Hallada tras dos meses desaparecida

Piden 19 años de cárcel por el crimen de Janet Jumillas, asesinada en Cornellà en 2019

  • Según el fiscal, el acusado, valiéndose de una o varias armas blancas, “le atacó causándole distintas heridas, que provocaron su muerte”

Un mosso conduce a uno de los dos detenidos por la desaparición de Janet Jumillas al coche policial.

Un mosso conduce a uno de los dos detenidos por la desaparición de Janet Jumillas al coche policial. / MARTÍ FRADERA

1
Se lee en minutos
El Periódico

La Audiencia de Barcelona iniciará este viernes 9 de diciembre el juicio a Aitor G., acusado de la desaparición y asesinato de Janet Jumillas -madre soltera de dos hijos- en marzo 2019. Para él, la Fiscalía solicita 19 años de prisión.

Según el fiscal, el acusado concertó un encuentro con la víctima para verse en su domicilio, en Cornellà de Llobregat (Baix Llobregat), y, una vez allí, valiéndose de una o varias armas blancas, “le atacó causándole distintas heridas, que provocaron su muerte”.

El cuerpo sin vida de la víctima fue hallado, dos meses más tarde de que se notificara su desaparición, por operarios de limpieza en El Prat de Llobregat, enterrado en un solar de la localidad.

Sospechoso desde el principio

Según explicaron los Mossos entonces, Aitor se convirtió en el principal sospechoso tras pocos días de la desaparición de Janet. De nacionalidad española, a Aitor se vinculaba en esa época con Janet Jumillas, vecina de Viladecans, aunque su relación no ha quedado clara.

Cuando los Mossos interrogaron a Aitor ya descartaron la solidez de su coartada porque afirmaba haber estado en ciertos lugares, pero los repetidores de telefonía de su móvil lo desmentían.

El 21 de marzo por la noche, nueve días después de su desaparición, los Mossos ya estaban vigilando a Aitor y observaron como tiraba tres bolsas de basura a un contenedor. En su interior, descubrieron los agentes, había tres mochos de fregona impregnados con la sangre de Janet, unas gafas que una óptica confirmó que la mujer había comprado en su establecimiento y una cuerda con cabello.

Noticias relacionadas

Así, en el registro de la vivienda del arrestado en Cornellà realizado en mayo del 19, los agentes hallaron indicios biológicos que apuntalaron la hipótesis de los investigadores de que la mujer fue víctima de un crimen.

Lee todas las noticias de Cornellà de Llobregat en EL PERIÓDICO Cornellà