Ir a contenido

SERVICIOS FUNERARIOS

Áltima busca generar un impacto positivo a partir de cinco ámbitos clave

La compañía ha diseñado un plan de sostenibilidad con el fin de aportar valor social, ambiental y económico a su entorno

Trabaja en los ejes de acompañamiento, medioambiente, proximidad, responsabilidad y desarrollo profesional

Xavi Datzira

El Camino del Bosque, en el cementerio comarcal Parc de Roques Blanques.

El Camino del Bosque, en el cementerio comarcal Parc de Roques Blanques.

Mucho se está hablando de sostenibilidad, vinculada a la lucha por el cambio climático. Pero para la compañía de servicios funerarios Áltima este concepto va mucho más allá, ya que representa una oportunidad para que las empresas puedan afrontar los principales retos de la sociedad y construir una economía más inclusiva. “Para nosotros, la sostenibilidad consiste en lograr un impacto positivo que genere valor social, ambiental y económico, desde el modelo de negocio hasta los objetivos específicos”, explica Santi Cruylles, adjunto al comité de dirección.

En base a ello, Áltima ha puesto en marcha un proceso de estructuración para conseguir que esta idea sea “completa, congruente con la razón de ser de la empresa, que llegue a todos los estamentos de la empresa para conseguir resultados positivos en todos los ámbitos y que sea reconocido interna y externamente”. Su Plan de Acción de Sostenibilidad Corporativa gira en torno a cinco puntos, de los que a su vez se derivan 12 objetivos operativos y 17 ámbitos de actuación, así como 36 iniciativas activas. “Partimos de cinco compromisos estratégicos que están íntimamente ligados a la misma esencia de nuestra empresa: somos funerarios y humanos”, recalca Cruylles.

Acompañamiento a las familias

El primer compromiso hace referencia al acompañamiento a las familias a quienes Áltima presta servicios funerarios integrales, base de su existencia como empresa funeraria y, por lo tanto, base de su programa de sostenibilidad. De él se extraen 4 objetivos operativos en torno a los cuales han puesto en marcha 14 iniciativas sostenibles. Por ejemplo, ofrecer un servicio funerario cada vez más integrado, personalizado y de calidad, con un nuevo sistema de contratación Asesora, así como con un sistema de medición de la satisfacción de las familias. Pensado en ellas también se refuerza el acompañamiento en el duelo por parte de profesionales especializados.

De la misma forma, la empresa busca mejorar la calidad y la innovación del sector funerario, mediante acciones como la promoción del posgrado de Tanatopraxia en la Universitat de Barcelona, la organización de jornadas formativas o la participación en eventos especializados. O la generación de conocimiento relacionado con la atención al final de la vida, a través de la cátedra WeCare, la Tanatopedia o los convenios con colegios de enfermeros y enfermeras.

Medioambiente

Si la conservación del entorno ya había sido una práctica habitual de Áltima, ahora se refuerza con este segundo compromiso estratégico, que incluye 3 objetivos operativos en torno a los cuales han emprendido 15 iniciativas sostenibles. En el campo de la gestión medioambiental eficiente, destaca la reedición del estudio que mide la huella de CO2 que conlleva la actividad en sus tanatorios, cementerios y crematorios, con el fin de idear medidas que ayuden a reducirla. O bien la optimización del consumo de agua y energía consumida.

De la misma manera, Áltima se ha propuesto incrementar sus servicios y productos respetuosos con el medioambiente, con espacios como el Camino del Bosque en Roques Blanques, el Jardín de las Amapolas y las urnas pluviales en Les Pruelles de Sitges o la zona para el esparcimiento de cenizas en Viladecans. También cuentan con distintos proyectos de protección de la biodiversidad, además de acciones dirigidas a la defensa del medioambiente, como el uso de coches fúnebres electricos o un catálogo de féretros y urnas ecológicos.

Tantatorio de Terrassa

Zona exterior del Tanatorio de Terrassa que Áltima inauguró el año pasado.

Proximidad local

Ofrecer servicios locales, cercanos a las personas e instituciones vecinas es el tercer compromiso estatégico de la compañía de servicios funerarios, con el fin de aportar beneficios a su entorno geográfico más próximo. En este ámbito, aparecen tres objetivos operativos. Por un lado, colaborar con las entidades locales para maximizar el valor social a partir de un plan de acción comunitaria. Por el otro, proseguir con la donaciones a entidades próximas, como Cáritas Diocesana en Sant Feliu del Llobregat, la Fundación Marianao o la Fundación Make a Wish. Y, finalmente, proseguir con la colaboración que mantienen con instituciones de su entorno.

Gobierno responsable

Con este cuarto objetivo estratégico, Áltima tiene como misión garantizar una gestión responsable, informada, ética y transparente, a partir de dos acciones. En primer lugar, con la adhesión al Código de buenas prácticas de las empresas funerarias de Catalunya y, en segundo, con la elaboración del Código de Buenas Prácticas de Áltima y su mantenimiento en toda la empresa a través de la actividad del Comité de Conducta.

Desarrollo profesional

Finalmente, la compañía se ha propuesto configurar un espacio laboral inclusivo, motivador y participativo, que ofrezca oportunidades de desarrollo personal y profesional a todos los trabajadores. Para ello, han definido dos ámbitos de actuación. El primero de ellos tiene que ver con las posibilidades de participación y comunicación interna, y se incluyen acciones como premios para las ideas de mejora, una evaluación anual de rendimiento y el mantenimiento de su Colla de Veterans. Asimismo, Áltima cuenta con toda una serie de propuestas relacionadas con la formación continua, así como con la conciliación familiar e incentivos.

Con estos cinco compromisos estratégicos, Áltima se ratifica en el desarrollo de su posicionamiento como empresa sostenible, entendido desde su significado y contenido más amplio y completo. “Estamos empezando a darle forma y estructura, para asegurar que lo hacemos con la máxima eficacia y eficiencia. Los próximos años son clave para que este esfuerzo se desarrolle de manera adecuada y para empezar a tener un impacto positivo en todo el entorno”, concluye Santi Cruylles.

Temas: Funerarias