50 años

Cornellà recuerda las inundaciones del 1971 con una exposición

La conmemoración consiste en una placa en cada uno de los barrios afectados y una pequeña exposición

Fotografia de la muestra ’La memòria del fang’, sobre las inundaciones de 1971 en Cornellà

Fotografia de la muestra ’La memòria del fang’, sobre las inundaciones de 1971 en Cornellà / Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat

1
Se lee en minutos
El Periódico

El lunes 20 de septiembre de 1971, fuertes aguaceros empiezan a llenar el curso medio del río Llobregat a su paso por Cornellà (Baix Llobregat) . A las 18 h, el río empieza a superar su curso habitual y a inundar espacios. Ahora una exposición titulada 'La memòria del fang' recuerda aquellas inundaciones que Cornellà vivió hace cincuenta años.

L’Avenç de Cornellà, Asociación para el Patrimonio Histórico y la Cultura, con el apoyo del Ayuntamiento de Cornellà, impulsan la colocación de un monumento que marca las alturas donde llegó el agua durante aquella catástrofe. El monumento consiste en una placa en cada uno de los barrios afectados y una pequeña exposición en la calle que, a través de fotografías, mostrará las consecuencias de la riada, así como la solidaridad, la unión del vecindario y la movilización ciudadana. La inauguración tendrá lugar el martes 21 de septiembre, a las 19 h en la calle Virgen de Montserra esquina Rubió i Ors, al lado de la biblioteca Marta Mata. La muestra se podrá ver primero en la confluencia de la Rambla con la plaza de la Iglesia, y está previsto que sea itinerante y se pueda visitar en varios lugares de la ciudad.

La memoria del barro

La altura del agua superó los 160 y 180 centímetros. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas personales durante la noche. Pero los daños materiales, a los comercios, empresas, infraestructuras y viviendas familiares (en especial, los pisos bajos) fueron muy importantes.

Las tareas de limpieza supusieron una corriente de solidaridad muy importante en la ciudad, y la reivindicación por la inacción de la administración franquista y por la canalización del río condujo a protestas de mucho más alcance.

Noticias relacionadas

El proceso para conseguir un río seguro fue un proceso paralelo al de la recuperación democrática en la ciudad.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Exposiciones