25 oct 2020

Ir a contenido

Así son los 'tiktokers' más influyentes

Abel Cobos

Así son los 'tiktokers' más influyentes

Sus seguidores se cuentan por decenas de millones y, aunque la mayoría aún son adolescentes, poseen unas cuentas corrientes de vértigo. Su talento consiste en condensar en menos de un minuto sus habilidades musicales, coreográficas, humorísticas o, simplemente, de postureo. Una de ellas, Addison Rae, acaba de saltar a Hollywood. Les presentamos a los seis ‘tiktokers’ más influyentes.

@charlidamelio (Charli d’Amelio)

La musa ‘centennial’

Corría junio del 2019 cuando Charli, una estadounidense de 15 años, se abrió una cuenta en TikTok. Aficionada al baile de pequeña, quería compartir sus coreografías, sin muchas más pretensiones. Pero en cuestión de pocos meses, sus vídeos cosechaban millones de espectadores, dentro y fuera de la ‘app’. Así, sus coreografías llegaron a la cantante Bebe Rexha, que la invitó a bailar con ella en un concierto como telonera de los Jonas Brothers

A partir de ahí, su fama «escaló deprisa», como recordó más tarde en el famoso ‘late night’ de Jimmy Fallon. Se había convertido en la musa ‘centennial’ de decenas de marcas, como Hollister, e incluso apareció en un anuncio de la Super Bowl. Pero no fue hasta marzo de este año, mientras España entraba en cuarentena, que se coronó convirtiéndose en la usuaria más seguida de la ‘app’ (actualmente, con más de 80 millones de seguidores).

Aprovechó su fama para dar un empujón a la carrera de ‘tiktoker’ de su hermana mayor, de 19 años, que, aunque se ha quedado un poco atrás (38 millones de seguidores), sigue entrando en el top 10 de usuarios más populares de TikTok, y, junto a Charli, también en las más cotizadas: según ‘Forbes’, sus cachés están en 4 y 3 millones, respectivamente, la segunda y tercera cifra más alta que se paga a usuarios de la plataforma. 

@addisonre (Addison Rae)

El fichaje de Hollywood

Es la segunda ‘tiktoker’ más seguida del mundo, aunque queda muy atrás de la primera posición. Con 60 millones de ‘followers’, está a 20 del primer puesto, una distancia que parece bastante insalvable. Eso, sin embargo, no ha sido un impedimento para su éxito. De hecho, para muchos, ha sabido usar sus recursos mejor que Charli: va a ser la primera ‘tiktoker’ que dará el salto a Hollywood (protagonizando el ‘remake’ de la película de finales de los 90 ‘Alguien como tú’), y también es la que más factura en la red social, con 5 millones de dólares anuales que obtiene gracias a colaboraciones con marcas y publicidad.

Su éxito es igual de reciente que el de Charli. El año pasado, recién llegada a la universidad, estrenó su TikTok, llenándolo de bailes y coreografías. Sus vídeos se posicionaron bien y, cuando llegó al millón de seguidores, le empezaron a llover ofertas de marcas. Viendo que podía dedicarse exclusivamente a ello, dejó los estudios y se mudó a Los Ángeles para llevar una «vida celebrity», como aseguró en su Instagram. Allí ha fundado la Hype House, una red de apoyo para creadores de contenido (con la cual también han colaborado Charli y su hermana), que la ha convertido, no solo en ‘influencer’, sino en «emprendedora de TikTok», como remarca ‘Forbes’. 

@zachking (Zach King)

El ‘abuelo’ de la ‘app’

Quien crea que TikTok es una ‘app’ exclusivamente para la generación Z es que desconoce que el tercer ‘tiktoker’ más seguido, con casi 50 millones, tiene 30 años. Probablemente cualquier persona que haya tenido un perfil en una red social en los últimos 9 años se ha cruzado con un vídeo de Zach King. No es para menos, ha estado en Youtube, Vine, Instagram, Facebook, Twitter y, ahora, TikTok, y ninguno de sus perfiles baja del millón de seguidores.

Estudió cine, pero es, sobre todo, conocido por su dominio de los efectos especiales, que suelen describirse como ilusiones ópticas y trucos de mago, pero usando la edición para crear un espejismo. Su primer viral data del 2011, y fue un ‘edit’ de dos gatos peleándose con sables láser titulado 'Jedi Kittens'. Subido a Youtube, consiguió un millón de visualizaciones en cuestión de 48 horas. Y desde entonces no ha parado.

