LA GRAN CONFUSIÓN

Por Gemma Tramullas

¿Ampliar un aeropuerto en una zona protegida en plena emergencia climática? ¿Instalar un gran parque eólico en una zona marítima rica en biodiversidad? ¿Cerrar minas de carbón para abrir minas de litio? La sociedad asiste perpleja a una avalancha de datos e informes complejos y a menudo contradictorios. Sin embargo, la incertidumbre no puede paralizar la toma de decisiones que determinarán en gran parte el futuro.

"Cuando tienes declaraciones de emergencia climática por parte de organizaciones y gobiernos pero al mismo tiempo se hacen actuaciones contrarias a este paradigma, la gente se descoloca –afirma Arnau Queralt, director de Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible de la Generalitat–. Hay mensajes muy discordantes y esto mina la confianza en las instituciones públicas y privadas".

El Atlas de la Justicia Ambiental documenta más de 3.500 conflictos en todo el mundo donde confluyen intereses dispares y a menudo irreconciliables.

Este reportaje apunta cinco casos, algunos de los cuales aún no están incluidos en el Atlas que se ve a continuación

⬇️

El biotecnólogo José Miguel Mulet reconoce la dificultad que supone cuantificar tantas variables pero asegura que "es muy fácil que no haya confusión si se hacen análisis de coste-beneficio independientes y que cumplan los estándares científicos". Para el autor de 'Ecología real', en el debate actual "los ecologistas solo chillan y los políticos solo informan de la inversión".

EL PRAT: SIN CUANTIFICAR EL IMPACTO AMBIENTAL

En el caso del aeropuerto de El Prat, el informe encargado por AENA al Laboratori d’Economia Aplicada AQR-lab de la Universitat de Barcelona valoraba el impacto económico de su ampliación sin cuantificar los posibles daños ambientales. "Trasladar monetariamente conceptos abstractos como el cambio climático es altamente complejo", explica Esther Vaya, codirectora del estudio. Aunque reconoce la importancia de estos datos, asegura que no entran ni en la metodología ni en el objetivo de este trabajo.

En su característico estilo, Mulet denuncia la incoherencia política: "Si Barcelona no hace la ampliación perderá oportunidades y luego dirá que ‘Madrid ens roba’. ¿Los que defienden el decrecimiento se harán responsables de la pérdida de empleos? ¿Cómo puede estar Ada Colau en contra de la ampliación y salir tan orgullosa en el Mobile? ¿Por qué no informa del impacto de la huella de carbono del Mobile?".

1/ MOLINOS DE VIENTO EN EL CAP DE CREUS

El parque eólico marino Tramuntana prevé instalar 35 aerogeneradores gigantes a 24 kilómetros de la bahía de Roses, con los que cubriría la el 45% de la demanda eléctrica de la provincia de Girona. La empresa dice cumplir con el principio de precaución que marca la normativa y sus datos parecen convencer a la Generalitat, pero no a la población del Empordà.

Imagen del proyecto.

Imagen del proyecto.

«Ninguna acción climática puede comprometer el buen estado medioambiental y la biodiversidad de los pocos lugares que aún están bien conservados –afirma el socioecólogo Rafael Sardà–. No se puede cambiar el lenguaje y seguir actuando igual».

Tras la pandemia, las lógicas de consumo se han modificado, pero en ningún caso han disminuido. ¿Qué nos conviene a largo plazo? Si las respuestas de la ciencia, la técnica y la política no acaban de disipar la confusión, habrá que consultar también otras disciplinas. Según la filosofía, la clave siempre está en la pregunta y, en este caso, concretamente, en el "nos". ¿A quién incluye este nosotros? ¿A los ciudadanos de los países ricos? ¿A la especie humana? ¿A microbios, plantas y animales? ¿A la biosfera? ¿Al planeta?

URGE UNA MIRADA NUEVA

La gran paradoja es que la misma explotación de recursos que ha sido fuente del progreso humano amenaza ahora su existencia, por eso hace falta una mirada nueva para entender y superar la crisis actual. De ahí que no sea extraño que la primera oradora en la manifestación del 19 de septiembre contra la ampliación del aeropuerto de Barcelona fuera una filósofa: "No estamos en contra de los aviones –dijo Marina Garcés en un breve parlamento de tinte ecofeminista–. Decimos no a la ampliación del aeropuerto porque decimos basta a la destrucción de la vida". ¿Pero la vida de quién o de qué?

Foto:

2/ SURF CON INCINERADORA

¿Son compatibles los planes para convertir el pantano de la Baells en una zona lúdica de turismo responsable con una incineradora de residuos de economía circular para producir energía? El caso de la incineradora de Cercs (Berga) está en los tribunales. De momento, la Generalitat ha parado el proyecto por un tema urbanístico: los terrenos de la antigua central térmica, donde se quiere ubicar la incineradora, son ‘emprius’, un tipo de tierra comunal.

