PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LAS ARTES

Las obsesiones de Scorsese

El cineasta ha abordado, en sus 24 largometrajes de ficción, temas recurrentes, como la violencia, Nueva York y el cristianismo

Las obsesiones de Scorsese
Se lee en minutos

1

ANTIHÉROES. Da igual que sean gánsteres, policías, taxistas, cómicos fracasados o genios locos; casi todos los personajes de Martin Scorsese persiguen obsesivamente una versión imposible del sueño americano, y en el proceso sufren a causa de las tentaciones, las tendencias destructivas y las malas influencias.

2

FE CRISTIANA. Las batallas internas causadas por la fe son un tema que vertebra toda su filmografía. Su primer largometraje, '¿Quién llama a mi puerta?', hablaba de un joven que lucha contra la culpa católica; la última en estrenarse, 'Silencio', explora la duda y la devoción que caracteriza a aquellos perseguidos por su fe.

 

3

NUEVA YORK. Scorsese creció en Little Italy; lleva Nueva York metida en la sangre. Y ha mostrado su lado más oscuro y peligroso pero también más vibrante en títulos como 'Malas calles', 'New York New York', 'Al límite' y 'Jo, qué noche', entre otros. En ellos, el paisaje externo es un reflejo del tumulto interno de sus personajes.

 

4

PADRES SUSTITUTOS. Los personajes de Scorsese buscan al padre que nunca tuvieron. En 'Infiltrados', Billy Costigan lo encuentra en Frank Costello; en 'Uno de los nuestros', Henry Hill hace lo propio con Jimmy Conway y, en 'Gangs of New York', lo mismo le sucede a Amsterdam con Bill el Carnicero. Casi siempre, esas figuras paternas salen rana.

 

5

SOLEDAD.En el cine de Scorsese, ese es un sentimiento consustancial a la existencia humana. Películas como 'El aviador', 'Taxi driver', 'Toro salvaje', 'El rey de la comedia' y 'Al límite' hablan de hombres que fracasan a la hora de conectar con el entorno, y de las consecuencias drásticas, y a menudo trágicas, que eso tiene.

 

6

TRAICIONES FRATERNAS. Charlie y Johnny Boy en 'Malas calles', Ace y Nicky en 'Casino', Jordan y Donnie en 'El lobo de Wall Street'… Muchas de las películas del neoyorquino son retratos de hombres unidos por la sangre o por vivencias compartidas, que constantemente ponen a prueba sus lealtades mutuas y coquetean con la traición. 

 

Te puede interesar

7

VIOLENCIA. Dado que sus más icónicos personajes son criminales, asesinos y mafiosos, es lógico que buena parte de su cine esté bañado en sangre. Son seres que tardan en morir, y Scorsese se recrea en sus cuerpos mientras reciben palos o balazos. Es una violencia hiperbólica pero no gratuita, que dice mucho de quienes la practican.