Ir a contenido

FIN AL 'USAR Y TIRAR'

Cómo Coca-Cola en España está consiguiendo que sus envases sean más sostenibles

La compañía aplica los criterios de la economía circular, como el ecodiseño y el uso de materiales reciclados, para que sus latas y botellas contribuyan a reducir el volumen de residuos generado

Víctor Fúser

Botellas de Coca-Cola que han sido elaboradas a partir de los principios del ecodiseño.

Botellas de Coca-Cola que han sido elaboradas a partir de los principios del ecodiseño.

El actual sistema de consumo basado en el ‘usar y tirar’ tiene como consecuencia la generación de una excesiva cantidad de residuos, muchos más de los que el planeta puede soportar. Por ejemplo, solo en Europa se recogen 2,5 millones de toneladas al año. La urgencia climática pone sobre la mesa la necesidad de replantearse este modelo productivo, en especial en materia de envases. Y hay empresas de la talla de Coca-Cola en España que ya se han puesto manos a la obra para aplicar la economía circular a su proceso de envasado, de tal manera que los materiales utilizados puedan reutilizarse en lugar de desecharse tras el primer uso.

Las latas, botellas y otros envases son una opción cómoda y segura de transportar las bebidas, pero para que sean sostenibles se han de diseñar con criterios ambientales y gestionar adecuadamente tras su uso. Bajo ese concepto circular, el objetivo es que el plástico, el vidrio y el aluminio utilizados puedan tener una segunda, tercera y tantas vidas como sea posible. Sin embargo, dar a los envases más de una vida útil no es tarea fácil, pues requiere la implicación de toda la sociedad.

Ecodiseño

Tal y como explican desde Coca-Cola en España, este trabajo comienza con el diseño mismo del envase, en los que se conocer como ecodiseño: que sea 100% reciclable o reutilizable, que incorpore materiales renovables, que contenga más material reciclado o que sea más ligero para emplear la menor cantidad de material posible. Al mismo tiempo, es necesaria una mayor concienciación ciudadana sobre la importancia de reutilizar y reciclar, una mejora de los sistemas de recogida y gestión de los residuos y el impulso de aquellas investigaciones científicas e iniciativas empresariales que aporten nuevas soluciones.

Como líder de la industria de bebidas, Coca-Cola en España quiere encabezar el cambio y ser parte de la solución. Por eso aplica los principios de la economía circular para cerrar el ciclo de los envases y evitar la generación de residuos. Estas son las principales medidas puestas en marcha:

→ Más material reciclado en los envases

Los envases de Coca-Cola en España contienen cada vez más materiales reciclados o de fuentes orgánicas. Así, actualmente las botellas se elaboran utilizando un 25% de PET reciclado (en 2017 era el 13%) y el objetivo es que, para 2025, el 50% del PET utilizado sea reciclado.

 Envases más ligeros con menor huella ambiental

Los esfuerzos también se centran en aligerar los envases. Cuanto menos pesen, menos recursos se emplearán en su fabricación y más eficiente será el transporte, contribuyendo a reducir las emisiones de CO2. Por ejemplo, la botella Contour de vidrio rellenable, la más icónica de la marca Coca-Cola, ha pasado de los 372 gramos de sus inicios a los 245 gramos actuales, al tiempo que ha aumentado su capacidad de 200 a 237 ml.

 Liderar la innovación en envases más sostenibles

Coca-Cola trata de situarse a la cabeza en innovación en envases sostenibles mediante la investigación, como las que se llevan a cabo en su Centro de Investigación y Desarrollo en Bruselas, y la apuesta por tecnologías rompedoras.  En este sentido, Coca-Cola lanzó en 2009 PlantBottle, un tipo de botella 100% reciclable hecha hasta en un 30% de materiales de origen vegetal. Precisamente, en este formato se comercializan dos de los últimos lanzamientos de Coca-Cola en España, AdeS y Honest. Una tecnología que Coca-Cola comparte ahora con la industria para impulsar el empleo de biomateriales.

Reciclaje

Reciclaje de envases.

 Recoger el equivalente al 100% de los envases comercializados

De nada sirve fabricar envases más sostenibles si, tras usarse, no se recuperan y se quedan en la naturaleza como residuo. Así, Coca-Cola se ha propuesto recoger y reciclar el 100% del equivalente a todos los envases que comercialice para 2025, con la colaboración de ONG ambientales y organismos públicos y privados. Dentro de este compromiso, Coca-Cola en España puso en marcha en 2018 Mares Circulares, un ambicioso proyecto de limpieza de mares y costas, sensibilización ciudadana e impulso a la economía circular, gracias al que cada año se limpian 80 y reservas y fondos marinos de toda España y Portugal.

Para Coca-Cola, cada envase, venga de donde venga, tiene valor y vida más allá de su uso inicial, pero lograr su recogida y mantenerlos fuera del medioambiente es cosa de todos. Nadie puede hacerlo solo. El desafío es inmenso, pero si empresas, gobiernos, ONG y ciudadanos unen esfuerzos para resolverlo juntos, un mundo sin residuos será posible.

Temas: Reciclaje