FAMOSO CONFLICTIVO

Jeffree Star: el 'influencer' liante

El gurú del maquillaje, convertido en ‘trending topic’ por un supuesto romance con Kanye West, vive de alimentar polémicas

El ’youtuber’ Jeffree Star.

El ’youtuber’ Jeffree Star.

Se lee en minutos

Kanye West y Kim Kardashian, al parecer, se divorcian. Su relación ya estaba muy tocada, y la errática campaña presidencial de West, las decenas de tuits aireando los trapos sucios de las Kardashian y su negativa a cuidar su salud mental han acabdo de condenar el matrimonio. Al menos, esa es la explicación lógica, porque internet ha decidido construir otra: una historia paralela, con unos elementos tan surrealistas que parecen sacados de una película de John Waters. Según la teoría del rumor, el matrimonio se disolvió porque West engañó a la 'celebrity' con Jeffree Star (1985), un gurú digital del maquillaje, cuya marca reconocible es el pelo rosa y un cuerpo tatuado en su totalidad. Muy surrealista, pero eso no impidió que la bola se hiciera tan grande que tuviera que salir el propio Star a negarlo rotundamente. 

Rollos con raperos

El rumor lo escampó la 'tiktoker' Ava Louise, conocida sobre todo por iniciar el 'Corona challenge', que consistía en chupar váteres de sitios públicos para negar el covid cuando todavía no parecía que el virus nos encerraría en casa durante meses. Decidió usar a Star como amante de West no solo porque sonaba tan inverosímil que era gracioso, sino porque el maquillador ya había estado involucrado en muchas polémicas y había asegurado que se había enrollado con raperos famosos cuya identidad no podía desvelar.

Aunque es uno de esos pocos 'influencers' que pueden presumir de serlo desde antes de que existiera el término, siempre ha estado rodeado de polémica, incluso en sus inicios. Empezó en 2003, en MySpace, donde ya se le consideraba conflictivo, por su constante implicación en todas las peleas digitales. Una fama que todavía no ha perdido, casi dos décadas después con sus 30 millones de seguidores en redes y un valor neto de 200 millones de dólares.

Tiene 30 millones de seguidores en redes y factura 100 millones al año por sus cosméticos

En realidad, empezó su carrera en Youtube y MySpace como cantante. Prometía tanto que lo llegaron a llamar «la nueva Lady Gaga». Pero como su productor fue el cantante Akon, cuyo sello discográfico protagonizó numerosos escándalos legales, la trayectoria musical de nuestro personaje cayó en desgracia. «Fueron años muy devastadores», recuerda hablando de esa época. Se convirtió en una especie de chiste, sufría LGTBIfobia a diario y entró en depresión. 

Te puede interesar

Logró encauzar su carrera con los vídeos de maquillaje. En 2014, antes de que todas las 'celebrities' tuvieran su propia línea, fundó Jeffree Star Cosmetics. Fue el primero, y eso tiene recompensa: una compañía que factura 100 millones anuales. Pero, de nuevo, esta etapa profesional no está exenta de polémicas. El gran emprendedor del 'make up' se ha peleado con figuras de la talla de Kylie Jenner (la pequeña de las Kardashian y reina del maquillaje), los 'youtubers' James Charles y Tati Westbrook, y el 'instagrammer' Jerrod Blandino. En sus redes sociales tiene tantos vídeos de maquillaje como de disculpas: como aquella vez que fue acusado de acoso sexual. O de neonazi. O de promover el suicidio. En resumen, es tan brillante como problemático, y con tantos fans como detractores.