29 oct 2020

Ir a contenido
9 directores anticipan el cine de terror poscovid

9 directores anticipan el cine de terror poscovid

Juan Fernández | 02 octubre 2020

Los creadores de cine de género confían en que el público seguirá sintiéndose seducido por el miedo de ficción pese a estar viviéndolo en directo por el virus. A cuatro días del inicio del festival de Sitges, hablamos con nueve destacados realizadores

El coronavirus ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con el miedo real. ¿Pero qué hay del que sentimos viendo una película de terror? ¿Cómo se percibe hoy el cine de género? ¿Los creadores de estas películas tienen más dificultades para asustar al espectador, que ya vive atemorizado con las noticias que ve a diario, o las claves del género no han cambiado? ¿Cómo se puede hacer una película distópica en medio de una distopía?

En vísperas del inicio del Festival de Cine Fantástico y de Terror de Sitges, que se inaugurará el próximo jueves, nueve realizadores especialistas en meter miedo desde la ficción reflexionan acerca del cine de género actual, cuentan cómo están viviendo la pandemia y explican cómo se plantean el reto de inquietar en una sala de cine a un espectador que lleva medio año viviendo aterrorizado. 'Spoiler': todos coinciden en que el coronavirus no hará mella en la fascinación –y el placer- que los aficionados al género sienten cuando ven una película de miedo. El cine de terror poscovid seguirá siendo inquietante, pero las historias apocalípticas tendrán que hacerse más rebuscadas para sorprender a un público que convive a diario con el apocalipsis.

Ir a: Jaume BalagueróPaco PlazaDenise CastroDavid VictoriKike MaílloKoldo SerraJavier Ruiz CalderaMiguel Ángel Vivas y Sergio Caballero

¿Cómo será el cine fantástico después de la pandemia? 6 directores nos contestan. / ZML

JAUME BALAGUERÓ: "El cine apocalíptico tendrá que ir más allá"

La declaración del estado de alarma pilló a Jaume Balagueró en plena posproducción de 'Way Down', su próxima película, un 'thriller' cuyo estreno ha tenido que retrasar al 2021 por culpa de la pandemia. La cuarentena la dedicó a tomar notas de su siguiente filme, que será "de terror puro y duro", pero no estará inspirado en el confinamiento. "El encierro no fue nada inspirador ni glamuroso, no me apetece escribir sobre esa experiencia", advierte.

Jaume Balagueró. LLEIDA, 1968. Ha dirigido películas de terror como ‘Musa’, ‘Mientras duermes’ y ‘Darkness’, y es coautor, con Paco Plaza, de la saga ‘[Rec]’. / CARLOS MONTAÑÉS

En esa próxima "película de miedo", que a estas horas solo tiene forma de guion, será imposible reconocer la marca del covid-19, pero el realizador confiesa sentirse incapacitado para imaginar escenarios de ficción en este momento sin tener presente la sombra del coronavirus. "¿Y si esto se alarga en el tiempo? Será raro ver a los personajes sin mascarilla, salvo que la historia esté ambientada en la vieja normalidad. Es todo tan raro…", reflexiona.

"Nuestras miradas van a estar contaminadas por el coronavirus, pero seguiremos disfrutando del terror"

Pero hay algo que el cineasta sí tiene claro a estas alturas de la pandemia: al género no le será más difícil inquietar al público después de lo vivido, ni este se volverá más exigente tras esta experiencia. "Nuestras miradas va a estar contaminadas por el coronavirus, pero seguiremos disfrutando del placer de ver una película de terror", prevé. En su opinión, las únicas que tendrán que actualizar sus códigos serán las películas que jueguen a imaginar el fin del mundo. "El cine distópico se distinguía por forzar los límites de lo creíble. Solo hay que ver cualquier película de zombis. Pero ahora tendrán que ir más allá. La gente ha visto el apocalipsis en directo", señala.

