27 may 2020

Ir a contenido

Cornellà calienta motores para el Festival de Pallassos con una muestra de retratos en la calle

El certamen tendrá lugar del 23 al 28 de octubre, reduciendo a la mitad su durada

J.SALICRÚ / Cornellà de Llobregat

En distintas calles y plazas de Cornellà, desde este lunes 15, se han instalado unos plafones de 3 por 2 metros con fotografías de payasos internacionales que el fotógrafo, Asier Bastida, fue a buscar a Bilbao, Gasteiz, Barcelona, Madrid y Perpiñán. Se trata de la exposición 'Clowntrait', realizada por un fotógrafo vasco apasionado por este mundo y que sirve para preparar la ciudad para el Festival Internacional de Pallassos que se celebrará a final de mes. 

Esta exposición se instaló por primera vez en mayo en Leioa, en el denominado Gran Bilbao. Durante dos semanas, sus habitantes se encontraron con 'clowns' gigantes que representaban distintos aspectos del mundo del circo. Ahora, la misma muestra puede verse en Cornellà hasta el 28 de octubre, el último día del festival.

"Clowntrait pretende rebobinar a los recuerdos de la infancia, a los circos, y la inocencia de la niñez. Es para mi una vuelta al pasado, un viaje hacia atrás en el tiempo para recuperar algo que me dejé olvidado", se puede leer en su blog.

Por otra parte, este jueves 18, tendrá lugar la entrega de los galardones 'Nas d'Or' y 'Somriure del Festival', en el Dipòsit Circular del Museu Agbar de les Aigües. En esta ocasión, los ganadores son el payaso Tortell Poltrona, primer director del certamen, y AFANOC, en la categoría de premio solidario.

De hecho, esta es una de las novedades de esta edición: su vocación solidaria. Con una reducción del presupuesto de casi el 40%, la decimoquinta edición de este festival destinará parte del precio de las entradas al hospital de Sant Joan de Déu.