Enumerar sus logros sería demasiado largo. Ha colaborado con Ellen DeGeneres, el canal Syfy, el ilusionista y escapista David Blaine, Disney (como doblador de un extra de la película ‘Zootopia’), ha escrito un libro, ha trabajado con Youtube como formador de edición de vídeo, y un largo etcétera que rellena el currículum del único ‘tiktoker’ con más de 30 años de la lista.

@lorengray (Loren Gray)

La cantante destronada

A principios de año era la más seguida en TikTok. Pero su fama fue efímera: en el 2020, mientras se quedaba estancada, el resto de ‘influencers’ subían, relegándola a cuarta posición y perdiendo el fuelle que la había convertido en la «más influyente de la ‘app’», según ‘Billboard’. 
Su historia con TikTok empieza antes de que la aplicación se llamase así: se estrenó en el 2015, cuando TikTok era Musical.ly. Allí subía canciones, versiones y  vídeos musicales. Como les sucedió a otros artistas de la talla de Shawn Mendes, un productor la descubrió  y le ofreció un contrato. Lanzó una decena de ‘singles’, alcanzando la cúspide con ‘Queen’, su vídeo más visto, con 16 millones de reproducciones en Youtube. Gracias a su voz dulce y al fácil estilo pop de su música, en el 2019 se convirtió en la ‘tiktoker’ más seguida. 

Pero llegaron las polémicas: se dijo que era una copia de Billie Eilish (un vídeo del canal de cotilleos What’s The Tea? ha llegado a los 1,8 millones de visualizaciones acusándola de plagio) y su reputación cayó en picado. Desde entonces, sus vídeos musicales a duras penas llegan al millón de visualizaciones, quedándose muy atrás en la carrera de la popularidad de TikTok. Está lejos de ser su final (según ‘Forbes’, está valorada en 2 millones de dólares), pero su relevancia digital no tiene buena pinta.  

@riyaz.14 (Riyaz Aly)

El ‘influencer’ indio

El mercado indio de TikTok es el más grande del mundo. De los 2.000 millones de descargas globales, 500 millones pertenecen al mercado indio, muy por encima de los casi 200 millones de China y los 130 de Estados Unidos. Por lo tanto, no es de extrañar que uno de los usuarios más seguidos sea un ‘influencer’ del subcontinente indio. 

Sus vídeos son prácticamente incomprensibles para el mercado internacional: bromas grabadas en su lengua, hindi, ‘playback’ de canciones indias y escenas tipo Bollywood dejan claro que su contenido está enfocado exclusivamente a la audiencia de su país, lo cual le confiere a su éxito mucho más mérito, es el único miembro de la aristocracia ‘tiktoker’ que no se filma en inglés. Eso sí, su contenido más viral traspasa las fronteras del idioma, especialmente las historias mudas de 1 minuto (la duración máxima permitida por la ‘app’) con un argumento algo confuso en las que suele vengarse por unos cuernos o líos amorosos, un género de vídeo bastante replicado por los ‘tiktokers’ del país.

Y aunque este adolescente de 17 años es el quinto ‘tiktoker’ más seguido, su cuenta, realmente, está en la sexta posición. Con 46 millones de ‘followers’, el perfil de la propia ‘app’, @tiktok, lo supera por 3 millones. 

@spencerx (Spencer Polanco Knight)

Loco por el ‘beatboxing’

Es, junto a Zach, el otro ‘millennial’ de la lista. La diferencia entre ambos es que Spencer X, de 28 años, no empezó como adolescente en las redes, sino que es un nativo de TikTok, ‘app’ a la que debe su fama. 

Cuando cuenta su trayectoria, lo hace como si fuera una especie de historia de amor hacia el ‘beatboxing’, pasión a la que se ha dedicado toda su vida. No recuerda cuándo empezó, pero sabe que desde que tiene uso de razón estaba fascinado por esta disciplina y que quería ser «la primera celebridad ‘beatboxer’». Logró convertirse en un maestro de la técnica estudiando «de forma obsesiva» con vídeos de Youtube. Pero alcanzó el estatus de profesional uniéndose a bandas y nunca rechazando ningún bolo. 

Aunque durante unos años fue a la universidad, decidió dejarlo para perseguir su sueño. Por eso, optó por TikTok. En medio año consiguió 10 millones de seguidores, se mudó a Los Ángeles y llamó a puertas hasta que le reclamaron. Ahora, con 43 millones de seguidores, tiene un valor neto de 1 millón de dólares que consigue con publicidad para marcas como Uno, Oreo o Sony. Además, ya está trabajando en su primer ‘single’ con el que espera, por fin, ser el primer ‘beatboxer’ que arrase en el mundo ‘mainstream’.