Ir a contenido

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA

Dime qué escuchas y te diré cómo te veo

El fotógrafo de Cornellà Víctor Garrido expone Elles_Ells en la Biblioteca Sant Ildefons hasta el 5 de septiembre

La muestra es una recopilación de retratos hechos a partir de la canción favorita de sus protagonistas

Aitana Glasser

La exposición Elles_Ells se puede ver en la Biblioteca de Sant Ildefons hasta el 5 de septiembre

La exposición Elles_Ells se puede ver en la Biblioteca de Sant Ildefons hasta el 5 de septiembre

¿Cuánto es capaz de decir la lista de reproducción de una persona sobre su personalidad, sus gustos y su vida? ¿Seríamos capaces de hacernos una idea aproximada de ella según sus gustos? Algo así es lo que se preguntó el fotógrafo cornellanense Víctor Garrido, que expone el resultado en “Elles_Ells”, la muestra inaugurada el pasado mes de julio en la Biblioteca Sant ildefons de Cornellà.

Todo empezó con un experimento, algo que se le pasó por la cabeza un día cualquiera e inmediatamente decidió compartir en sus redes sociales. Una pregunta concisa y aparentemente sencilla pero que puede ser realmente compleja: ¿Cuál es tu canción favorita?

A partir de las respuestas que recibió de los usuarios, este fotógrafo y diseñador gráfico de Cornellà se imaginó cómo era la personalidad de quien se escondía detrás de cada canción y decidió plasmarlo en forma de retrato. Uniendo hobby y profesión, música y fotografía, consiguió retratar en un entorno totalmente adaptado a la melodía y a la persona a cada una de aquellas figuras.

Garrido escuchó la canción, la melodía, la letra, el significado y lo que a él mismo le transmitía todo en su conjunto. A partir de sus primeras impresiones y tras hablar con cada una de las personas, se citó con ellas para retratarlas en un lugar adaptado a las características que reflejaba la canción. “A partir de las canciones, pensé cómo hacer las fotografías”, explica.

En total, 23 fotografías que “no son ni la mitad de las personas que contestaron”, se lamenta, pues le resultó imposible cuadrar la agenda para quedar con todas ellas. Una respuesta que quizá no esperaba pero que le permitió llevar a cabo este improvisado y a la vez trabajado proyecto. “Un 70%, la mayoría, son gente de Cornellà”, dice el autor. Algunos de ellos de su entorno, pero muchos otros sin ningún tipo de relación íntima con él, algo que dificultaba todavía más el proceso de creación y elección del espacio.

Cada canción un retrato, cada retrato una historia

Conforme fue avanzando el proyecto y se fueron produciendo los encuentros, Víctor fue conociendo y re-conociendo a las personas y a las personalidades que se escondían tras aquellas melodías. “Hay relatos detrás de estas personas que son lo que realmente dan sentido a la fotografía”, dice el autor. Y es cierto, pues se llevó más de una sorpresa.

Como anécdota, cuenta que le impactaron tanto las respuestas de los desconocidos como las de los más allegados. "Amigos cercanos hicieron una elección que me sorprendió muchísimo" pero en el fondo sabía más o menos el porqué de aquellas trías. No era así, sin embargo, en los casos en los que el autor no tenía casi vínculo con la persona retratada.

Entre ellos, Víctor se sorprendió especialmente por el caso de una joven que le propuso una canción de la cual no conocía ni melodía ni artista. Detrás de las letras de ‘Bloody Mother Fucking Asshole’, de Martha Wainwright, se escribe un mensaje dirigido a un padre ‘ausente’. Detrás de Andrea, se esconde una canción favorita reflejo de un capítulo de su vida. “De esta rabia, ira y mala leche tenía que hacer alguna cosa”.

Así, Víctor decidió usar un hacha que ella misma tenía en su piso para el retrato de la chica. Algo que reflejaba la canción y que confirmaba la historia que había detrás; una parte de la vida y personalidad de la joven reflejada en una fotografía.

Lo mismo sucedió con otras historias o pequeñas anécdotas, como la de Marc, que decidió escoger una canción que se ponía cada día antes de entrar al trabajo, porque no le gustaba y era una forma de entrar más relajado, o la de una chica que eligió la canción que compartía con su ex novio. “Si quisiera alargar el proyecto, podría explicar algún día, por ejemplo, las conversaciones que derivaron de todos estos encuentros”.

Empujón local

Inicialmente, el proyecto era mucho más vago, algo que se le ocurrió como muchas otras de las ideas que brotan de la cabeza del fotógrafo de vez en cuando. Pero todo cambió cuando decidió acogerse a una subvención municipal para llevar a cabo el proyecto. Para esas mismas fechas en que le surgió la idea, el Ayuntamiento de Cornellà convocó una ayuda para iniciativas culturales relacionadas con la ciudad.

