08 ago 2020

Ir a contenido
Lindsay People Wagner, la editora jafa de ’Teen Vogue’.

Lindsay Peoples Wagner: la nueva jefa de la moda

La editora de 'Teen Vogue' impulsa la diversidad racial y muscula su influencia en el sector

Abel Cobos

La situación actual en el mundo de la moda la explicaba a la perfección un meme. Bajo el pie de foto “el muro de Instagram de cualquier diseñador ahora mismo”, presentaba un montón de emojis de chicas blancas y rubias y, tras el icono del cuadrado negro (en alusión  al #blackouttuesday, acción de protesta contra el racismo y la brutalidad policial), aparecían emojis de chicas racializadas. La crítica es sencilla: la inclusión en el mundo de la moda es pura fachada y no plantea ningún cambio real.  

Para pasar del meme a la acción, Lindsay Peoples Wagner, editora en jefe de Teen Vogue, acompañada por la publicista Sandrine Charles, ha creado el Black in Fashion Council, una plataforma para combatir el racismo estructural en el mundo de la moda. Sus acciones se centran, en resumen, en impulsar y monitorizar las políticas de igualdad racial en un mundo, según definen, acosado por un racismo endémico.

Con 29 años, es la editora jefa más joven y la tercera afroamericana en el grupo Condé Nast

Es el último paso en la prometedora carrera de Peoples Wagner. Activista, 'influencer' y periodista, empezó como becaria en 'Teen Vogue', la versión 'millennial' de la mítica cabecera, y ha acabado convirtiéndose en la editora jefa, siendo, con 29 años, la más joven y la tercera afroamericana en conseguir este puesto en el grupo empresarial Condé Nast (el gran conglomerado periodístico al que pertenece la influyente revista). Gracias a ello, consiguió el reconocimiento de 'Forbes' en su lista '30 under 30', es decir, las 30 personalidades más influyentes de menos de 30 años.

Su amplia colección de logros gira en torno a lo mismo: la experiencia negra en el mundo de la moda y la denuncia del racismo sobre el que se estructura. De hecho, su reportaje más celebrado, y el que puso su nombre en la palestra, fue un conjunto de 100 entrevistas a personalidades negras que sufrían distintas opresiones en una industria que solo ve belleza en la etnia blanca. Ha creado su propio #MeToo contra las agresiones racistas y, mientras Anna Wintour se veía obligada a pedir perdón por la falta de diversidad racial de la cabecera bajo su largo mandato, Peoples Wagner se ha ido afianzando como una de las voces de mayor alcance del cambio en marcha. Los nuevos tiempos piden paso. 

Temas Moda Racismo