Francesc Garrido, el Robert Mitchum de Gelida

El protagonista de la serie 'Sé quien eres' –3,1 millones de espectadores vieron el primer capítulo– admite su deuda con el chico malo de Hollywood

Francesc Garrido.

Francesc Garrido.

2
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

Francesc Garrido (Barcelona, 1969) venera a Robert Mitchum. Tanto que confiesa haberse inspirado en él para dar vida a su personaje amnésico de 'Sé quien eres', la serie negra de Tele 5 que tuvo una estupenda acogida la semana pasada (3.170.000 espectadores). Garrido interpreta a un intrigante hombre que parece haber perdido la memoria tras un accidente. No recuerda que está casado, tiene dos hijos y es el dueño de un bufete de abogados. Se le acusa de la desaparición de su sobrina, de la que él asegura no saber nada. ¿Su amnesia es cierta? ¿Estamos delante del villano de la historia?

 

Sea como sea, el papel de malo le sienta bien a Garrido. "Hacer de villano es más divertido", confiesa el actor, que nos puso los pelos de punta en la negra y espléndida película '25 kilates', donde se dedicaba a tratar (es una manera de decirlo) con morosos. A su ídolo cinematográfico, Mitchum, también le iban los malos. De hecho, él era el chico malo de Hollywood (en la realidad y en la ficción). Cuando un periodista le preguntó por qué había decidido protagonizar 'La noche del cazador' su respuesta fue: "Me llamó el director para proponerme un guion sobre un auténtico hijo de puta".

INDIFERENTE A LA FAMA

La pasión por papeles de duros y bellacos no es lo único que une a Garrido ('El tiempo entre costuras''Isabel''La adopción') con su venerado Mitchum. La indiferencia por la fama, las alfombras rojas y el circo que rodea el mundo del cine también les une. ¿Han visto muchas veces a Garrido protagonizando titulares de prensa rosa? Es más, ¿conocen algo de Garrido que no sea estrictamente profesional?

El americano aseguró no haber visto  más de 4 películas en 10 años. El catalán confiesa no ver series

Cuando, en 1993, Mitchum fue invitado al Festival de San Sebastián para recibir el premio Donostia, pidió un plan de actividades. Los organizadores le propusieron unas cuantas recepciones oficiales y encuentros con las autoridades. Completamente horrorizado, Mitchum les contestó que prefería quedarse en su tranquilo rancho sin tanto esmoquin ni corbatas, asegura Diego Galán (exdirector del festival) en el desternillante libro de anécdotas sobre el certamen 'Jack Lemmon nunca cenó aquí' (Plaza & Janés). La dirección corrigió y le insistió en que solo tendría que dar una conferencia de prensa y recibir el galardón. Solo entonces el tipo más duro del mundillo del cine aceptó. Llegó a San Sebastián, pero las maletas se perdieron en el camino. La organización le facilitó ropa y cuando, por fin, apareció su equipaje, el actor devolvió camisas y ropa interior que no había utilizado. "Así os reembolsarán el dinero en la tienda", aseguró. ¿Se puede ser menos estrella?

Noticias relacionadas

La dureza no es solo cuestión de carácter. También de aspecto físico. El rostro de Mitchum –fallecido en 1997 a los 79 años– decía mucho de lo que había vivido. La cara de Garrido es de las más varoniles del panorama actual. Aunque su biografía no es ni mucho menos tan ajetreada. El protagonista de 'La hija de Ryan' (David Lean, 1970) se dedicó en sus tiempos mozos a vagabundear y fumar marihuana. Fue operario de fábrica y boxeador profesional, recuerda Juan Tejero en 'El grupo salvaje de Hollywood' (T&B Editores).

Mitchum prefería la tranquilidad de su rancho de Santa Bárbara (California) y Garrido, el sosiego de Gelida. Mitchum confesó no haber visto más de cuatro películas en 10 años. Garrido, que es cinéfilo, no ve series. "Debo ser el actor que menos series ve. Por no tener no tengo ni antena de televisión". Garrido y Mitchum. Mitchum y Garrido.