Cómo montar de forma fácil las cadenas de nieve en las ruedas del coche

Cómo montar de forma fácil las cadenas de nieve en las ruedas del coche
2
Se lee en minutos

Ante los primeros avisos de nevadas generalizadas en España, lo mejor es ser previsores y llevar un juego de cadenas para las ruedas en el coche. Pero no sirve de nada disponer de este accesorio sino sabemos utilizarlo. Por ello te explicamos de una forma sencilla y siguiendo unos pasos básicos cómo montar las cadenas de nieve en las ruedas del coche.

Lo primero es saber en qué ruedas se montan las cadenas:

  • En los coches de tracción delantera, las cadenas deben colocarse en las ruedas del eje frontal.

  • En los vehículos de tracción trasera o propulsión, se situarán en las ruedas traseras.

  • En los coches con tracción total o integral (4×4), habrá que seguir las indicaciones del fabricante para no dañar el sistema, pero por lo general se suelen colocar en el eje delantero.

Una vez tenemos claro en qué ruedas debemos colocar las cadenas de nieve, lo siguiente será proceder a su montaje. Si bien cada fabricante indicará cómo hacerlo, por norma general basta con seguir estos sencillos pasos:

  1. Estira la cadena en el suelo, coge uno de sus extremos y pásalo por detrás de la rueda.

  2. Coge los extremos y cierra el aro por la parte trasera de la rueda.

  3. Pasa los eslabones por encima de la rueda de modo que asomen todas las cadenas.

  4. Une los dos apéndices de la parte superior.

  5. Introduce la cadena que recorre la banda de rodadura por el surco central.

  6. Pasa el tensor inferior y apriétalo de modo que se fije la sujeción.

  7. Asegura la cadena tensora con sus distintos anclajes. Para esto existen varios métodos, dependiendo del fabricante.

Noticias relacionadas

En este enlace de la DGT podrás ver como un Guardia Civil de Tráfico coloca unas cadenas en apenas dos minutos y de forma sencilla siguiendo estos pasos.

Esta explicación sirve para las cadenas metálicas, que son las más utilizadas por su duración y eficacia, aunque pueden resultar las más complicadas de montar. Las cadenas semiautomáticas son más caras pero gracias a un soporte instalado en la llanta se acoplan con gran rapidez Y finalmente, las fundas textiles son muy fáciles de montar, pero no son tan efectivas ante grandes acumulaciones de nieve y sobre todo si hay hielo en la carretera, ya que no lo puede partir como hacen las cadenas metálicas.