PACO PLAZA:  "Los miedos atávicos son eternos y no cambiarán"

Si el covid-19 fuera una película de terror, a estas alturas del metraje habría ya un par de cosas claras: una, que los guionistas se han superado como nunca para epatar al público y mantenerlo con las uñas clavadas en la butaca (en este caso, en la de su salón); dos, que cuando lleguen los títulos de crédito, ese público será diferente al que empezó a ver esta historia de virus, contagios, pánico y muerte hace medio año.

Paco Plaza. VALENCIA, 1973. Ha dirigido las películas ‘Quien a hierro mata’, ‘Verónica’, ‘Rosamanta: la caza de la bestia’ y es coautor, junto a Balagueró, de la saga ‘[Rec]’. JOSÉ LUIS ROCA

Según Paco Plaza, el celuloide no saldrá indemne de ese impacto. "La pandemia nos está llevando a replantearnos cuestiones que antes de la primavera no imaginábamos y el cine es permeable a todo lo que ocurre en su tiempo. Ha cambiado nuestra forma de vivir, mirar y relacionarnos. Esto, queramos o no, acabará reflejándose en las películas que se hagan en el futuro", pronostica el realizador. El cómo es lo que el director no acaba de tener claro, al menos de momento. "Es todo tan reciente, estamos tan inmersos en la pandemia que aún es difícil saber cómo nos va a afectar, pero nuestra forma de contar la realidad, cambiará", asegura.

Luis Tosar, en un fotograma de la película 'Mientras duermes'.

De momento, el Plaza espectador que habita bajo la piel del cineasta ya ha empezado a experimentar esa transformación: "Ahora mismo, ver una película de masas me genera ansiedad. Siento el impulso de gritarles: ‘¿qué hacéis tan juntos y sin mascarilla? ¡Que os vais a contagiar!’", confiesa. El estado de alarma le pilló a la mitad del rodaje de su próxima película. Se titulará ‘Abuela’ y es de terror, pero no hay temor en el cineasta a pillar al espectador curtido en sustos después de la pandemia. "Los miedos atávicos son eternos y no cambian por un virus", asegura.

Denise Castro: "Habrá una cosecha poscovid"

Tres meses de encierro doméstico bajo la amenaza de un virus mortal e invisible dan para mucho si se sabe administrar el tiempo y domar el miedo. Denise Castro el confinamiento le sirvió para concebir una historia que se nutre de ese miedo para reflexionar acerca del mundo en el que vivimos. Va sobre veganismo, distopía y una sopa de murciélago, elementos con los que le gustaría montar una película cuando termine de rodar ‘Paterno’ la producción sobre muertos vivientes que estaba poniendo en marcha el día que el coronavirus mandó parar el planeta.

Denise Castro. Barcelona, 1979. Ha dirigido la película de vampiros ‘Salvación’ (2016) y la parodia de terror ‘Drácula de Denise Castro’  / pau martí

"Y saldrán muchas más, estoy segura. Nos espera una cosecha de películas y directores poscovid porque este bicho que nos amenaza produce un miedo universal", apunta la realizadora. El miedo arrastra el sambenito de ser paralizante, pero eso solo le sucede al real, no al de la ficción. "El terror siempre ha funcionado en el cine y seguirá funcionando después de esta pandemia, porque viendo tipo de películas descargas adrenalina, liberas tensión y sientes placer", explica la directora.

"El terror está en lo cotidiano: no nos hará falta acudir a monstruos para inquietar al espectador"

Queda por ver qué contará el cine de género cuando podamos salir a la calle sin mascarillas. "El terror está en lo cotidiano, en el hogar, en la familia. No nos hará falta acudir a monstruos extraños para inquietar al espectador. Si algo nos ha enseñado el coronavirus es que puede ocurrir cualquier cosa en cualquier momento", analiza Castro. Su hijo de 2 años le dio la clave: "Un día, en pleno confinamiento, llegó corriendo a avisarme: ‘¡Mamá, mamá, acabo de ver dos zombis por la ventana!’. Como para no creerle, con todo lo que está pasando".

