21 sep 2020

Ir a contenido
Ratched y otras enfermeras para echarse a temblar

PAPELES POCO EJEMPLARES

Ratched y otras enfermeras para echarse a temblar

El estreno de la serie inspirada en el personaje de 'Alguien voló sobre el nido del cuco' nos da pie a recordar algunas otras sanitarias inquietantes de la historia del cine

Quim Casas

El estreno de ‘Ratched’ en Netflix (18 de septiembre), protagonizada por Sarah Paulson (foto en cabeza), nos recuerda que ya antes, además de la presencia de este mismo personaje en ‘Alguién voló sobre el nido del cuco’, el cine y la televisión habían explorado la figura de la enfermera inquietante y malvada. Estas son algunas muestras significativas.

‘ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL CUCO’ (1975)

Louise Fletcher, en 'Alguien voló sobre el nido del cuco'.

Es, junto a ‘Corredor sin retorno’ de Sam Fuller, una de las películas que han descrito mejor el funcionamiento de un centro siquiátrico desde la perspectiva del paciente. Lo interpretó Jack Nicholson, Oscar al mejor actor, pero también obtuvo el galardón Louise Fletcher por su composición de la enfermera Ratched, elevada a la categoría de auténtica villana. Ratched ejemplifica el exceso de poder, control y autoritarismo, fría y despiadada, nada empática con aquellos a los que tiene que cuidar. Ellen Burstyn y Anne Bancroft fueron algunas de las que rechazaron el papel con el que triunfó Fletcher.

‘MISERY’ (1990)

Kathy Bates, en 'Misery'.

Urdida por la febril imaginación de Stephen King en su novela homónima, Annie Wilkes es enfermera y devota seguidora de las novelas románticas de Paul Sheldon, un autor en crisis que acaba de liquidar al protagonista de sus exitosas novelas. Annie cuida a Paul en su casa después de que este se haya roto las dos piernas en un accidente. Contenta de tenerlo a su disposición; pero enfadada por el giro de sus obras. Kathy Bates borda un personaje inicialmente entrañable y psicópata después. Ganó el Oscar por su composición de esta enfermera que se salta todas las normas del juramento deontológico.

‘KILL BILL’ (2003-2004)

Daryl Hannah, en 'Kill Bill'.

En la colección de fogosas asesinas y asesinos ideada por Quentin Tarantino en los dos volúmenes de ‘Kill Bill’, destaca Elle Driver (Daryl Hannah), una de las mercenarias predilectas de Bill. En la primera película, la tuerta Elle se disfraza de enfermera, entra en la habitación donde convalece en coma Beatrix (Uma Thurman) y confiesa que la respeta mucho antes de suministrarle una inyección letal, pero en el último momento la llama Bill para que la deje vivir. Elle regresa en ‘Kill Bill 2’ utilizando una mortal serpiente, la mamba negra, y enfrascándose en violenta pelea cuerpo a cuerpo con Beatrix.

‘KANSEN/INFECTION’ (2004)

Fotograma de 'Kansen/Infection'.

Muestra japonesa de cine sobrenatural en la estela de 'The ring' y otros relatos nipones de espectros y fantasmas, aunque la película dirigida por Masayaku Ochiai, experto en el género, se centra igualmente en la mala praxis de enfermeras y doctores. El decorado es aquí un hospital que atraviesa una complicada situación financiera. El personal trabaja bajo una gran presión desde hace semanas y un médico y una enfermera cometen un error que termina con la muerte de un enfermo. Intentan ocultarlo, pero a partir de este momento comienzan a producirse una serie de muertes violentas e inexplicables.

‘FRÁGILES’ (2005)

Calista Flockhart, en 'Frágiles'.

El personaje encarnado por Calista Flockhart, entonces aún de moda gracias a la teleserie ‘Ally McBeal’, no tiene rango de enfermera psicópata, pero si resulta un personaje muy inquietante, víctima de sus propios miedos y fantasmas. Un filme de terror gótico de Jaume Balagueró ambientado en un hospital infantil de la Isla de Wight que está a punto de cerrar. Flockhart es una enfermera norteamericana que se encarga de los turnos de noche y empieza a creer las fantasías de algunos niños, que atañen a criaturas mecánicas y otros misterios ocultos en una planta del centro abandonada desde hace años.

‘SICK NURSES’ (2007)

Fotograma de 'Sick nurses'.

Una rareza de producción tailandesa en la que la profesión médica no sabe precisamente bien parada. El escenario del filme es un hospital situado en los suburbios de Bangkok. Un doctor y un grupo de jóvenes enfermeras se dedican al lucrativo negocio de vender los órganos de los pacientes muertos en el mercado negro. En pleno festín de truculencias gore, la novia del doctor es asesinada por las enfermeras para impedir que delate sus turbios negocios, pero regresa a la vida a la séptima medianoche decidida a vengarse. Película ideal para una turbulenta sesión de medianoche del festival de Sitges.

‘AMERICAN HORROR STORY: ASYLUM' (2012)

Jessica Lange, en 'American horror story: Asylum'.

Creada por Ryan Murphy, el autor de ‘Ratched’, ‘American horror story’ es una antología criminal y de horror cuyas temporadas son independientes y autoconclusivas, aunque conectadas entre sí. La segunda, subtitulada ‘Asylum’, acontece en un hospital siquiátrico en 1964. Jessica Lange, que ha interpretado a Joan Crawford en otra serie de Murphy, ‘Feud’, da vida a una monja enfermera, la hermana Jude, para quien pecado y enfermedad mental es más o menos lo mismo. Antes de ponerse los hábitos trabajó en un club nocturno, le dio a la bebida y atropelló a una niña. Una enfermera muy poco ejemplar.

‘NURSE 3D’ (2013)

Paz de la Huerta, en 'Nurse 3D'.

Realizada por Douglas Aarniokoski, director habitual de series de televisión, ‘Nurse 3D’, conocida también como ‘La enfermera’, es una comedia negra cuya protagonista ejerce de enfermera de día y asesina de noche. Interpretada por la hispano-estadounidense Paz de la Huerta (una de las actrices más significadas en la lucha contra Harvey Weinstein), Abby Russell abandona las jeringuillas, termómetros, tensiómetros y otras herramientas de enfermería para, vestida provocativamente, seducir y liquidar a todos los hombres infieles que se cruzan en su camino. El filme tiene mejores pretensiones que resultados.