Entre las aportaciones más recientes de la ecofilosofía destaca el término "ecología oscura" acuñado por Timothy Morton, nombrado Ministro del Futuro por el CCCB. Para este autor, el ser humano lleva 12.000 años, desde la invención de la agricultura en Mesopotamia, convencido de que la naturaleza es un ente ajeno, un escenario que puede dominar, ya sea para destruirlo o para admirarlo.

REPENSAR EL PODER Y LA VIDA

Para Morton no hay humanos malignos contra una naturaleza pura. Tampoco hay límites claros ni jerarquías en la coexistencia entre lo humano y lo no humano, entre lo natural y lo artificial; al fin y al cabo, el plástico, enemigo público número uno de la era de la sostenibilidad, tiene un origen natural.

Todas estas categorías vendrían a ser un "bucle raro" en el que múltiples interacciones derivan en resultados muchas veces imprevistos. Esto obliga a replantearlo todo, el pensamiento, el lenguaje, el poder y, también, la vida.

La tecnología es muy importante, pero a veces nos ciega y pensamos que supera a la naturaleza

"Estamos cubiertos de piel, contaminación, bacterias estomacales, ADN de otras formas de vida, órganos vestigiales… –escribe Morton en Ecología Oscura–. Si lo quitamos de en medio, estamos haciendo lo mismo que aquello que causó el desastre ecológico".

3/ FUERA EL CARBÓN, DENTRO EL LITIO

Cientos de proyectos mineros para alimentar las baterías acechan Extremadura y Portugal. ¿Oportunidad para zonas deprimidas o colonización nefasta para el medioambiente? "Si la perspectiva ecologista va a consistir solo en reducir las emisiones sin modificar el modelo productivo y extractivo, no hay transición ni hay nada», clama la eurodiputada de Podemos Eugenia Rodríguez Palop, muy crítica con el destino de los fondos europeos de transición ecológica.

Tanto el Pacto Verde europeo como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas ya plantean normativas que no responden al esquema humano-naturaleza, que intentan disociar el crecimiento económico del uso de los recursos y que asumen la complejidad y su derivada, la incertidumbre. Un millón de especies están en riesgo de extinción por la actividad humana. Ninguna actuación, por muy verde que se pinte, puede dañar más la biodiversidad.

TECNOLOGÍA, AHORRO Y EFICIENCIA

"Se habla mucho de renovables, pero nos estamos olvidando del ahorro y la eficiencia –advierte Arnau Queralt–. La tecnología es muy importante pero a veces nos ciega y pensamos que supera a la naturaleza. A la práctica eso quiere decir que no hemos entendido el mundo en el que vivimos y los procesos de los cuales dependemos".

4 / JAQUE AL COCHE EN GALES

El gobierno laborista de Gales (Reino Unido) ha congelado todos los proyectos de construcción de carreteras. Los revisarán y transferirán las inversiones previstas a mantener las vías que ya existen y a mejorar el transporte público.

En línea con el concepto de "autoridad cooperativa" expuesta por el filósofo Daniel Innerarity, la participación ciudadana debería ser obligatoria pero ello exige tener una sociedad madura, crítica, concienciada y exigente con sus representantes políticos. Según la mayor encuesta sobre percepción del cambio climático, el principal factor de concienciación tanto en países ricos como en los de menos recursos es la educación.

DATOS CONTRA EMOCIONES

"Aún hay mucha gente ambivalente y de ahí la importancia de la comunicación de calidad –señala Angela Castrechini, profesora de Psicología Social y Ambiental en la Universitat de Barcelona–. Pero la vida está llena de contradicciones y las personas no somos cien por cien racionales. Si no podemos resolver algo por más que lo racionalicemos, acabamos actuando por intuición, que es un elemento emocional y no solo cognitivo".

5/ UNA PRESA POLÉMICA EN COLOMBIA

Las normativas medioambientales son cada vez más duras en los países ricos, lo que traslada muchos proyectos energéticos a países con menos recursos. En 2019, 234 líderes sociales fueron asesinados en Colombia por oponerse a megaproyectos hidroeléctricos y mineros como la polémica presa de Hidroituango, financiada en parte por bancos europeos.

Castrechini apunta algunos factores que influyen a la hora de actuar a nivel ambiental: "la teoría de la disonancia cognitiva", por la que el cerebro compensa las contradicciones con ajustes que pueden derivar en la frivolización de la información o el autoengaño; "el sesgo de confirmación", que lleva a optar por lo que se ajusta al marco mental de cada uno; "la influencia social", un fenómeno en alza que induce a imitar las acciones del grupo, y "la actitud NIMBY", acrónimo en inglés de No En Mi Patio Trasero. "Somos resistentes al cambio –concluye Castrechini– y hay que dar tiempo y poner recursos para que se den estos cambios".

Ya no se trata de ser amables con algo llamado naturaleza, sino de cambiar la forma de relacionarnos con el mundo. Para ello Timothy Morton sugiere empezar una acción muy sencilla: quitarse los zapatos. "Sentir la alfombra, el parqué, el cemento o la hierba –escribe– puede ser muy revelador".