Víctor decidió entonces desgranar el proyecto, hacerlo más concreto y enfocarlo a ámbito local. Fue allí cuando tuvo que delimitar el tipo de participantes, el número y enfocar bien el proyecto, además de decidir dónde y cómo quería presentar su creación. Cuando tuvo la garantía de que le habían concedido dicha ayuda, se puso manos a la obra y empezó a trabajar seriramente en el proyecto.

El cornellanense reconoce que, sin este pequeño empujón, le habría sido realmente difícil sacar adelante el proyecto, pues sólo la impresión de las fotos ya conlleva un gran coste económico. “Pero yo no quería beneficio, simplemente subvencionar el proyecto”. Suya fue además la elección del espacio. “Fui uno de los fundadores del Festival Retina, a través del cual conocí el espacio y a la gente que lo gestiona. Pregunté y me aceptaron poder exponer la muestra final aquí, me parece el espacio idóneo pues es la última biblioteca inaugurada en la ciudad y es un equipamiento con muchas posibilidades”.

 ¿Cuál es tu canción favorita?

La idea original del cornellanense fue modificándose conforme avanzaba el proceso, incluyendo y excluyendo aspectos que la acompañaban. Uno de ellos fue su propia aparición. Inicialmente, Víctor Garrido pensaba retratarse también a él mismo con la ayuda de otra persona que interpretara su canción favorita, pero que finalmente no pudo colaborar.

Sin embargo, el autor sí llevó a cabo un cuidadoso proceso para decidir cuál era su canción favorita, una decisión que en muchos casos parece complicada. “La gente se justificaba diciéndome que podían decirme su canción favorita en ESE momento, pero que ésta iba cambiando constantemente”. Precisamente ese suele ser el problema principal de la mayoría: ¿Qué significa canción favorita? ¿Que refleje tu personalidad, te inspire, te acompañe siempre o sólo ahora?

Para poner solución a esta difícil elección, Víctor ideó un proceso “a partir de una lista propia que empecé en 2011 y que incluye unas 1.500 canciones que me han marcado en algún momento de mi vida”. Redujo la lista a 50, “las llevaba en el móvil y las iba escuchando cada día, iba descartando hasta que al final me quedé con 3”. La definitiva, ‘Where is My Mind’ de Pixies, la supo en cuanto “la volví a escuchar y me emocioné tanto como cuando vi por primera vez ‘El club de la lucha’ –clímax del filme-.

“Quizá porque es símbolo de mi generación, del cine o por todo el imaginario que tengo en la cabeza, una mezcla de factores que hicieron que me decidiera por ella”. Un proceso que la gente no suele hacer, pero que puede llegar a determinar algo íntimo, personal y único para una persona como es ‘su canción’ y, por tanto, un reflejo de ella misma.

Gran acogida vecinal

El resultado de todo este original y novedoso proyecto se puede ver hasta el próximo 5 de septiembre en la Biblioteca de Sant Ildefons de Cornellà, a la que han acudido ya algunos de los protagonistas de estos retratos, con los que Garrido pudo hablar. “Dos o tres personas me han pedido ya incluso quedarse la fotografía y si cuando se desmonte la exposición están en buen estado, se la daré sin problema”, dice el fotógrafo.

A la inauguración, celebrada el 18 de julio, acudieron entre 40 y 50 personas. Algo que alienta y motiva al autor, más todavía sabiendo el mérito que hay detrás de un proyecto que ha llevado a cabo de manera personal y que ha gestionado él exclusivamente, desde la elección del espacio hasta la planificación de la inauguración, valiéndose una vez más de sus estimadas redes sociales.

Unas 50 personas acudieron a la inauguración en la Biblioteca de Sant Ildefons el pasado 18 de julio

“Hice un llamamiento a través de las redes y la verdad es que tuvo una buena acogida. Es un proyecto que pese a la ayuda –que la ha habido- he hecho yo solo, tanto proceso de planificación y ejecución como el de difusión. No he pedido ayuda a medios de comunicación ni nada parecido y lo he hecho aprovechando mi entorno”.

“Estoy contento con el resultado”, concluye el artista. Un resultado que es la parte visible de un proyecto trabajado durante siete meses, de una idea venida de tiempo atrás. Ahora, los vecinos y vecinas de Cornellà –y de más allá- pueden deleitarse e incluso ‘jugar’ a adivinar qué canción se esconde detrás de cara rostro y comprobar si, realmente y como se piensa, dime qué escuchas y te diré, quizá no cómo eres, pero sí cómo te veo.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando