29 oct 2020

Ir a contenido

Conducción

Así de peligroso es tener mal recalibrados los sistemas de seguridad ADAS del coche

La causa más común por la que los sistemas ADAS pueden sufrir fallos de funcionamiento es porque sus cámaras y sensores no hayan sido recalibrados, o porque esa operación se haya hecho de forma incorrecta

Claudia Rubio

Así de peligroso es tener mal recalibrados los sistemas de seguridad ADAS del coche

Los sistemas avanzados de asistencia a la conducción ADAS, han supuesto un gran avance en términos de seguridad vial y, además, son los primeros pasos hacia la conducción automatizada. No obstante, estos sistemas no podrían funcionar sin el uso de una serie de cámaras y sensores que van instalados en el parabrisas del coche y que recogen todo lo que sucede alrededor del vehículo.

El hecho de que estos dispositivos se sitúen sobre la luna del coche hace que la tarea de sustitución del parabrisas sea cada vez sea más complicada, puesto que las cámaras y sensores deben ser recalibrados tras cambiar la luna para poder ofrecer una información precisa a los sistemas de seguridad. Esta recalibración debe efectuarse siempre por profesionales, ya que si se realiza incorrectamente puede producir fallos muy graves en los sistemas de seguridad de un vehículo.

¿Los sistemas ADAS pueden fallar?

Como hemos mencionado anteriormente, los sistemas de seguridad ADAS pueden sufrir fallos de funcionalidad si sus cámaras y sensores no han sido recalibrados tras la sustitución de un parabrisas o si dicha operación se ha realizado de forma incorrecta. Cuando los sensores fallan por una mala calibración, el vehículo no es capaz de realizar un reconocimiento fiable del entorno, y esto hace que los sistemas de seguridad fallen, pudiendo provocar un frenazo a destiempo o incluso una colisión o atropello.

Para demostrar las consecuencias de unas cámaras mal calibradas en los sistemas de seguridad ADAS de un vehículo, el instituto MIRA realizó en Reino Unido una prueba denominada `Efecto de la calibración de sistemas ADAS en el rendimiento del sistema AEB¿ con un Toyota C-HR. Para realizar este test, que puedes ver en el vídeo de la parte superior del artículo, Belron Technical diseñó un protocolo de pruebas parecidas a las que se realizan en las pruebas estáticas y dinámicas del Euro NCAP para el sistema AEB. En ellas, el coche probado se lanzó a 50 kilómetros por hora (km/h) contra un obstáculo estático, con una superposición del 100%, -50% y +50%; y después contra un obstáculo dinámico que avanzaba a 20 km/h en la misma dirección, con las mismas superposiciones.

Las conclusiones de este proyecto revelan que existe una degradación progresiva del rendimiento del sistema de frenado de emergencia automática (AEB) cuando la calibración de la cámara instalada en el parabrisas se desviaba de las especificaciones del fabricante. El resultado de la prueba fue una reacción de frenado tardía e incluso una colisión contra un obstáculo, cuando se probó el margen de error de la calibración más alejada de las especificaciones. La conclusión final del informe revela que una mala recalibración representa un riesgo para la seguridad de los ocupantes del vehículo y para el resto de usuarios de la vía.