Ir a contenido

POR ROBAR DINERO Y JOYAS

Detenida una mujer de Cornellà por robar a ancianos a los que cuidaba

La mujer habría robado 7.000 euros en efectivo y joyas valoradas en 3.6000 euros y habría hecho uso de la tarjeta de crédito de sus víctimas

ACN

Algunas de las joyas sustraídas por la vecina de Cornellà en Sant Andreu de la Barca y Cervelló

Algunas de las joyas sustraídas por la vecina de Cornellà en Sant Andreu de la Barca y Cervelló / Mossos d'Esquadra/ACN

Los Mossos d’Esuqadra detuvieron la pasada semana a una mujer de 45 años y vecina de Cornellà por robar dinero en efectivo y joyas en casas de Cervelló y Sant Andreu de la Barca, donde trabajaba como empleada doméstica y cuidando a gente mayor en sus domicilios.

Según la policía catalana, la mujer habría robado 7.000 euros en efectivo y joyas valoradas en 3.6000 euros, aprovechándose de la “plena confianza” que le tenían los dueños de las casas, en las que realizaba tareas de asistencia a gente mayor.

En alguna ocasión, la arrestada llegó incluso a utilizar la tarjeta de crédito de una de sus víctimas para hacer un reintegro en un cajero automático, para luego devolverla a su lugar y no levantar sospechas.

Los hechos se descubrieron a mediados de julio, cuando un analista de la unidad de investigación de los Mossos detectó diversas vendas irregulares en varios establecimientos de compraventa de oro de Cornellà por parte de una misma mujer.

Este tipo de establecimientos están obligados, según la Ley 4/2015 de 30 de marzo de protección de seguridad ciudadana, a mantener un registro y comunicar a la policía las transacciones que realizan. Los investigadores buscaron otras posibles vendas que podría haber realizado la mujer, y descubrieron que entre 2017 y 2018 la mujer había venido joyas por valor de 3.600 euros.

Ante esto, los agentes contactaron con los familiares de las víctimas a las que estaba cuidadno ahora en Sant Andreu y para las que trabajó el año anterior en Cervelló, y comprobaron que la trabajadora doméstica se había aprovechado de la confianza de sus víctimas, cinco personas de edad avanzada, y de sus familiares, para robarles.

La investigación concluyó el pasado 28 de agosto con la detención de la mujer como presunta autora de cinco delitos de hurto y un delito de estafa. La arrestada pasó a disposición judicial y el juez instructor la dejó en libertad con cargos, aunque la investigación continúa abierta y no se descarta localizar nuevas víctimas.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA