24 sep 2020

Ir a contenido

    El presidente del Banco Central Europeo asegura que el peligro de ruptura de la unión monetaria ya ha pasado

    Draghi: "La crisis no está superada pero hay muchos signos alentadores"

    El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que el peligro de ruptura de la unión monetaria está superado ya en su mayor parte. En una entrevista que publica este domingo, el semanario alemán "Der Spiegel", Draghi ha afirmado que "la crisis no está superada pero hay muchos signos alentadores".

    El presidente del BCE ha subrayado que la economía se está recuperando en muchos países, al tiempo que los desequilibrios en el mercado europeo están decreciendo. "Esto es más de lo que podíamos esperar hace un año", ha recalcado. Además, Draghi se ha mostrado satisfecho de no haber confirmado los miedos que despertó su política entre algunos economistas alemanes y banqueros.

    "Existía el temor perverso de que las cosas discurrirían hacia lo peor", ha recordado Draghi, que se ha congratulado de que fue lo contrario lo que finalmente sucedió, con un descenso de la inflación y una inseguridad en retroceso.

    La política del BCE

    Draghi ha rechazado que la política del BCE de bajos intereses básicos perjudique a los ahorradores, al tiempo que ha aseverado que el hecho de que la inversión de los réditos correspondientes ni siquiera iguale la inflación "no es culpa del BCE".

    "Especialmente en los últimos años no pudimos controlar los intereses a largo plazo porque los inversores estaban altamente inseguros debido a la crisis", ha manifestado Draghi.

    Por otra parte, el presidente del BCE ha considerado que una nueva caída del tipo de interés básico no es ahora necesaria ya que no se percibe "por el momento ninguna necesidad inmediata de actuar". También se ha mostrado tranquilo ante la decisión de la Reserva Federal estadounidense (Fed) de disminuir la compra de bonos.

    "Hasta ahora la reacciones del mercado mostraron que el anuncio de la Fed no tuvo grandes efectos. La capacidad de resistencia de los mercados es mayor que hace un año" ha manifestado Draghi.