Polémica ante la consulta del 9-N

Balmón rechaza hablar de la consulta del 9-N en el pleno de Cornellà

La ANC de Cornellà denuncia la actitud del alcalde y asegura que "ha pisado todas las líneas rojas en el desprecio hacia el proceso"

1
Se lee en minutos
Q.F. / Cornellà de Llobregat

Cornellà de Llobregat no sólo se ha negado a colaborar en la consulta del próximo 9 de noviembre sino que también ha impedido que se hable del asunto en el pleno municipal según recoge el Llobregat Digital.

El grupo municipal de Convergència i Unió presentó una moción para pedir el apoyo del consistorio a la consulta en el pleno ordinario del pasado 25 de septiembre (y no en un pleno extraordinario como ha ocurrido en muchos municipios catalanes).

Aun así, la Junta de Portavoces, a petición del PSC (partido con mayoría absoluta), evitó que el debate sobre la moción llegara al pleno amparándose en el artículo 133 del Reglamento Orgánico Municipal que afirma que “no se pueden presentar mocione sobre asuntos que exceden la competencia municipal”.

Las reacciones no se han hecho esperar y el portavoz de CiUJordi Rosell, afirma en declaraciones al citado medio que “el PSC sigue dando la espalda a todo movimiento de participación ciudadana, tanto si es del ámbito nacional, como la consulta del 9-N, como si se trata de la estricta participación de los cornellanenses, como el Cornellà Decideix”.

La ANC  Cornellà también se ha pronunciado al respecto y, en un comunicado, denuncian la actitud “inaceptablemente autoritaria” del alcalde, Antoni Balmón, quien consideran que  “ha pisado todas las líneas rojas en el desprecio hacia el proceso”.  Aseguran que la obligación de Balmón es “escuchar la voz de los ciudadanos y no impedir su manifestación. Pero, lo que sobre todo es inadmisible, es la prohibición del simple debate en los órganos de representación municipal”.

Noticias relacionadas

Por su parte, las fuentes municipales consultadas no han querido hacer declaraciones al respecto.

Más noticias de Cornellà