Volkswagen adelanta los primeros detalles del diseño de la berlina eléctrica ID. Aero

Volkswagen adelanta los primeros detalles del diseño de la berlina eléctrica ID. Aero

Feed

1
Se lee en minutos

La familia ID. de Volkswagen sigue creciendo. Empezó con el ID. 3, al que siguieron el ID. 4, el ID. 5 y el ID. Buzz. Ahora, la marca alemana mira directamente al mercado chino, el más importante del mundo por volumen para coches eléctricos, y ya prepara el lanzamiento de un nuevo ID., el ID. Aero, una berlina eléctrica de cuatro puertas que espera plantar cara directamente al Tesla Model 3 y los competidores locales de Nio, SAIC, Geely y BYD.

La presentación mundial del ID. Aero se llevará a cabo el próximo lunes 27 de junio, pero la marca alemana ha querido desvelar los primeros detalles de una berlina que llegará al Gigante Asiático durante el segundo semestre de 2023 y que, en una versión distinta que se presentará el año que viente, también llegará a los mercados americanos y europeos más tarde.

Primeros bocetos

A falta de datos concretos sobre propulsión, baterías y tecnología, Volkswagen ha empezado a generar expectación por su nueva berlina eléctrica con tres bocetos que permiten adivinar por dónde irán los tiros estéticos. Volkswagen explica que este coche apuntará al segmento generalista, pero que se acercará al espectro premium del mercado. “El ID. Aero pretende ampliar la familia ID. en el segmento de gran volumen para la clase media-alta”.

Noticias relacionadas

Pocos detalles se pueden confirmar sobre esta berlina, que se basará sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen (ID. 3, ID. 4, ID. 5, Cupra Born, Skoda Enyaq, Audi Q4 e-tron…). A partir de los bocetos, el ID. Aero se muestra fiel a su nombre con una silueta en la que impera la fluidez en sus líneas para advertir el trabajo que Volkswagen ha realizado en cuanto a la aerodinámica, un aspecto clave en los eléctricos para maximizar su autonomía

Lo que se presentará el próximo lunes, dice Volkswagen, es un prototipo muy cercano a la versión de producción china, que previsiblemente se montará en una fábrica en el país asiático para ese mercado. Para el resto del mundo, la compañía con sede en Wolfsburgo ya ha confirmado que se producirá en Emden, una localidad al noroeste de Alemania.