La fundación Philippe Cousteau firma con ICW Holding un convenio de colaboración para las mascarillas compostables Béjar

Con el obligatorio uso de este producto para la seguridad frente a la pandemia se han vertido al mar más de 705 millones de mascarillas al mes solo en España

La fundación Philippe Cousteau firma con ICW Holding un convenio de colaboración para las mascarillas compostables Béjar
2
Se lee en minutos
R. C.

Coincidiendo con la cumbre climática, la Fundación Philippe Cousteau y ICW Holding firman un convenio marco que supone un hito en el avance de las mascarillas compostables, imprescindibles si queremos evitar la constante contaminación de los mares con millones de toneladas de mascarillas habituales que no se reciclan ni descomponen en menos de 300 años.

Por ello, ICW Holding y la Fundacion Philippe Cousteau, van a colaborar intensamente para el desarrollo y el fomento de los productos sostenibles y de clara influencia en el medio ambiente, en especial en los mares, cuya primera fase son las mascarillas cien por cien compostables de mascarillas Béjar.

ICW Holding Mascarillas Béjar se comprometen con este acuerdo a donar parte de los beneficios obtenidos por la venta de las mascarillas Quirúrgicas IIR y FFP2 100% compostables fabricadas íntegramente en España por la firma Mascarillas Béjar.

Las Mascarillas Compostables Bejar, son las únicas mascarillas de estas características fabricadas en Europa, siendo parte esencial del compromiso por salvaguardar el planeta que define a ICW Holding y que ya ha implementado, desde sus orígenes, en todos y cada uno de sus proyectos emblemáticos.

Unas mascarillas biodegradables y compostables 100% que reducen la huella climática que se ha producido a causa de la covid-19 y el uso obligatorio de las mascarillas. Unas mascarillas que se descomponen en abono a las 8 semanas, lo que contrasta con las mascarillas que se están usando en la actualidad que están hechas a base de productos derivados del petróleo y tardan en degradarse entre 300 y 400 años, con lo que ello implica para la contaminación de nuestros mares y zonas verdes.

 

Con el obligatorio uso de este producto para la seguridad frente a la pandemia, se han vertido al mar más de 705 millones de mascarillas al mes solo en España. Una cantidad de plástico que es ingerido en su mayor parte por los animales marinos y que a través de ellos llega a nuestros platos en forma de micro plásticos, contaminando nuestros mares y bosques, y llegando a ser una parte importante de nuestra dieta actual.

Noticias relacionadas

 

John William Sargent, como CEO de ICW Holding y Antonio Morlanes Remiro, como responsable de la Fundación Philippe Cousteau 'Unión de los océanos', han sido los encargados de sellar este convenio para con ello, definir una estrategia de acciones conjuntas con las que intentar lograr frenar otra de nuestras más virulentas pandemias, los plásticos que contaminan nuestros mares y nuestros bosques y cuya persistencia durante siglos de vida sin reciclarse amenaza el futuro de nuestra biodiversidad y de la vida misma.