01 dic 2020

Ir a contenido
10 cosas que hay que saber de Douglas Emhoff, el marido de Kamala Harris

Tàssies

10 cosas que hay que saber de Douglas Emhoff, el marido de Kamala Harris

Núria Navarro

Casado con Kamala Harris en segundas nupcias, el abogado Douglas Emhoff se convertirá en el primer 'segundo caballero' de Estados Unidos. Y lo hará encantado, para horror de los nostálgicos del patriarcado más ortodoxo.

Hijo de un zapatero judío

Hijo de un diseñador de calzado femenino, Michael Emhoff, y de una enfermera, Barbara KanzerDouglas nació en 1964 en Brooklyn, pero creció en Nueva Jersey. Él y sus dos hermanos, Andy y Jamie, fueron educados en el judaísmo (lo enviaron de niño al Cedar Lake Camp, un clásico). Cuando tenía 17 años, la familia se mudó a California, donde acabó la secundaria en un instituto público y se licenció en la Facultad de Derecho de USC Gould, de Los Ángeles.

Douglas Emhoff, con sus padres, Michael y Barbara. / instragram

Hambre de leyes

Siempre quiso ser abogado. En el 2000 abrió su propia firma en Beverly Hills -Whitwell Jacoby Emhoff-, y defendió, entre otros, los derechos del chihuahua que aparecía en los anuncios de la cadena Taco Bell. Vendió el bufete a Venable, donde ocupó el cargo de director gerente para la Costa Oeste.

Clientes para sacar poco pecho

Venable representó a la farmacéutica Merck en los juicios por su medicamento Fosamax -llovieron las demandas por graves efectos secundarios-, a la distribuidora de armas Dolarian Capital en un caso de la venta de rifles AK-47 para Afganistán y a Walmart. En el 2017 se unió a la firma DLA Piper, con oficinas -ojo- en Moscú y Riad.

Cole y Ella Emhoff, que se llaman así por John Coltrane y Ella Fitzgerald, con papá. / instagram

Una 'ex' para enmarcar

Estuvo casado durante 25 años con Kerstin Mackin, cofundadora de Prettybird, una productora de Los Ángeles -ha hecho el último anuncio navideño de Amazon- que lo conectó con clientes del 'showbiz'. Se divorciaron amistosamente en el 2009; los dos hijos en común, Cole y Ella, aceptaron a Kamala sin dramas –'Momala' la llaman– y celebran juntos -¡Kerstin incluida!- el Día de Acción de Gracias.

La cita a ciegas

En el 2013, una amiga común, la consultora de relaciones públicas Chrisette Hudlin, preocupada por la soltería de la entonces fiscal general de California, le montó una cita a ciegas con Emhoff. Se gustaron tanto que, al día siguiente, él le mandó una lista de sus fechas disponibles para los próximos meses. Al año, se casaron en Santa Bárbara (California), en una ceremonia civil oficiada por la hermana de la novia, Maya, y cumpliendo con el rito indio de la guirnalda de flores y el judío, de la rotura de vaso a pisotón limpio.

Chrisette Hudlin, la celestina. /instagram

Almíbar a chorros

La pareja monta almibaradas escenitas a todas horas. Emhoff se define en su Twitter como padre y "marido de Kamala Harris". Arrimó el hombro en la campaña del 2016 y ha redoblado esfuerzos en esta; le hace de cancerbero e incluso está dispuesto a abandonar su carrera como litigante. "Es divertido. Es bueno. Es paciente. Le gusta lo que cocino", lo ha piropeado la 'vice'.

Tándem de revista

Ella tiene la influencia y él, el dinero. Su patrimonio común ronda los seis millones de dólares. Hasta que no se instalen en la Rotonda del Observatorio número 1 –la residencia oficial de los vicepresidentes–, disponen de un casoplón en Brentwood, Los Ángeles, con vecinos como LeBron James y Gwyneth Paltrow; y los apartamentos en el South of Market de San Francisco y en el West End de Washington. 

Kamala Harris y su atento marido, durante la campaña presidencial. /instagram

¿Fútbol fantasía?

A Doug le gusta el golf, el bailoteo –lo demostró en el Pride del 2019– y hacer de pinche de cocina de Kamala. Pero su afición más raruna es el fútbol fantasy, una modalidad virtual -de pequeño jugaba el fútbol y bien- en la que alíneas jugadores reales de varios equipos y ganas o pierdes puntos según se comporten en los partidos.

El club de fans

Tiene su propio club de fans en Twitter, #DougHive, integrado por mujeres entusiasmadas -de momento, pocas- con que un hombre acepte sin complejos un segundo plano en política.

Buen rollo con la FLOTUS

Se lleva a las mil maravillas con Jill Biden, la 'Fist Lady of the United States' (FLOTUS). "No puedo esperar a ver las grandes cosas que hará como segundo caballero", ha dicho la esposa de Joe.