Filmografía sobre el revolucionario

Seis títulos que componen, con desigual acierto, la figura del Che

1
Se lee en minutos
Quim Casas

 

 

CHE! 

Richard Fleischer (1969)

El director de ‘El estrangulador de Boston’ presenta una visión algo sesgada, muy desde la perspectiva estadounidense, de la compleja relación entre Ernesto Che Guevara Fidel Castro, interpretados respectivamente por un actor egipcio de ascendencia libanesa, Omar Sharif, y el estadounidense Jack Palance

EL CHE GUEVARA 

Paolo Heusch (1969)

Un director especializado en los géneros populares como Paolo Heusch, con filmes sobre hombres lobo, aventuras y spagueti western, no parecía el más adecuado para realizar este retrato del Che centrado en la persecución a la que es sometido en Bolivia por un agente de la CIA. Francisco Rabal cumple.

 

 

EVITA

Alan Parker (1996)

Adaptación del famoso musical de Andrew Lloyd Weber y Tim Rice. El respeto a la historia es muy relativo tanto en el original como en el guión firmado por Oliver Stone, posterior director de dos documentales sobre Fidel. Madonna es una imposible Eva Perón y Antonio Banderas compone un Che exótico.

 

 

DIARIOS DE MOTOCICLETA 

Walter Salles (2004)

Tampoco en el filme de Salles, coproducido por Robert Redford, el Che fue encarnado por un actor argentino o cubano. El mexicano Gael García Bernal lo interpreta en esta experiencia pre-revolucionaria cuando, en 1952, aún no apodado el Che, recorrió América del Sur en moto junto a su mejor amigo. 

CHE GUEVARA 

Josh Evans (2005)

El tercer actor español en interpretar a Guevara, tras Paco Rabal Antonio Banderas, sería Eduardo Noriega. Su composición es interesante, pero se trata de una anodina producción estadounidense, con toques de inflamado romanticismo, en la que el protagonista recuerda sus experiencias al ser encarcelado. 

 

 

CHE: I. EL ARGENTINO /  II. GUERRILLA

Noticias relacionadas

Steven Soderberg (2008)

Ambicioso díptico de Soderbergh, esta vez con el puertorriqueño Benicio Del Toro en el papel principal. La primera parte, más ajetreada, narra el triunfo de la revolución y el famoso discurso de Che en la ONU, mientras que la segunda muestra el paso lento del tiempo de los guerrilleros en la selva boliviana.