Ir a contenido

DOS ARRESTOS EN DOS SEMANAS

Descubren 20 kilos de hachís en una tienda de ropa de Cornellà

Los Mossos detuvieron al propietario tras registrar el local, en el que encontraron droga y dinero en metálico

Los agentes arrestaron también en Cornellà a un conductor que portaba cocaína por valor de 3.000 euros

ACN

Los 20 kilos de hachís comisionados en Cornellà junto a dos perros de la unidad canina

Los 20 kilos de hachís comisionados en Cornellà junto a dos perros de la unidad canina / Mossos d'Esquadra

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado jueves 28 de junio al propietario de una tienda de ropa de Cornellà tras descubrir que escondía 20 kilos de hachís en el interior del establecimiento.

Una inspección administrativa conjunta de Mossos, Guardia Civil, Policia y Guardia Urbana descubrió en el local una bolsa que desprendía un fuerte olor a hachís y, en su interior, encontraron la droga distribuida en paquetes.

El registro del local fue ayudado por una unidad canina y permitió localizar una pieza más pequeña de hachís, de unos 20 gramos, y 550 euros en metálico procedentes, presuntamente, de la venta de sustancias estupefacientes.

Tras el registro, los agentes detuvieron al responsable de la tienda por un delito de tráfico de drogas. El hombre, de 36 años, tenía seis antecedentes por delitos contra el patrimonio y pasó a disposición judicial, donde se ordenó su ingreso en prisión.

Cocaína por valor de 3.000 euros

Esta no ha sido la única detención ligada al tráfico de drogas producida en las últimas semanas en Cornellà. El pasado miércoles 4 de julio, los Mossos arrestaron al conductor de un turismo que llevaba una roca de 50 gramos de cocaína valorada en 3.000 euros.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21h cuando una patrulla de paisano detuvo al vehículo, en el que viajaban tres ocupantes a los que se reconoció por tener varios antecedentes delictivos. Los agentes procedieron a registrar a los ocupantes, encontrando en la ropa interior del conductor una pieza de cocaína en forma de roca.

El pesaje y posterior análisis determinó que se trataba de una pieza de 50 gramos de cocaína de gran pureza, destinada normalmente al tráfico previa adulteración con sustancias de corte de diferentes tipos, para aumentar su peso y obtener así más beneficios.

En el registro del vehículo se localizaron dos gramos más de cocaína, ya individualizados y preparados para su distribución. Ante las evidencias, los agentes comisionaron las substancias y detuvieron al conductor, de 35 años y vecino de Viladecans, por un delito contra la salud pública.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando