En enero de 2020

Investigan por un delito de odio a dos vecinos de Cornellà por supuestamente agredir a un simpatizante de Vox

  • Una de las abogadas critica la estrategia de la extrema derecha para "criminalizar y escarnecer" a los movimientos antifascistas

  • A la salida, la abogada ha señalado que han aportado un vídeo donde queda claro que la versión de los denunciantes es falsa

Imagen de la abogada Laia Serra hablando con los dos investigados en la puerta de los juzgados de Cornellà de Llobregat.

Imagen de la abogada Laia Serra hablando con los dos investigados en la puerta de los juzgados de Cornellà de Llobregat. / ACN

Se lee en minutos

ACN

Este miércoles han declarado como investigados en los juzgados de Cornellà de Llobregat (Baix Llobregat) por un delito de odio dos vecinos del municipio por agredir supuestamente a un simpatizante de Vox. Los hechos tuvieron lugar el 12 de enero de 2020 durante una concentración del partido de extrema derecha en la plaza de la Església de Cornellà cuando uno de los manifestantes, un hombre de 81 años, se encaró con un grupo de personas que participaban en una contramanifestación antifascista y recibió un golpe en la cara.

Laia Serra, abogada de uno de los acusados, ha destacado que las declaraciones "han ido muy bien" porque finalmente los acusados ​​se han podido explicar y que han aportado un vídeo donde queda claro que la versión de los denunciantes es falsa.

Los dos investigados han recibido el apoyo de una cincuentena de personas, entre ellas el diputado de la CUP y ex concejal en el Ayuntamiento de Cornellà, Vidal Aragonès, que se han concentrado desde las nueve y media de la mañana a las puertas de los juzgados.

Casos “magnificados”

A la salida, Laia Serra, abogada de Larbi Badidi, uno de los imputados, ha explicado que este miércoles han declarado tanto el denunciante como los dos investigados que, más de un año después de los hechos, "por fin" han podido dar su versión de lo que sucedió.

Una versión, ha añadido, que está muy alejada de la de los denunciantes, representados por Vox, y que queda acreditada en un vídeo donde se ve claramente que su defendido no participa en la supuesta agresión.

Serra ha lamentado la estrategia legal de la extrema derecha por "criminalizar y escarnecer" los movimientos antifascistas. En este sentido, ha lamentado que la fiscalía "compre" sistemáticamente como delitos de odio lo que deberían ser juicios por delitos leves. "Se está convirtiendo en práctica habitual de la extrema derecha magnificar estos casos para generar escarnio judicial", ha añadido.

Insultos racistas y xenófobos

Para la abogada, el caso de Larbi Badidi, un joven de origen magrebí muy vinculado al tejido asociativo del municipio, es muy representativo de esta estrategia porque se acusa de un delito de odio una persona "racializada" contra personas de extrema derecha "que son las que se dedican a promover el racismo en los barrios y ciudades de Catalunya".

A través de las redes sociales, los Castellers de Cornellà de Llobregat, entidad a la que pertenece Badidi, han denunciado que desde el día siguiente de los hechos el joven recibió amenazas e insultos racistas y xenófobos por parte de miembros y simpatizantes de formaciones de extrema derecha.

Te puede interesar

Una vez escuchadas las partes, el juez deberá decidir si el procedimiento continúa y si lo hace como un delito de odio o por un delito leve.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA