ESCRITORA Y ACTRIZ

Phoebe Waller-Bridge: en la mente de una antiheroína

La segunda temporada de su serie 'Fleabag', que ella protagoniza, llega a Amazon Prime Video

Phoebe Waller-Bridge: en la mente de una antiheroína
Se lee en minutos

No tenía que pasar, pero la antiheroína tragicómica Fleabag acabó volviendo para una segunda temporada. "Al principio creí que su historia se había acabado, y sin embargo, siguió viviendo en el fondo de mi cabeza hasta que empecé a escuchar de nuevo", dijo Phoebe Waller-Bridge, su creadora y la actriz que le da vida, en la presentación en Nueva York. "Está la presión de 'Oh Dios, ¿voy a ser capaz de volver a algo tan crudo?', pero después las piezas empiezan a encajar".

'Fleabag' fue, en el principio, una 'one-woman play' con la que Waller-Bridge sacudió el festival alternativo Fringe de Edimburgo en el 2013. Tres años después, llegaba la serie, retrato crudo pero sumamente estilizado de una mujer imperfecta, la Fleabag del título (nunca sabremos su verdadero nombre), londinense de treintapocos con pocos amigos y sin claro propósito en la vida, con problemas para las relaciones estables y sin demasiadas ganas de limar asperezas con su familia.

En la primera temporada, la comedia negra fue cediendo cada vez más espacio a la melancolía. Cuando Waller-Bridge quiere asestar un golpe de emoción, sabe hacerlo sin compasión. En la segunda temporada, la guionista/actriz se mueve del humor más histérico a la verdadera sensibilidad y vuelve al humor en menos de media hora, lo que dura un primer capítulo estelar sobre una desgraciada reunión familiar. Los seis episodios de la temporada llegarán de golpe a Amazon Prime Video el viernes, día 17, pero se recomienda no darse un atracón, sino degustarlos poco a poco. Maravillas así no se estrenan cada semana.

'Background' teatral 

Waller-Bridge no encontró el éxito de la noche a la mañana. Tras graduarse en la Real Academia de Arte Dramático de Londres, en el 2006, tuvo dificultad para encontrar trabajo, así que ella misma buscó la forma de estar ocupada. Junto a la directora Vicky Jones, creó una compañía de teatro, DryWrite, conocida por sus veladas escénicas de guerrilla. Ella no ha abandonado nunca del todo las tablas: viene de hacer 'Fleabag' en el off-Broadway y hará unas últimas sesiones en el West End londinense desde mediados de agosto.

Te puede interesar

Pero todo parece indicar que cada vez será más difícil verla en vivo y en directo. La tele la requiere. El cine la requiere. En el primer medio, además de 'Fleabag', creó la recomendable 'Crashing' (no confundir con la también recomendable serie de Pete Holmes) y desarrolló 'Killing Eve' a partir de las 'novellas' de Luke Jennings. En el cine, ha puesto voz a una droide piloto en el universo 'Star Wars', y forma parte del equipo de guionistas de la entrega número 25 de James Bond.

Su caché y popularidad, sobre todo en Inglaterra (no busquen entradas para 'Fleabag' en Londres), no dejan de crecer, pero por suerte para Phoebe, los medios todavía se interesan lo justo por su vida personal. Es decir, nadie la persigue cuando sale a desayunar con Martin McDonagh, director de películas como 'Siete psicópatas' y 'Tres anuncios en las afueras' e, igual que ella, excelso autor teatral.