Opel recupera el Manta con un MOD eléctrico

Opel recupera el Manta con un MOD eléctrico
4
Se lee en minutos

Presentado hace más de 50 años con un motor de gasolina de cuatro cilindros, el Manta es uno de los modelos más icónicos de Opel. Ahora la firma del rayo recupera este deportivo como el primer MOD eléctrico de la historia de la marca alemana. El nuevo Manta GSe ElektroMOD combina lo mejor de dos mundos: la imagen de un clásico junto a la tecnología más avanzada.

“El Manta GSe combina nuestra gran tradición con el actual compromiso frente a la movilidad sin emisiones para un futuro sostenible. Opel ya es eléctrica con muchos de sus modelos, y ahora el legendario Manta también lo es”, expone el Director General de Opel, Michael Lohscheller.

El Opel Manta GSe ElektroMOD refleja la fascinación de una creciente comunidad de aficionados que transforman coches clásicos como el Manta en los llamados RestoMods, con modernas tecnologías y un nuevo diseño. El Manta 100% eléctrico es tan deportivo como un auténtico Opel GSe y muestra con orgullo sus ambiciones en su nombre: ElektroMOD. MOD es sinónimo de cambio, de sus MODificaciones técnicas y estilísticas, así como de un estilo de vida MODerno y sostenible.

El motor de cuatro cilindros bajo el emblemático capó negro de Opel deja paso a un propulsor eléctrico de 147 CV, lo que convierte al nuevo GSe en el Manta más potente fabricado hasta la fecha en las dependencias de Opel. En 1974 y 1975, el Manta GT/E fue el modelo más potente de la primera generación con 105 CV. El Manta eléctrico de 2021 ofrece un par máximo de 255 Nm de entrega inmediata. Ahora el conductor tiene la opción de cambiar manualmente con la caja de cambios original de cuatro velocidades o simplemente seleccionar la cuarta marcha y conducir en modo automático; la potencia se transmite siempre a las ruedas traseras. De este modo, el Manta sigue siendo un deportivo clásico, con una innovadora y modernizada transmisión.

El propulsor eléctrico se alimenta de una batería de iones de litio de 31 kWh de capacidad, lo que le otorga una autonomía media de unos 200 kilómetros. Al igual que los Opel Corsa-e y Opel Mokka-e de producción, el Manta GSe también recupera la energía en las frenadas y la almacena en la batería. La carga habitual se lleva a cabo a través de un cargador de a bordo de 9,0 kW preparado para carga monofásica y trifásica. Esto significa que se emplean algo menos de cuatro horas en cargar completamente la batería del Manta.

Concepto retrofuturista

El Manta GSe presenta la nueva imagen de Opel. Mientras que el Manta A ha servido de fuente de inspiración para el Opel Vizor de los Mokka y Crossland, el ElektroMOD revela ahora el Opel Pixel-Vizor que se extiende por todo el ancho del vehículo. El Manta GSe puede comunicarse con su entorno a través de toda esta superficie de esta pantalla LED. “Mi corazón alemán se ha ELEKTRificado” se escribe en el nuevo frontal. “Estoy en una misión eléctrica de cero emisiones”, explica el GSe y al momento muestra la silueta de una Manta raya planeando sobre el Pixel-Vizor. La tecnología LED también se emplea en las luces diurnas integradas, los faros y los llamativos pilotos traseros tridimensionales.

La pintura amarilla neón hace juego con el recientemente actualizado Opel CI y genera un gran contraste con su característico capó negro. Los pasos de rueda ahora albergan unas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas especialmente diseñadas por Ronal, con neumáticos 195/40 R17 delante y 205/40 R17 en el tren trasero. El maletero muestra con orgullo la palabra “Manta” con la nueva y moderna tipografía de Opel. Los embellecedores cromados originales de los guardabarros han desaparecido, como ya ocurría en su época con muchos de los coches de competición de Irmscher así como de otros preparadores.

El interior cuenta con la última tecnología digital de Opel. La clásica instrumentación con relojes redondos se ha sustituido por un generoso Opel Pure Panel, como en el nuevo Mokka. Las dos pantallas panorámicas integradas, de 12 y 10 pulgadas, y orientadas al conductor, muestran información importante sobre el coche, como el nivel de carga de la batería y la autonomía. La música llega a través de un dispositivo Bluetooth de la legendaria marca de amplificadores Marshall: un clásico moderno en un clásico moderno.

Noticias relacionadas

Como siempre Opel ha dado especial relevancia al confort, por lo que este Manta eléctrico mota unos asientos deportivos, con una línea central amarilla decorativa, que en su día fueron desarrollados para el Opel Adam S. Ofrecen un nivel de confort y sujeción lateral muy superiores a los del Manta original. El conductor se encuentra en sus manos un volante Petri de tres radios reelaborado por Opel. Se ha mantenido el estilo de los años setenta y el marcador amarillo en la posición de las 12 en punto aporta otro toque deportivo. Además, las superficies del habitáculo y panelado de las puertas ahora son de color gris mate, combinando a la perfección con los demás elementos de color amarillo y negro de este neoclásico. El techo del habitáculo está revestido de suave Alcántara y completa el elegante ambiente del nuevo Opel Manta GSe ElektroMOD.