COMERCIO ABIERTO, CIUDAD SEGURA

Tejer vida en los barrios

Tres ejemplos de comercio de proximidad, que ayudan a la cohesión social de Barcelona.

Librería Santos Ochoa.

Librería Santos Ochoa.

3
Se lee en minutos

Recibir la recomendación de un libro inolvidable en la librería de siempre; bajar a por el pan a la panadería que ya iban tus padres; o ir al mercado y compartir una nueva receta con la pescadera, son elementos que ayudan a crear tejido y vida en los barrios, fomentando la sensación de vivir en una comunidad de personas iguales, en la que todos los individuos se sienten cuidados por los otros. De hecho, la presencia de ciudadanos en los comercios ayuda a crear la sensación de un barrio seguro, donde la familiaridad con el entorno fortalece la vida en las calles. A continuación, tres ejemplos de comercio de proximidad, que ayudan a la cohesión social de Barcelona.

Librería Santos Ochoa

En Nou Barris se encuentra ubicada la Librería Santos Ochoa. Un espacio que obtuvo el último Premio Comerç Cultural de Proximitat. El local vende libros y cultura, pero también artículos complementarios. Sin embargo, una de sus fortalezas consiste en dedicar 100 metros cuadrados a actividades culturales entre las que destacan cuentacuentos, visitas guiadas, presentaciones de libros, actividades musicales y clubs de lectura. “Nos ha costado mucho llegar al éxito que tenemos hoy. Estamos orgullosos de estar en este barrio, nos gustan nuestros clientes y ellos valoran que estemos aquí”, explica Meli, propietaria de la librería.

Su apuesta por la proximidad les ha permitido fidelizar clientes que valoran su atención personalizada y el agradable ambiente que han conseguido generar. “Es clave ofrecer valor añadido, porque hoy, es muy cómodo comprar un libro por internet. El cliente ha de sentir que va a un lugar en el que va a estar bien”, cuenta Meli, quien cree que es clave apostar por las relaciones sociales: “La compra por internet deshace nuestras relaciones personales, por eso, el trabajo del comercio de barrio es fundamental para mantener a la sociedad unida. Estamos orgullosos por haber apostado por las actividades culturales y por relacionar a la gente, creando tejido social en torno a la cultura”, conluye Meli.

Forn Elias

Desde hace más de 15 años, el Forn Elias ha visto pasar por su obrador distintas generaciones de niños, gracias a una actividad, en el marco del programa del Ayuntamiento de Barcelona de escuelas y comercios, que tiene como objetivo primordial fomentar la cohesión social del barrio mediante la introducción de valores en la población infantil.

Forn Elias, en el Clot.

El Forn Elias es un horno del Clot, que gracias a su pedagogía fomenta la construcción del tejido social del barrio. “Cuando vienen los niños de las escuelas cercanas a la panadería, hacemos una visita, les damos a conocer el oficio del pan y creamos un vínculo. Luego vienen con sus padres y nos saludan con cariño”, explica Anna Elias, propietaria del Forn Elias, horno centenario de la ciudad, que se ha convertido en un lugar de nexo de unión en el barrio.

“Para nosotros es un orgullo fomentar el comercio de proximidad con los más pequeños y establecer una relación que se mantenga muchos años después. Me encanta poder servir a gente mayor, que sus abuelas ya compraban el pan a mi abuela. Es una relación de hace décadas, y hoy tenemos la suerte de tener una gran clientela con la que nos tratamos por el nombre de pila, generando un comercio cercano y familiar”, concluye Anna Elias. 

Mercado Besòs-Maresme

En el barrio de Besòs-Maresme las instituciones y los comercios están trabajando conjuntamente en dar una nueva vida al comercio del barrio, con una clara apuesta por la cohesión del barrio. Por este motivo, el Ayuntamiento de Barcelona está trabajando con el mercado del Besòs-Maresme, la Associació de Comerciants Xavier Nogués y la Associació de Comerciants del 019 en un plan de dinamización que consiga dotar al barrio de una mejor actividad comercial. “Las tiendas son el eje vertebrador del barrio. Si no tenemos comercios, nuestro barrio se convierte en un barrio dormitorio. Queremos que todos creemos una línea de barrio que beneficie al conjunto de la población”, explica Xavier Miravitlles, presidente de la Junta de Vendedors del Mercat Besòs-Maresme.

Noticias relacionadas

Mercado Besòs-Maresme

Para promocionar el comercio de proximidad se van a hacer distintas iniciativas, como la Fira de Comerç al Carrer en la que los negocios ofrecen sus productos en la calle, el Tastatapes Besòs, que ofrece una ruta gastronómica, o la señalización del mercado y de comercios. “El comercio de proximidad es muy importante para tener ciudades más seguras. Si hay comercio, la gente puede salir a la calle, y si hay gente en la calle, todo es más seguro. Queremos que en este barrio haya interactuación entre la gente”, cuenta Xavier Miravitlles.