepticia la foto del féretro abierto de John Lennon, y en 2012 hizo lo propio con el de Whitney Houston.

BILL COSBY

En 1989 filtró al 'Enquirer' la noticia de la drogadicción de su hija para que el rotativo enterrara unas imágenes que lo mostraban de fiesta en Las Vegas, con Sammy Davis Jr. y varias 'strippers'. En 2005, asimismo, concedió al periódico una entrevista exclusiva a cambio de que este silenciara la historia de una mujer llamada Beth Ferrier, que lo acusaba de abusos sexuales. Antes, en 1997, el 'Enquirer' ofreció una recompensa de 100.000 dólares a quien aportara información sobre el asesinato del hijo de Cosby, Ennis. Tras hacerse pública la identidad del asesino, la publicación acusó en portada al cómico de haber orquestado la muerte de Ennis para evitar que hiciera públicos sus crímenes sexuales.