DAVID VICTORI: "El género de terror te estira la mente"

Woody Allen suele apelar a su confeso carácter depresivo para justificar su afición a rodar comedias, como si la búsqueda de la risa le vacunara contra su tendencia al lamento. Al director David Victori le ocurre algo parecido con el cine de terror, pero al revés: "Soy tan optimista que de vez en cuando necesito pasar miedo viendo una película de terror para compensar", revela. La pandemia no ha trastocado esa fórmula. Al contrario, la ha potenciado, y no cree ser el único aficionado al género que ahora mismo está pidiendo ¡más madera! a la ficción para hacer frente a esta situación tan difícil de entender y gestionar.

David Victori. Manresa, 1982. En Sitges estrenará ‘No matarás’, su segundo largometraje tras ‘El pacto’. Dirigió varios capítulos de la serie ‘Pulsaciones’. / pau martí

"Cuando la realidad te lleva al límite, te conoces mejor. Y eso es, precisamente, lo que hacen estas películas: te estiran la mente al exponerte a situaciones para las que no te crees preparado", apunta. El paralelismo de ese diagnóstico con el momento que vivimos no escapa al cineasta: "El covid nos está retando, por eso hay más necesidad que nunca de encontrar respuestas. El cine de género puede ayudarnos a encontrarlas. Cada película de terror es un pequeño entrenamiento para aprender a afrontar todo lo que no comprendemos", explica.

'Drácula', película de Denise Castro.

Victori estrenará en el festival de Sitges ‘No matarás’, un inquietante 'thriller' que llevará a Mario Casas, su protagonista, a luchar con sus propios límites. "Una pandemia es un buen momento emocional para llevar a cabo este tipo de experimentos. El público que antes disfrutaba con el cine que pone en tensión seguirá haciéndolo después del coronavirus", pronostica.

KIKE MAÍLLO: "Sitges lleva 50 años esperando este momento"

Kike Maíllo competirá en la próxima edición del festival de Sitges con su nueva película, ‘Cosmética del enemigo’, basada en la novela homónima de Amélie Nothomb. A escasos días del estreno, el realizador se confiesa más preocupado por los ánimos del público que por el dictamen del jurado. "Hemos perdido la costumbre de ir al cine y es lo que más nos urge recuperar", advierte.

Kike Maíllo. Barcelona, 1975. Ha dirigido los largometrajes ‘Eva’ (Goya al mejor director novel), ‘Tú y yo’, y ‘Toro’. En Sitges, estrenará ‘Cosmética del enemigo’. / JOSÉ LUIS ROCA

Para lograrlo, el cineasta se presenta al certamen con un angustioso 'thriller' psicológico que promete "llevar al espectador al extremo", pero tiene fundadas sospechas de que el tono que distinguirá al cine poscovid, al menos al mayoritario, será el humorístico. “Auguro una importante cosecha de comedias. La gente lo está pasando muy mal y tiene necesidad de pintarse una sonrisa en la cara. Éste sería un buen momento para hacer una parodia sobre el confinamiento”, propone el realizador, que estos días anda por Asturias rodando 'Alma', una serie sobre fantasmas que estrenará en Netflix el próximo año.

"El género está abocado a hacerse más emocional, femenino y escaso en el número y tamaño de las producciones"

Extramuros del ‘mainstream’, el género de terror está abocado, según Maíllo, a hacerse “más emocional, femenino y escaso en el número y tamaño de las producciones, que estarán más enfocadas a la tele que al cine”, pero el cineasta está convencido de que conservará sus señas de identidad y a su fiel parroquia de seguidores. “Eso sí, los guiones tendrán que ser más rebuscados para sorprender. Si hay alguien que sabe del fin del mundo es el público de Sitges, que lleva 50 años esperando este momento”, advierte.

