¿Europa queda demasiado lejos?

1
Se lee en minutos
Sara Pijuán

Europa, un concepto tan viejo y a la vez tan nuevo. Mucha gente se queja de esta relativamente nueva Unión Europea. Dicen que Alemania tiene demasiado poder, y gracias a las medidas anticrisis, la idea de Europa se ha convertido en un sinónimo de austeridad. Nadie recuerda los buenos inicios de la Unión Europea, aquellos años en los que España era una de las regiones más favorecidas y durante los que el dinero llegaba a espuertas en forma de ayudas, inversiones y nuevos proyectos.

Europa comporta también un extraño sentimiento contradictorio. Sobre todo en Catalunya y Escocia, donde en el momento en el que se contempla la posibilidad de marchar de la Unión Europea, una parte importante del electorado se echa atrás. Por su parte, los países de la Europa del Este quieren entrar en la Unión Europea a cualquier precio; el ejemplo de Ucrania es francamente estremecedor. Mientras, el Reino Unido se plantea marcharse, y Suiza cierra sus fronteras. Y todo esto ¿qué significa? Quizá que Europa es un concepto demasiado abstracto para la mayoría.

Noticias relacionadas

Quizá que ahora que es tiempo de vacas flacas y que países más desfavorecidos entran en la Unión Europea, ya no interesa compartir recursos y abrir fronteras. Yo, personalmente, siendo una catalana expatriada en Suecia, me he beneficiado de la Unión Europea, ya que me ha facilitado la transición. A pesar de ello, ahora que se acercan las elecciones europeas me siento poco involucrada. Posiblemente me es difícil identificarme con un poder político que vive tan lejos y que parece tan ajeno a los problemas reales de la sociedad.

Estudiante de doctorat en biologia cel•lular a la Universitat d'Uppsala (Suècia)