Julia Garner: en la piel de una estafadora

La actriz rueda en Nueva York, para Netflix, una serie inspirada en Anna Sorokin, la falsa heredera alemana que timó a la 'jet'

Julia Garner: en la piel de una estafadora

GC IMAGES / JOSÉ PÉREZ BAUER-GRIFFIN

4
Se lee en minutos
Noelia Sastre

La serie debía llegar a Netflix en algún momento del 2020 pero, como todo este año, va con retraso, aunque el rodaje de 'Inventing Anna' ha vuelto estos días a las calles de Nueva York después de que la pandemia obligara a suspenderlo en marzo. Ahí está Julia Garner convertida en Anna Delvey (o Sorokin, su apellido real), la mujer rusa que se hizo pasar por una rica heredera alemana y que estafó a amigos, hoteles, bancos, fondos de inversión, aviones privados y todo aquello que se le pusiera por delante en forma de brillo y glamur. 

Anna Sorokin, durante el juicio. / RICHARD DREW (AP)

Tras un mediático juicio, Sorokin fue sentenciada el año pasado a entre 4 y 12 años de cárcel y una multa de 199.000 dólares, además de enfrentar la deportación a Alemania cuando cumpla sentencia. Poco después de escuchar el veredicto en una sala a la que acudía vestida de ropa de firma (estilista incluida), Sorokin habló con 'The New York Times', entonces desde la prisión de Rikers Island. «No me arrepiento. Mentiría si dijera lo contrario. Probablemente volvería a hacerlo», insistía, reconociendo que falsificó extractos bancarios para perseguir su gran sueño: abrir un club privado de 40 millones de dólares que quería bautizar como Anna Delvey Foundation. «Mi motivación nunca fue el dinero, sino el poder. No soy buena persona», dijo vestida con el mono de la cárcel y unas gafas de Celine. 

"Mi motivación 
no fue el dinero,
sino el poder",
ha dicho la
delincuente en
una entrevista
desde la cárcel

Entre sus contactos, el hotelero André Balazs, el hijo de Santiago Calatrava o la exeditora gráfica de 'Vanity Fair' Rachel Williams, que testificó contra ella por robarle más de 60.000 dólares en un viaje a Marrakesh. Hoy Sorokin escribe sus memorias en una celda, Williams ha contactado con HBO, Lena Dunham y la editorial Simon & Schuster, y Netflix ha comprado los derechos del reportaje publicado en la revista 'New York' sobre esta jugosa historia para convertirla en una serie de 10 capítulos titulada 'Inventing Anna'. Será el primer proyecto de Shonda Rhimes, creadora de 'Anatomía de Grey' y 'Scandal', para la plataforma que pagó más de 100 millones de dólares por ficharla. 

Mascarillas y pantallas

Entre sus protagonistas, la flamante ganadora de dos Emmy por 'Ozark'. Con vestido negro, un bolso Lady Dior rojo y el pelo largo y liso, Julia Garner se pone en la piel de Sorokin en un rodaje que en estos tiempos incluye mascarillas y pantallas transparentes en los descansos. La actriz neoyorquina de 26 años, hija de artistas judíos, casada con el cantante de Foster the People, también conocida por sus trabajos en 'The Assistant', 'Modern Love' o 'The Americans', reconoce haberse divertido mucho con este personaje. «Pero también ha sido un desafío. El acento es una locura, entre alemán y ruso. Puede que sea lo más difícil que he hecho. Y como no puedo juzgar a mis personajes, quiero que la gente entienda por qué lo hizo». 

Durante la producción, Garner viajó hasta la cárcel de Albion (Búfalo), donde ahora Sorokin cumple sentencia. «Me preguntó cómo voy a retratarla. Le contesté que es muy compleja y me pidió que la imitara», cuenta la actriz en 'The Hollywood Reporter'. Cuando la pandemia obligó a parar el rodaje llevaban cinco episodios y Garner se pasaba 18 horas al día grabando en una estación de metro de Brooklyn. «Como no he parado de trabajar en los últimos cuatro años, los primeros tres meses de pandemia no hice otra cosa más que dormir y trabajar en mis acentos» (el de Sorokin y el de su personaje en 'Ozark', Ruth Langmore, serie cuya cuarta y última temporada empezará a rodar en Atlanta en noviembre). 

Julia Garner, como Ruth Lagmore, en 'Ozark'.

"El personaje
es un desafío.
Pero, quiero
lograr que la
gente entienda
por qué lo hizo",
ha declarado
la actriz

Noticias relacionadas

En esta historia de la falsa heredera sedienta de fama y poder hay más rostros conocidos. Anna Chlumsky ('Veep') en el papel de Vivian, una reportera que investiga si Sorokin es un fraude o el nuevo retrato del sueño americano. Katie Lowes ('Scandal') como Williams, la mejor amiga engañada. Laverne Cox ('Orange Is the New Black') como Kacy Duke, entrenadora personal de famosos. Y Alexis Floyd ('The Bold Type') en la piel de Neff, una aspirante a directora de cine que trabaja como conserje de hotel y conoce la ciudad como nadie.

Rhimes lleva a la pantalla esta historia basada en el reportaje que Jessica Pressler (también productora de la serie) publicó en la revista 'New York', titulada 'Cómo Anna Delvey engañó a la jet de Nueva York'. David Frankel ('El diablo viste de Prada') dirige varios episodios, incluido el piloto. Solo falta la fecha de estreno. 

Temas

Netflix