KOLDO SERRA: "Pasar miedo seguirá siendo catártico"

Recién acabado el confinamiento, Koldo Serra volvió a ver '28 días después', la distópica película de zombis infectados por un virus mutante que dirigió Danny Boyle en 2002, y confiesa que no pudo dejar de pensar en el maldito 2020. El realizador acota en este punto el impacto que, en su opinión, tendrá el covid-19 en la mirada del aficionado al cine de terror, pero se resiste a ir más allá. "Cambiará la forma como percibíamos ciertas obras del pasado, que ahora las veremos bajo el prisma de lo vivido este año, pero la pandemia no nos impedirá disfrutar de nuestro género favorito", pronostica.

Koldo Serra. Bilbao, 1975.  Ha dirigido los largos ‘Bosque de sombras’, ‘Gernika’ y ‘70 binladens’, y las series ‘La casa de papel’ y ‘El ministerio del tiempo’. / SILVIA CORTADA BALLUS

Y es que el coronavirus sabe engancharse al tejido pulmonar como ningún otro virus, pero es incapaz de hacer mella en el espíritu cinéfilo -y algo masoquista- del fan del género. "Estamos acostumbrados a sufrir, lo pasamos bien cuando sentimos miedo en una sala de cine o en casa frente al televisor".

Escena de la película 'Verónica', de Paco Plaza.

"Hay algo catártico en ver una historia de terror que sabes que terminará en hora y media, y eso no lo cambia una pandemia", explica el realizador. Como prueba, un botón: "Que la película ‘Contagio’ haya sido una de las más vista en las plataformas de pago durante el confinamiento da buena idea de cómo nos relacionamos con la ficción que retrata el fin del mundo", apunta el realizador, que actualmente está rodando la quinta temporada de 'La casa de papel'.

"Mira que hemos visto distopías, pero a nadie se le ocurrió contar lo del papel higiénico"

Asunto distinto es cómo el cine apocalíptico deberá retratar en el futuro ese final del mundo. "Habrá que dar una vuelta a los guiones. Mira que hemos visto películas distópicas, pero a nadie se le ocurrió contar lo del papel higiénico", dice entre risas.

JAVIER RUIZ CALDERA: "No apetece ver películas sobre confinamientos"

Las películas que evocan el viaje a la luna se dividen en dos: las previas al paseo de Neil Armstrong sobre el satélite de la Tierra y las que se hicieron después. "Con el cine sobre pandemias pasará lo mismo. Hubo un cine distópico anterior al 2020 y otro después de esta experiencia", compara Javier Ruiz Caldera, quien pone fuera de toda duda que el coronavirus será en el futuro inmediato una fecunda cantera de historias, tramas y títulos. De todos los estilos, además. "Se harán 'thrillers', comedias y seguro que algún día también veremos ‘Covid-19, el musical’. ¿Por qué no? Al terminar la segunda guerra mundial nadie tenía ganas de hacer bromas con la contienda, pero hemos acabado viendo musicales ambientados en el Holocausto. Esta no es la primera desgracia que afronta el ser humano y el cine siempre ha estado ahí para sacarle punta", advierte el cineasta.

Javier Ruiz Caldera. Viladecans, 1976. Ha dirigido las parodias de terror ‘Spanish Movie’ y ‘Promoción Fantasma’, junto a ‘Tres bodas de más’, ‘Anacleto’ y ‘Superlópez’. / JOSÉ LUIS ROCA

El género de terror también dará buena cuenta de estos meses vividos peligrosamente, pero en opinión de Ruiz Caldera los guionistas tendrán que hilar más fino para atraer la atención del espectador. "Soy el primero que iría mañana mismo a ver una película apocalíptica, pero hoy me seduce más una de zombis que de cuarentenas. No apetece ver en la pantalla historias sobre confinamientos", opina.

"Hubo un cine distópico anterior al 2020 y otro después de esta experiencia"

De momento, el próximo reto del cineasta se llama ‘Malnazidos’, la "película de aventuras con tintes de terror" con la que inaugurará el próximo festival de Sitges. ¿Alguien dijo miedo? "Miedo no, incertidumbre. El cine cumple una función de evasión. Ahora falta que el público venza el temor al contagio y venga a evadirse del virus durante un rato".”, propone.

