03 abr 2020

Ir a contenido

MOVILIDAD URBANA

Cornellà pedirá una licencia administrativa para circular en patinete eléctrico por la ciudad

Entre el 1 de enero y el 23 de febrero, en Cornellà ya se han interpuesto 74 denuncias relacionadas con patinetes y otros Vehículos de Movilidad Personal

Àlex Rebollo

Patinete eléctrico en Esplugues.

Patinete eléctrico en Esplugues. / AYUNTAMIENTO DE ESPLUGUES

El Ayuntamiento de Cornellà (Baix Llobregat) está estudiando la posibilidad de requerir que los patinetes eléctricos y las bicicletas dispongan de una licencia administrativa para poder circular por las calles de la ciudad. El aumento de accidentes en los que hay patinetes implicados ha conducido a estudiar esta propuesta, de hecho, Cornellà es el segundo municipio de Catalunya con un mayor índice de accidentes con patinetes eléctricos implicados.

El objetivo de este nuevo requisito, según señalan desde el consistorio, es "garantizar la seguridad vial y la protección, en primer lugar de los propios usuarios de patinetes y otros Vehículos de Movilidad Personal (VMP), y evidentemente los peatones y del resto de usuarios de la vía pública".

En septiembre de 2019 se aprobó la nueva Ordenanza Municipal de Circulación de Vehículos y Peatones, con la intención de modernizar el texto y adaptarlo a nuevas realidades como los vehículos de movilidad personal, cuyo uso ha crecido de forma exponencial en los últimos años.

34 accidentes en 2019

El incremento del uso de estos vehículos ha comportado que se haya detectado por parte de la Guardia Urbana de Cornellà un aumento importante del número de accidentes en los que hay patinetes u otros VMP implicados.

Durante el año pasado se contabilizaron un total de 34, mientras que se realizaron 8 denuncias: en cinco casos, por causas relacionadas con el consumo de alcohol (alcoholemias positivas, o negativa a realizar la prueba); una por no facilitar los datos en un accidente; y las otras dos por infracciones de tráfico.

El total de servicios relacionados con VMP fueron de 82 durante el año 2019, cifra que incluye los accidentes, pero también quejas, detección de anomalías o acciones informativas, entre otros.

De la campaña pedagógica a las sanciones

Desde el momento de aprobar la nueva ordenanza y hasta finales de 2019 la Guardia Urbana del municipio del Baix Llobregat ha llevado a cabo una campaña "de carácter pedagógico", informando a los usuarios de estos vehículos por donde tenían permitido circular, de qué manera debían hacerlo para garantizar su propia seguridad y la del resto de personas y vehículos, y los sistemas de protección adecuados que deben llevar.

Desde el mes de enero de 2020, ya se ha pasado a sancionar a aquellos usuarios de VMP que contravengan la nueva normativa. Es más, en cada caso la intención es aplicar el mayor grado de sanción que la infracción o infracciones suponga, ya que estas son acumulables.

De este modo, entre el 1 de enero y el 23 de febrero ya se han interpuesto 74 denuncias relacionadas con patinetes y otros VMP. En este mismo periodo, se tiene constancia de 6 accidentes, dentro de un total de 46 servicios con patinetes o bicicletas implicados.

Patinetes circulando de forma inadecuada

Las denuncias realizadas durante 2.020 corresponden, mayoritariamente, a patinetes o vehículos similares que circulaban por sobre la acera de forma inadecuada. En cifras similares están los casos en que se sanciona que dos personas vayan en un solo vehículo, o circular con los auriculares puestos, conducta expresamente prohibida por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Otras denuncias, con menos incidencia, han sido referidas a: circular sin luces, sin casco, cruzar un semáforo en rojo, circular con un teléfono móvil, en sentido contrario, con una velocidad inadecuada o no respetar la prioridad.

Revisión de la regulación actual

Actualmente, la legislación "sólo exige la autorización administrativa y el seguro para poder circular a los vehículos de motor, lo que no afecta a los VMP", explican desde el Ayuntamiento de Cornellà. "Pero sí que las administraciones locales pueden poner exigencias técnicas o de otra naturaleza en las vías de su competencia", añaden.

Según relatan fuentes municipales, el aumento del uso de este tipo de vehículos "hace que sea necesario revisar la regulación en beneficio de la seguridad vial y colectiva", de ahí que el consistorio pedirá al Ministerio de Interior y a la DGT que reglamenten el uso y la circulación de los Vehículos de Movilidad Personal.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA