07 abr 2020

Ir a contenido

PILLADO IN FRAGANTI

Detenido por robar en vestuarios de diversos equipamientos deportivos de Tarragona y Cornellà

Las cámaras lo grabaron entrando y saliendo de los recintos de donde se llevó móviles y dinero por valor de más de 4.000 euros

ACN

Un coche de los Mossos d’Esquadra.

Un coche de los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre por cometer quince hurtos en equipamientos deportivos del Camp de Tarragona, entre el 8 de enero y el 29 de febrero de este año. Es un individuo de 31 años, de nacionalidad española y vecino de Tarragona. La investigación arrancó el pasado 8 de enero al recibir dos denuncias por hurtos en los vestuarios de un pabellón polideportivo situado en los barrios de Ponent de Tarragona.

El ladrón tuvo que salir corriendo cuando se vio sorprendido después de haberse llevado dos teléfonos móviles y dinero en efectivo de los vestuarios. En más de una ocasión se encontró con personal de las instalaciones y también fue registrado por sus sistemas de videovigilancia. Esto facilitó su posterior detención, el pasado viernes 6 de marzo.

Este tipo de acciones se fueron repitiendo el día 13 y 14 de febrero en dos pabellones municipales y en un instituto del Tarragonès. El 16 de febrero hubo un hecho más en unas instalaciones deportivas de Cornellà de Llobregat (Baix Llobregat). El 17 de febrero el hombre reincidió entrando en uno de los pabellones donde ya había cometido un hurto, momento en que fue reconocido por varios testigos que ya lo habían visto, cuando accedió por primera vez cuatro días atrás. En todos los casos logró llevarse teléfonos móviles o dinero.

Pillado in fraganti

El ladrón volvió a actuar el día 21 de febrero en un club de Tarragona, donde se presentaron hasta cuatro denuncias, y el día 29 en un equipamiento deportivo de Lleida. Entre los antecedentes policiales del sospechoso, los investigadores encontraron la coincidencia de un hecho del diciembre de 2017, en la que ya fue detenido cuando lo sorprendieron in fraganti dentro de los vestuarios de un club deportivo de las Borges Blanques (Garrigues).

Se calcula que el valor de todos los efectos robados, entre teléfonos móviles y dinero en efectivo, supera los 4.000 euros, según informan fuentes de los Mossos. El detenido quedó en libertad con cargos tras pasar este domingo a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Tarragona.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA