Ir a contenido

'Cornellà, ciutat de la lectura'

Cornellà tendrá dos nuevos espacios para fomentar la lectura

Los barrios de Fontsanta-Fatjó y Almeda acogerán las nuevas instalaciones que persiguen promover la lectura como motor de crecimiento y cohesión social

Q.F. / Cornellà de Llobregat

Cornellà contará con dos equipamientos nuevos dirigidos al fomento de la lectura, innovadores y a medio camino entre una biblioteca y un centro cívico, en los barrios de Fontsanta-Fatjó y Almeda, las dos zonas menos cercanas al centro del municipio y por tanto más alejadas de las bibliotecas municipales.

Las nuevas instalaciones forman parte del plan estratégico ‘Cornellà, Ciutat de la Lectura", aprobado en 2009, y que tiene como objetivo promover la lectura desde todos los ámbitos sociales y en todas las franjas de edad, con el fin de impulsarla como motor de crecimiento, de cohesión y de conocimiento de los ciudadanos de Cornellà.

Los Espacios de Lectura, proyectos realizados por el Área Metropolitana de Barcelona, tendrán una superficie de 700 metros cuadrados aproximadamente cada uno, divididos en dos plantas, con el objetivo de dejar libre una parte del solar edificable para que el equipamiento se integre en el espacio público y los usuarios puedan disfrutar de la lectura tanto en el interior como en el exterior de las instalaciones.

Además, los espacios estarán formados por comparticiones móviles, que permitirán redistribuir los ambientes según las necesidades del momento. Esta flexibilidad también servirá para mantener abiertas determinadas salas del edificio mientras que otras permanecen cerradas, con la idea de que una parte esté abierta las 24 horas del día y se pueda utilizar como aula de estudio.

Los nuevos equipamientos, de carácter cultural, cívico y familiar, contarán con salas de lectura y un punto de préstamo que se nutrirá del fondo local de la Red de Bibliotecas de Cornellà (XBC).

También dispondrán de espacios polivalentes y pequeñas aulas donde se podrán organizar formaciones, talleres, conferencias y reuniones. El objetivo es convertirse en un punto de encuentro de los vecinos del barrio que facilite el acceso a la información, el intercambio de ideas y el diálogo, y donde la lectura sea el eje de las múltiples actividades que se desarrollen.

Según las previsiones, las obras comenzarán a partir del verano de 2016.

Las zonas verdes también serán salas de lectura

El Espacio de Lectura del barrio de Fontsanta-Fatjó se situará en el Parque de la Infanta, junto al campo de fútbol municipal del barrio y enfrente del Citilab y a la parada de Fontsanta-Fatjó del Trambaix.

Aprovechando que en este solar existe un talud, el edificio tendrá dos entradas: una en la planta superior que dará en la carretera de Sant Joan Despí, y la otra a la planta inferior que dará el parque.

La fachada de la planta baja, donde se prevé que se localicen las salas de lectura, será abierta ya que estará conformada por unas grandes vidrieras que irán de pared a pared. Así, el parque se entiende como una tercera sala de lectura, trabajando la idea de poder conquistar el espacio público como un buen lugar para leer.

En el barrio de Almeda, el nuevo Espacio de Lectura se situará junto al Casal de ancianos, donde actualmente están las canchas de baloncesto y fútbol, zonas de juegos infantiles y espacios verdes.

La construcción del nuevo equipamiento tiene como finalidad reordenar esta zona: desplazando las pistas, reubicando los juegos infantiles y ganando un nuevo espacio verde ante el nuevo edificio, con el objetivo de configurar una zona amable y acogedora para las familias.

Al igual que en Fontsanta, el edificio tendrá las mismas características, contará con dos plantas, pero en este caso sólo dispondrá de un único acceso por la planta baja, que se abrirá a través de grandes cristaleras a un nuevo espacio público más verde, más accesible y más cohesionado. La parte posterior de la instalación dará a la zona industrial.

Los nuevos Espacios de Lectura de la ciudad complementarán la oferta de la Red de Bibliotecas de Cornellà, formada por la Biblioteca Central, Marta Mata y la Sant Ildefons. Entre las tres bibliotecas suman 38.592 usuarios, es decir, un 44,18% del total de la población y cuentan con una colección de más de 160.000 libros y documentos.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA 

0 Comentarios
cargando