22 feb 2020

Ir a contenido

TRANSPORTE PÚBLICO

Entra en servicio la estación de Zona Franca de la L10 Sud de metro

La nueva parada es la octava de la línea que entra en funcionamiento y ha supuesto una inversión total de aproximadamente 40 millones de euros

La instalación da servicio de metro a una zona económicamente estratégica que hasta ahora no tenía y registrará unas 3.600 personas usuarias al día

Redacción

Entra en servicio la estación de Zona Franca de la L10 Sud de metro

El Govern de la Generalitat ha puesto en servicio una nueva estación de metro, la estación de la L10 Sud de Zona Franca, en Barcelona. La nueva infraestructura, que se inauguró el pasado sábado, ha supuesto una inversión total de 40 millones de euros y servirá para ampliar la cobertura en transporte público de un importante sector de actividad económica como es la Zona Franca.

La de la Zona Franca es la octava parada de la L10 Sud, después de que en noviembre pasado entrara en funcionamiento la de Ciutat de la Justícia, y la número 159 de la red de metro. Se prevé que registre unas 3.600 personas usuarias al día, que se sumarán a las 18.000 que tiene la L10 Sud actualmente. La puesta en servicio de la nueva estación permitirá ahorrar la emisión de 265 toneladas de CO2 al año. Por otra parte, próximamente se instalarán placas solares.

Es una actuación, por tanto, que permite potenciar el transporte público y contribuye a un sistema de movilidad más sostenible y eficiente, en un contexto de emergencia climática. La obra de la L10 Sud cuenta con el apoyo de los Fondos europeos de desarrollo regional.

La nueva estación conecta una área estratégica económicamente / departament de territori i sostenibilitat

Primera estación en viaducto

Esta estación es la primera de un conjunto de cuatro estaciones en que el trazado de la L10 Sud discurre en superficie y se eleva en viaducto a lo largo de la calle de la Lletra A de la Zona Franca en una recta de prácticamente tres kilómetros. Al tratarse de una estación elevada, tiene una configuración completamente diferente a las estaciones del resto de la línea, que son soterradas. De hecho, será la primera estación en viaducto de la red de metro.

En concreto, la estación consta de 3 niveles diferenciados: la planta baja corresponde al vestíbulo, la planta primera se destina al andén, que está cerrada lateralmente, y en la planta altillo se ubican las salas técnicas. La instalación dispone de dos accesos al mismo nivel desde de la mediana de la calle A, y la conexión con el andén, que es central y tiene 9,6 metros de ancho y 120 metros de longitud, se realiza mediante dos accesos de escaleras, uno de los cuales también cuenta con escalera mecánica, además de un ascensor.

Los trenes que circulan por esta línea, al igual que en la L9, son sin conductor, de estructura ligera y tecnología avanzada, adaptados a personas con movilidad reducida, al igual que las estaciones, y disponen de sistemas de información activa y visual para el pasaje. Los andenes están protegidos con puertas de vidrio. La frecuencia de paso de la L10 Sud es de un tren cada siete minutos en hora punta y, en el tramo común con la L9 Sud, la frecuencia es de dos trenes cada siete minutos en hora punta.

La estación está ubicada en un viaducto / departament de territori i sostenibilitat

La L10 Sud

La L10 Sud, como el sistema L9/L10, es una línea con vocación metropolitana y vertebradora, que dota de servicio de metro a zonas que hasta ahora no tenían y que facilita la interconectividad. En este sentido, la L10 Sud cuenta con un tramo común con la L9 Sud (formado por las estaciones Can Tries/Gornal, Torrassa y Collblanc) y también conecta con la L1 y la L5 de metro, y la L8 y la línea Llobregat-Anoia de FGC.

La línea actualmente en servicio, entre Collblanc y Zona Franca, tiene 6 kilómetros de longitud. Conecta el tronco en servicio de la L9 Sud con los ámbitos de Provençana y la Ciutat de la Justícia, en L'Hospitalet de Llobregat, y los barrios de la Marina y la Zona Franca, en Barcelona.