Las mascarillas y los guantes, en el contenedor gris

La Generalitat refuerza la difusión de consejos prácticos para una correcta gestión de los residuos de la ciudadanía por la covid-19 y la llegada de la Navidad

Consejos prácticos para la ciudadanía

Consejos prácticos para la ciudadanía / Agència de Residus de Catalunya

Se lee en minutos

Ni el váter ni el suelo son una papelera. Las mascarillas y los guantes de un solo uso se depositarán en el contenedor gris, el de la fracción rechazo. En ningún caso se deben tirar al váter ni abandonar en la calle. Son algunos de los consejos prácticos de la Agència de Residus de Catalunya sobre prevención y gestión de los residuos durante la pandemia en la tercera ola de la campaña "Reciclamos bien. Separamos bien”. Ahora se refuerza la difusión haciendo hincapié en el uso incorrecto que se hace del contenedor gris, por los residuos (mascarillas, guantes) ante la situación excepcional creada por la covid-19, que ha provocado un notable incremento de éstos, y  por la llegada de las fiestas navideñas.

El año pasado se generaron en Catalunya cuatro millones de toneladas de desechos, o lo que es lo mismo, 1,4 kilos por habitante al día. Al cabo del año, cada habitante genera 526 kilos de residuos de media. La campaña pretende concienciar más a los ciudadanos, las empresas y las instituciones y aumentar el reciclaje en Catalunya.

El gris no es el contenedor de los perezosos

"Reciclamos bien. Separamos bien" se dirige a los no recicladores para fomentar la recogida selectiva de los residuos bien hecha y recuerda que el contenedor del resto, como su nombre indica, es para los residuos que no se pueden reciclar, no para el uso de los que no quieren hacerlo por pereza. En el rechazo podemos tirar el polvo de barrer, las toallitas húmedas -que muy a menudo se depositan en el váter- y otros productos de higiene como maquinillas de afeitar, cepillos, preservativos, compresas, colillas y cenizas del tabaco y pañales. En cambio, no se deben depositar en este contenedor los restos de comida, vegetales, el papel de cocina manchado o los tapones de corcho, que van en el marrón, el de la fracción orgánica.

Según los últimos datos disponibles del 2019, la recogida selectiva en Catalunya es del 45%. En total, son 1,8 millones de toneladas de residuos, la cifra más alta de la historia, y un 9% superior a la del año anterior. Todavía hay mucho por hacer, pero estamos cerca del objetivo de la Comisión Europea, que establece que los Estados miembros deben alcanzar en el año 2020 al menos el 50% de reciclaje. El 55% restante de la recogida selectiva corresponde a la fracción resto, 2,2 millones de toneladas.

564.000 toneladas menos de gases de efecto invernadero

Hay una diferencia muy grande en las emisiones de gases de efecto invernadero entre si los residuos orgánicos se reciclan o se tiran en una bolsa de basura con todos los residuos mezclados.

En el 2019, la recogida selectiva de los residuos domésticos evitó la emisión de 564.000 toneladas de gases de efecto invernadero, equivalente al CO2 que producen 564.000 vehículos durante un año recorriendo una distancia de 10.000 kilómetros.

Concretamente, con la separación correcta de los residuos orgánicos, contribuimos a conseguir un aire y un agua más puros; mejorar la calidad de la tierra y, en consecuencia, también de los ecosistemas; dar una segunda vida a los desechos y generar electricidad; y multiplicar el reciclaje de otros elementos reciclables como el papel o el cartón.

Consumo responsable, más que nunca con la covid-19

Debido a la pandemia por la covid-19 hemos incorporado entre nuestros productos de uso cotidiano las mascarillas y los guantes, que hay que tirar en una bolsa de plástico perfectamente cerrada en el contenedor gris y evitar tirarlas a las papeleras de la vía pública. Pero, ahora que pasamos más tiempo en casa, también generamos más cantidad de residuos en general. Y, durante la Navidad, esto se acentúa. Es por ello que hay que seguir poniendo especial atención a la prevención y al consumo responsable para minimizarlos.

¿Cuáles son las principales recomendaciones prácticas de la Agència de Residus de Catalunya?

  • Evitar comprar más de lo necesario para que no se dañe y se acabe derrochando.
  • Priorizar los productos que nos permitan reducir envases y envoltorios, así como el capazo, la carretilla y las bolsas reutilizables para hacer las compras.
  • Minimizar el consumo de elementos desechables si hay alternativas reutilizables. Especialmente, priorizar la utilización de mascarillas de uso personal reutilizables y limitar el uso de guantes de un solo uso a favor de la aplicación de soluciones alcohólicas o geles de desinfección.
  • Maximizar la separación en origen y la recogida selectiva de las diferentes fracciones (orgánica, papel / cartón, vidrio y envases ligeros) y tirarlas al contenedor que les corresponde.

En cuanto a los positivos para covid-19, también indica los pasos a seguir en la gestión de residuos en los domicilios. Los residuos de las personas enfermas se deben tirar, sin separar, y encerrados en bolsa en el contenedor del resto.

Te puede interesar

Gestión de residuos provocados por la covid-19

/ Agència de Residus de Catalunya

Para más información se puede consultar en la web de la Agència de Residus de Catalunya.