07 abr 2020

Ir a contenido
Alia Shawkat: la amiga 'arty' de Brad Pitt

ACTRIZ EMPODERADA

Alia Shawkat: la amiga 'arty' de Brad Pitt

La prensa rosa les ha relacionado, pero por ahora solo han sido vistos en salidas culturales

Juan Manuel Freire

Últimamente se ha oído hablar demasiado de Alia Shawkat como 'la posible novia de Brad Pitt', algo discutible por diversos motivos: 1.) al parecer, no son novios sino compañeros de salidas culturales, pictóricas, musicales… y 2.) ¿por qué no llamar a Brad Pitt 'el posible novio de Alia Shawkat'?

Ella no es, en realidad, ninguna desconocida. Ya hace tiempo que logró salir de la ciudad resort de Palm Springs y hacerse notar como actriz. Llevaba esto de la interpretación en la sangre: su abuelo por parte de madre fue el actor Paul Burke ('El valle de las muñecas', 'El caso Thomas Crown'). Sus padres también han trabajado en el cine, y, de hecho, Alia compartió con su padre, Tony Shawkat, uno de sus primeros proyectos: 'Tres reyes', en la que no era hija de su padre, sino del gran Cliff Curtis.

Cuatro años después, llamó realmente la atención como parte del reparto coral de la telecomedia de culto 'Arrested development'. Le tocó uno de los mejores papeles: Maeby Fünke, la prima carismática y experta timadora por la que bebía los vientos el joven George-Michael (Michael Cera). Tras este rol revelación, le llovieron las propuestas, pero pocas que le convencieran. "No quería ser la típica joven e ingenua 'it girl'", dijo en 'The Guardian' hace tres años. "Además, tampoco tenía la imagen adecuada para eso". Se trasladó de Los Ángeles a Nueva York con su novio músico y se dedicó a pintar, algo que todavía hoy sigue haciendo, como sabrán los seguidores de su cuenta de Instagram.

Personajes proactivos

Conocida feminista, Shawkat ha rechazado casi sistemáticamente los papeles de mujer pasiva, obstinada tan solo en casarse y tener descendencia. La hemos visto patinar en 'Roller girls', en la que era la mejor amiga del personaje de Ellen Page; tocar el bajo en 'The Runaways' y la guitarra en 'Green room', o como colega punk de Greta Gerwig en 'Mujeres del siglo XX'.

En la televisión también fue encontrando papeles a su medida. Incluyendo el primero como protagonista: la asistente personal metida a detective amateur de 'Search party', aquella especie de 'Girls' con misterio detectivesco por en medio. Además, la vimos en 'Transparent' como la adicta al sexo que formaba trío con Sarah (Amy Landecker) y Len (Rob Huebel).

Cómoda con su cuerpo, Shawkat reveló también su falta de complejos en 'Duck butter', una película coescrita y coproducida por ella misma en la que formaba peculiar pareja con Laia Costa: dos chicas que se conocen y deciden pasar juntas 24 horas, cada hora punteada por un orgasmo.

¿Qué decíamos sobre los papeles de mujer pasiva y acrítica? Alia no está hecha para ellos. Últimamente la hemos visto recuperar su cara más sardónica como hermana del (doble) Paul Rudd de 'Cómo vivir contigo mismo'. "¿En serio tienes envidia de ti mismo?", le dice en un momento clave a la versión mala de Rudd, o la menos buena, mejor dicho.

Cuando cree que puede empezar a aburrirse, tantea nuevos desafíos y se mete en fregados tan importantes como la obra-maratón 'The second woman', es decir, la misma escena de ruptura interpretada junto a cien actores diferentes (profesionales y no) durante veinticuatro horas. Su amigo Brad no subió al escenario, quizá por cuestiones de agenda. Quizá la próxima vez. Estos dos deberían ser amigos 'arty' hasta el fin.