Toyota, los coches con los que ha conquistado el ‘The Car of the Year’

Toyota, los coches con los que ha conquistado el ‘The Car of the Year’
Se lee en minutos

Toyota es, objetivamente, una de las marcas más grandes del mundo. Siempre en el podio global de ventas, la firma japonesa tiene un gran prestigio internacional cimentado en vehículos fiables, tecnologías adaptadas a cada momento y una historia de éxitos comerciales y competitivos destacable. No obstante, no ha sido Toyota, hasta ahora, una de las enseñas más laureadas en el premio The Car of the Year, que el pasado 1 de marzo conquistó por tercera vez con el nuevo Yaris, que arrasó por su propuesta práctica, su motor híbrido y su emocional versión GR Yaris, un deportivo de los que ya no quedan.

Con este tercer galardón, Toyota suma tres victorias y dos segundos puestos en un premio que se lleva entregando desde 1964, cuando el Rover 2000 se alzó como el primer ‘rey’ de Europa. La marca asiática está lejos todavía de los nueve premios de Fiat, los seis de Peugeot o los cinco de Opel y Renault, pero ahora se les acerca merecidamente con un utilitario que, precisamente, le valió para alzarse con su primera corona en el año 2000. Estos son los coches con los que Toyota ganó el The Car of the Year.

Yaris y Prius, los ganadores

En el 2000, con el cambio de milenio, Toyota se estrenaba en el palmarés del premio más prestigioso del mundo del motor con el pequeño Yaris, un utilitario del que se valoró su diseño exterior e interior, una versatilidad sorprendente pese a su contenido tamaño y un motor de 1.0 litro de 68 CV que la organización definió como “el motor más brillante y eficiente que el dinero puede comprar”. Disponible con silueta de tres o cinco puertas, también se ofertaba la versión Verso, con más espacio interior.

Poco tardaría Toyota en volver a reclamar el cetro después de su victoria en el año 2000. En 2005, el Prius se coronaría tras un primer intento frustrado en 2001, cuando quedó tercero en la final. Según la organización del galardón, el nuevo Prius “tenía todo lo que el original no tuvo”, es decir, un diseño más refinado y una mejor optimización de su tecnología híbrida. Animado por un motor de 110 CV combinado con un propulsor eléctrico, el consumo y las emisiones fueron puntos muy valorados por el jurado, así como la posibilidad de circular en modo 100% eléctrico.

16 años más tarde, Toyota vuelve a ganar con el Yaris, colocando su utilitario en el selecto club de dobles ganadores del trofeo, junto al Renault Clio y el Volkswagen Golf. A diferencia de en su primera victoria, el Yaris ya no sorprende por su tamaño, su practicidad o su precio, ahora lo hace por un diseño más refinado, una mayor calidad percibida y un nivel de seguridad destacable pese, de nuevo, a ser pequeño. El rendimiento y el dinamismo también juegan un papel esencial en esta generación del utilitario, ofrecido únicamente como un vehículo híbrido, por lo que se convierte en un coche de referencia si lo que el cliente busca es un vehículo para la ciudad. Además, la variante de 260 CV, el GR Yaris, ha robado el corazón de muchos aficionados y le ha dado al modelo una dimensión completamente distinta.

Te puede interesar

Con estas propuestas se ha alzado Toyota hasta ahora con el The Car of the Year, quedándose cerca en 2010 con el pequeño IQ y en 2013 con el GT-86, ese deportivo biplaza desarrollado junto a Subaru. El jurado ha elegido y Europa se rinde ahora ante su nuevo ‘rey’, el Toyota Yaris.

Analizamos al Toyota Yaris, el mejor coche de Europa