MIGUEL ÁNGEL VIVAS: "El cine de terror será más emocional"

La filmografía de Miguel Ángel Vivas no ha crecido en los últimos meses con ningún título nuevo, pero la huella del covid-19 ya se nota en su obra. No en la rodada y estrenada, sino en la que está por llegar. Estos días debería estar poniendo en marcha 'Asedio', su próxima película, "un thriller que reflexiona sobre el cine de acción desde la emoción", según sus palabras, pero el estado de alarma le encerró en casa con el guion ya escrito y el confinamiento hizo el resto.

Miguel Ángel Vivas. Sevilla, 1974. Es autor y director de  ‘Reflejos’, ‘Exiction’ y ‘Tu hijo’. También ha dirigido capítulos de varias series, como ‘Vis a vis’ y ‘Desaparecidos’ . / JUAN MANUEL PRATS

"De pronto, me pregunté: ¿es necesario hacer ahora una película tan oscura? Y decidí cambiar el enfoque de la historia. La pandemia me ha vuelto más existencialista. Y también más responsable. Creo que todos, cada uno desde su ámbito, debemos aportar nuestro granito de arena para mejorar el mundo que tenemos", opina.

"La pandemia me ha vuelto más existencialista. Y también más responsable"

Habrá quien dude del potencial benefactor de las películas de miedo. No es el caso de Vivas, un convencido de la "dimensión humanística" del género. "Soy director porque mi padre tenía un videoclub y me aficioné al cine viendo cintas de terror. Las películas de miedo retratan el momento histórico en el que vivimos y describen a la perfección la condición humana", afirma. 

La película de Sergio Caballero 'Finisterrae'.

Si esto era así antes, tras el covid lo será aún más, o eso cree el cineasta. "Después de la pandemia, el cine de terror se volverá más emocional y menos espectacular. Se centrará más en las personas y menos en las historias. El coronavirus nos ha cambiado la mirada", asegura Vivas.

SERGIO CABALLERO: "Me asustan más los políticos que el virus"

Los dos artistas que conviven dentro de Sergio Caballero, el visual y el sonoro –aparte de cineasta, es codirector del Sónar y músico electrónico– vibraron de manera muy especial durante el estado de alarma. No tanto en el confinamiento como cuando pudo salir a la calle. "Disfruté mucho de la ciudad vacía. No solo del paisaje de calles desiertas. También de los sonidos que descubrí. De pronto pude oír a los árboles agitándose con el viento y encontré ruidos de semáforos que desconocía", recuerda. 

Sergio Caballero. Barcelona, 1966. Ha dirigido los largos fantásticos ‘Finisterrae’ y ‘La distancia’. También es autor y director del corto de terror ‘Ancha es Castilla / cris izquierdo

Para él, la huella del coronavirus tiene esa textura, pero no la del miedo. «El terror no me lo provoca el virus, sino la gente que no acepta la muerte como parte de la vida y los políticos que han sembrado el pánico entre la población con su pésima gestión de la pandemia», sostiene este expaciente de covid-19.

Nada de esto le resulta inspirador, ni como realizador ni como espectador. «Ahora mismo prefiero ver a Bud Spencer repartiendo guantazos en 'Le llamaban Trinidad' que una historia sobre virus o pandemias. Me apetece más crear mis propios mundos que contar algo relacionado con lo que está pasando», asegura. El guion que tiene entre manos va sobre una secta que vive aislada en la montaña y usa el sonido como moneda de cambio. No esperen sus seguidores detectar el rastro del coronavirus en su obra futura. «Esta experiencia ha servido para que tomemos conciencia de nuestra fragilidad, pero me temo que seguiremos siendo unos cafres y continuaremos cargándonos el planeta», concluye.

 

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Estás leyendo un contenido elaborado por la redacción de El Periódico en su empeño por proporcionar información de calidad y estar cerca de sus lectores en esta crisis sin precedentes en nuestro país.

A partir de este momento para seguir leyendo las noticias de +Periódico debes navegar registrado, no tiene ningún coste, pero te permite acceder a la información de calidad y a otros servicios que te iremos explicando.