04 ago 2020

Ir a contenido

3,6 M €

Soterrada la línea de alta tensión que afectaba a Cornellà y Sant Boi

El objetivo principal del soterramiento de la línea aérea es la reducción del impacto ambiental y visual, así como el desarrollo del sector

EL PERIÓDICO / CORNELLÀ / SANT BOI

El acto simbólico del soterramiento de la línea.

El acto simbólico del soterramiento de la línea.

Desmontada, en un acto simbólico, una de las torres de la antigua línea eléctrica de alta tensión que une las subestaciones de Sant Boi de Llobregat y Sant Joan Despí, y que afectaba a su tramo final la trama urbana de Cornellà de Llobregat y de Sant Joan Despí, más concretamente el barrio cornellanense de la Fontsanta y Can Fatjó.

Esta línea, a partir de una una obra ejecutada por la AMB, quedó hace unas semanas enterrada en este tramo. El objetivo principal del soterramiento de la línea aérea es la reducción del impacto ambiental y visual, así como el desarrollo del sector.

BALMÓN, PRESENTE

El acto contó con la presencia del alcalde de Cornellà y vicepresidente de la AMB, Antonio Balmón; el alcalde de Sant Joan Despí y vicepresidente de Movilidad y Transporte de la AMB, Antoni Poveda; y el director de la red de alta tensión de Endesa en la División Catalunya Oeste, Francisco López. También ha asistido el gerente de la AMB, Ramon Torra.
 
La parte subterránea de la línea, que data de los años 50, es propiedad de Endesa y está constituida por dos circuitos de alta tensión de 110kV. Antes del entierro tenía su inicio en el antiguo soporte de conversión (torre T.36) ubicado junto a la rotonda entre la av. Barcelona de Sant Joan Despí y la Vía Llobregat, y pasaba por encima de las cocheras de ATM, del barrio de la Fontsanta, las vías del tranvía, las vías de la red de Cercanías de ADIF y terminaba en la subestación de San Juan Despí.

COSTE DE 3,6 MILLONES

La nueva variante soterrada pasa por la Vía Llobregat, entrando en Cornellà por la calle Priorat, pasando por debajo de la Carretera de Sant Joan Despí y vías del tranvía, continuando por calle Montserrat Roig hasta llegar al parque de Destraleta, desde donde se pasa al otro lado de las vías del tren en la C / Lluis Muntadas y así, finalmente, llegar por la av. de las Flores en Sant Joan Despí y en la subestación.
 
Dado el carácter intermunicipal de las obras, las tareas de coordinación del proyecto fueron encargadas por los Ayuntamientos a la AMB mediante la firma del correspondiente convenio de colaboración a principios del año 2015, aunque las primeras conversaciones entre Ayuntamientos y Endesa al respecto de esta actuación datan del año 2008.
 
Los trabajos principales de la actuación han tenido un coste global de 3,6 millones de euros y han sido financiados íntegramente por ambos consistorios.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA