Ir a contenido

CICLO DE DEBATE

El Cornellà Creació Fòrum debate sobre los desafíos de las metrópolis

La socióloga Saskia Sassen y el arquitecto Luis Vidal comparten dos visiones distintas de entender el futuro de las ciudades

Aitana Glasser

La socióloga Saskia Sassen y el arquitecto Luis Vidal debatieron sobre ciudades y globalización en el Cornellà Creació Fòrum

La socióloga Saskia Sassen y el arquitecto Luis Vidal debatieron sobre ciudades y globalización en el Cornellà Creació Fòrum / Procornellá

‘¿A quién pertenece la ciudad?’ se preguntaba la edición de mayo del Cornellà Creació Fòrum. La respuesta, depende de quién se la dé. La socióloga Saskia Sassen y el arquitecto Luis Vidal han expuesto este viernes dos visiones distintas de encarar la problemática por la que atraviesan las ciudades en un mundo globalizado como el nuestro.

Luis Vidal ha hecho referencia a la necesidad de aprovechar el potencial que tienen las grandes ciudades a nivel de infraestructura y tecnología, potenciando especialmente la que asegura es “la puerta de entrada y salida a una ciudad”: su aeropuerto. Con esta premisa, el arquitecto ha puesto de manifiesto la necesidad de aprovechar la capacidad comercial de estos espacios, como ya se ha hecho en ciudades como Pittsburgh, Pensilvania.

Convertir aeropuertos en una especie de “pequeñas ciudades” para favorecer el consumo y el mantenimiento de una sociedad ‘hiperconectada’, en la que se producen cada día “más de 100.0000 vuelos diarios”, según ha asegurado Vidal.

Una visión entusiasta y positiva de la globalización y el crecimiento de las ciudades que contrasta con la percepción de la experta en urbanismo y globalización Saskia Sassen. La socióloga ha hablado de la ‘cara amarga’ de este crecimiento desmesurado del que están siendo testigos las grandes ciudades y cuyo principal problema reside en la compra de edificios.

Las inversiones extranjeras

“En Nueva York se compraron en el año 2014 el equivalente a 44 millones de edificios”, ha afirmado rotundamente Sassen. Sin embargo, no es tanto el problema de la comercialización o la compra-venta de espacios, ni el tipo de inmuebles que se venden sino el hecho de que muchos de ellos estén vacíos y continúen generando beneficios a sus propietarios. Dueños que, por otro lado, casi nunca se sabe quiénes son.

La compra de edificios por parte de actores extranjeros –la mayoría anónimos- es un fenómeno común, que afecta de lleno a urbes globalizadas como Barcelona, a la que Saskia Sassen ha situado en el ‘Top 20’ de ciudades con más captación de inversión extranjera a nivel mundial.

Mientras que la socióloga denuncia el hecho de que en el Reino Unido más de 60.000 propiedades pertenezcan a actores de fuera del país, el arquitecto Luis Vidal insiste en la necesidad de adaptar las ciudades a la realidad social actual, aprovechando las oportunidades que ofrecen. Dos visiones distintas, una más entusiasta y otra más pesimista, de una misma realidad: la de un mundo globalizado que siempre puede ir a más.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA